Abelardo y Big Bird, así explica Plaza Sésamo la migración entre México y Estados Unidos

Hablar de migraciones a los niños desde el juego ayuda a fomentar el respeto y la multiculturalidad

  • Comentar
  • Imprimir
barrio sesamo
Twitter

Para aquellos que aún no lo sepan, cada versión de Sesame Street, conocido en México como Plaza Sésamo y en España como Barrio Sésamo, tiene varios personajes propios. Así le sucede al enorme pájaro amarillo de dos metros, Big Bird, que en la versión mexicana tiene un primo igual de famoso llamado Abelardo con plumaje verde y cara de loro. ¿Saben cómo se llamaba el pájaro gigante en España? Pico Paco, quien hizo apariciones esporádicas en el programa español también fue mítica para varias generaciónes la gallina Caponata, de la extensa familia de Big Bird.

Utilizando la diversidad de personajes y con ganas de unir en vez de separar, los creadores del programa infantil idearon por allá de los años 90 -momento en el que se produjo una fuerte ola migratoria entre México y EEUU- una historia en la que los dos pájaros se encontraban en el programa de Estados Unidos. La visita de Abelardo fue una forma sutil e inocente de plantear la migración al público infantil. Dada la crisis humanitaria y el endurecimiento de la política migratoria de Trump, no está de más rescatar este ejemplo de convivencia explicado con palitos y bolitas.

"Estoy muy emocionado porque mi primo viene de México a verme hoy", dice Big Bird. "Tu nido me recuerda a México", le dice Rosita, uno de los personajes latinos, a Abelardo. "Creo que lo amará", dice Rosita mientras señala una piñata y explica que contiene caramelos y hay que romperla en ocasiones especiales. "Esta es una ocasión especial, aunque ni siquiera sé qué le voy a decir, porque no sé mucho español". Rosita le enseña algunas palabras para que converse con él, como por ejemplo, manzana.

Para el sociólogo experto en migración, Ariel Mojica, lo que muestra el programa puede generar un impacto solidario importante en los niños. Hablar de migraciones desde el juego ayuda a fomentar el respeto y la multiculturalidad. "Sesame Street era una forma en que los niños aprendieran inglés", dice vía telefónica a Verne. "Existe presencia latina entre los personajes, como Rosita o María, pero si te fijas también hay un desconocimiento cultural de México. En el capítulo hay mucho cliché y Abelardo llega como parte de una migración regular documentada, cabe señalar", continúa Mojica quien considera que otros programas como Dora la exploradora o el cortometraje Migrópolis han ahondado en el tema migratorio con más matices.

"Crecí con Plaza Sésamo y creo que es el tipo de enseñanza que los niños deben vivir", cuenta la comunicadora y escritora Kirén Miret. "Los niños deben vivir el tesoro del saber y Plaza Sésamo es una extraordinaria herramienta de diversión con conocimiento para aprender mediante el juego", agrega la periodista creadora de la cápsula radiofónica Niñonautas que explica el mundo a los más jóvenes. En una de sus últimas grabaciones, Miret habla de la migración.

"Migrar es un proceso súper natural, en la cápsula hago la analogía con cómo migran las aves, las mariposas y otros animales porque es una necesidad. De la misma manera las personas buscan la posibilidad de estar mejor y porder subsistir", dice Kirén Miret.

¿Cómo explicar la migración a un niño?

Ariel Mojica lo tiene claro. Además de informar hay que sensibilizar. "Utilizamos juegos para hacer dinámicas sobre migración con niños y jóvenes", explica el sociólogo. "Hablamos del respeto a nosotros y los otros; del rechazo histórico con el migrante repatriado y el migrante en tránsito. Fomentamos el respeto a todos los integrantes de la sociedad y de la familia: madres, abuelos... respeto por la tradición", dice Mojica.

Entre los recursos con los que cuenta para trabajar con adolescentes y niños que viven la migración a un lado y otro de la frontera, pero sobre todo con jóvenes que han vivido la extradición es utilizar los juegos tradicionales mexicanos con temática migratoria. De ahí surgió el juego de Serpientes y Escaleras, donde el objetivo del juego es llegar a la reunificación familiar; o la versión de la lotería migrante en la que en vez de El nopal, La sirena o El diablo, aparecen las cartas de El cholo, El pollero o El sueño americano.

Algunos dibujos de la lotería migrante. Cortesía de Ariel Mojica
Un grupo de personas juega a 'Serpientes y escaleras' en Michoacán. Cortesía de Ariel Mojica

"La migración no se detiene pero hay que informar de lo que está ocurriendo, que los contextos son diferentes a cuando migraron sus padres y sus abuelos y que es más más complicado cruzar al otro lado", cuenta Ariel Mojica, interesado en explicar todas las caras de lo que supone buscarse la vida en Estados Unidos. Sin historias fantasiosas sobre el sueño americano, pero con la plena conciencia de que la gente va a seguir migrando.

"Es importante que los niños entiendan la migración y la acepten porque si se les hace creer que es ilegal la van a repudiar y van a maltratar a los que no vienen de su mismo lugar. Como hacen otras especies, estamos destinados a mezclarnos en busca de una vida mejor", dice Kirén Miret.

Aunque tardan un rato en encontrarse finalmente el pájaro Big Bird se reúne con su primo. Hace unas semanas las cuentas oficiales de ambos personajes volvían a mostrar una visita de Abelardo a California con el siguiente mensaje: "Vivimos en diferentes lugares, pero las familias siempre están juntas en nuestros corazones".

Sigue a Verne México en Facebook, Twitter e Instagram y no te pierdas tu ración diaria de maravillas de Internet.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne