¿A qué puedo jugar estando de fiesta? ¿Y en familia? La guía definitiva para elegir juego de mesa

Preguntamos a expertos en juegos de mesa por sus recomendaciones para jugar con niños, con compañeros de trabajo, con tu pareja...

  • Comentar
  • Imprimir
El catálogo actual de juegos de mesa es gigantesco, así que puedes aparcar el Trivial una temporada y probar otras cosas.
El catálogo actual de juegos de mesa es gigantesco, así que puedes aparcar el Trivial una temporada y probar otras cosas.. Getty

En las noches de fiesta y quedadas familiares existe, desde hace años, un ser temido y amado a partes iguales: el que toca la guitarra. Ese amigo o familiar que, de repente, dice: "¿Y si me saco la guitarra y tocamos unos temas?", que levantará la fiesta para algunos mientras el resto quiere estrangularlo. A esa tipología de amigos se está sumando en los últimos años otra que provoca el mismo amor y odio: el que dice "¿y si jugamos a algo?".

Los juegos de mesa están viviendo un boom en España y el catálogo de juegos disponibles es inabarcable. Según el listado de novedades y próximos lanzamientos que elabora la asociación Jugamos Todos –organizadora del Festival Internacional de Juegos de Córdoba, en el que se anuncia el premio al Juego del Año–, solo en lo que llevamos de 2019 han salido en España más de 600 títulos entre juegos nuevos, reediciones y expansiones.

Para saber qué elegir entre tantísimas opciones –o poder ayudar al que dice "¿y si jugamos a algo?", en caso de que no seas tú– hemos hemos hecho una guía pidiendo a asociaciones, blogueros, podcasters, youtubers, periodistas y negocios especializados en juegos de mesa que nos ayuden a hacer una selección de juegos, según con quién quieras jugar y cuál sea el ambiente. Si quieres leer primero los juegos del tipo que te interesan, aquí tienes el índice de esta guía:

  1. Para jugar con amigos de fiesta
  2. Para jugar con familiares en casa
  3. Para que los niños se entretengan solos
  4. Para pasar la tarde (y la noche) con jugadores experimentados
  5. Para jugar con compañeros de trabajo
  6. Para jugar con tu pareja
  7. Para jugar solo

1. Para jugar con amigos de fiesta

Time's Up, de Peter Sarrett (editado por Asmodee). Es un popular juego por equipos en el que los jugadores tienen que intentar descubrir un personaje histórico o de ficción valiéndose de las pistas –ya sean palabras o gestos– de un compañero. "Como los personajes se repiten en cada ronda (hay tres), se dan situaciones hilarantes intentando recordar cómo los describimos en la ronda anterior", cuenta a Verne Ismael Alonso, encargado de la sección de juegos de mesa del programa Efecto Doppler, de Radio 3. "Es un juego de los que te termina doliendo la tripa de la risa. Ocupa menos espacio que un cubata de DYC-Cola y no provoca resaca alguna (aunque si adicción)". De cuatro a 12 jugadores.

Interferencias, (editado por Goliath). Versión del "teléfono escacharrado" en la que, en vez de pasar una palabra susurrándola de boca a oreja, se dibuja: el primer jugador escribe una palabra y el segundo la dibuja. Después, el tercero escribe lo que cree que es el dibujo del segundo... etc. "El resultado final es absurdo y provoca las risas de todos los participantes", cuenta Alonso. "Es un poco más engorroso por el tema de llevar blocs y rotuladores, pero es ideal para empezar (o acabar) la Nochevieja entre el zafarracho de turrón y los ronquidos del tío Braulio". De cuatro a ocho jugadores, según versión.

Código Secreto, de Vlaada Chvátil (editado por Devir). Es un juego por equipos en el que los jugadores encarnan a espías que se dirigen a una reunión secreta. El jefe de cada uno de los dos equipos tendrá que dar pistas, compuestas solo por una palabra y un número, para que sus agentes adivinen con qué espía están relacionadas. "Casi lo describiría como un un experimento social", cuenta Alonso. "Debes ser capaz de hacer que tus compañeros elijan las palabras adecuadas de entre las que hay desplegadas en la mesa y para ello deben basarse en factores como el pensamiento lateral, los recuerdos comunes o tus conocimientos de la forma de pensar de la otra persona", explica. "Una vez entendido el mecanismo es un juego ferozmente divertido y revelador". De dos a ocho jugadores.

Otras recomendaciones: Misión Cumplida, Team 3,  Dobble, Jungle Speed, Saboteur...

2. Para jugar con familiares en casa

Laberinto Mágico, de Dirk Baumann (editado por Devir). Es un juego magnético de tablero en el que cada jugador representa un mago, que tiene que encontrar objetos mágicos en un laberinto "invsible", creado con el magnetismo de los imanes. "Gusta mucho a los niños y les llama mucho la atención por el poder magnético de los imanes", cuenta a Verne Julia Iriarte, psicóloga y coordinadora de la página de ocio familiar alternativo Bebé a Mordor (BAM). "Es ideal para que ejerciten la memoria, recomendable desde los 5-6 años y divertido tanto para padres como para niños". De dos a cuatro jugadores.

¡Pillado! (editado por Ludilo). En ¡Pillado! los jugadores encarnan a gallos y gallinas detectives que deben descubrir al zorro ladrón moviéndose por un tablero y valiéndose de técnicas de memoria y deducción. "Es un juego cooperativo, que siempre bien para jugar con hermanitos para evitar peleas", cuenta Iriarte. "Se hace muy ameno también para los padres". De uno a cuatro jugadores.

Primer frutal, de Anneliese Farkaschovsky (editado por Haba). Un sencillísimo juego cooperativo de tirar dados en el que el objetivo es recolectar frutas antes de que un cuervo se las coma. "Entra en la categoría de primeros juegos, muy bueno para iniciarse", explica Iriarte. "Pueden jugar niños y niñas desde los dos años, y por sus componentes es ideal para las manitas de los pequeños. Sirve para que interioricen y comprendan las primeras reglas". De uno a cuatro jugadores.

Otras recomendaciones: Speed Cups, Sí, señor oscuro; Virus...

3. Para que los niños se entretengan solos

Rey de los dados, de Nils Nilsson (editado por Haba). En Rey de los Dados los jugadores encarnan al único habitante de un reino deshabitado. Eso, claro, los convierte en los reyes. A partir de los resultados de las tiradas de dados, tendrán que comprar habitantes y localizaciones para hacer de su reino el más próspero. "Hay que tomar muchas decisiones, siempre en relación al azar que nos vayan regalando los dados", cuentan a Verne por Whatsapp Antonio Muñoz, Francisco Moreno y Jesús Belzunce, de la asociación onubense de juegos de mesa Mentes Hexagonadas. "Sencillo y corto, la baraja de personajes hace que cada partida sea diferente". De dos a cinco jugadores.

Sushi Go Party, de Phil Walker-Harding (editado por Devir). En Sushi Go Party las cartas representan diferentes piezas de comida japonesa (makis, sashimis, edamames...) con las que los jugadores tendrán que conseguir completar su meno. La mecánica es sencilla: entre los platos que conforman tu mano, debes elegir uno y pasar el resto a los demás jugadores. "Hay que estar pendiente de lo que hacen los otros jugadores, para al final de cada ronda ir consiguiendo puntos según como nos haya quedado la mesa", explican desde Mentes Hexagonadas. "Muy divertido, dinámico y puede jugar mucha gente a la vez". De dos a ocho jugadores.

Virus, de Carlos López, Domingo Cabrero, Santi Santisteban (editado por Tranjis Games). Un sencillísimo juego de cartas en el que los jugadores deben tratar de "constuir" un cuerpo humano al tiempo que desbaratan el de los rivales lanzándoles virus. "Un juego de autores españoles, divertidísimo y caótico", explican los miembros de Mentes Hexagonadas, que organizan mensualmente unas jornadas familiares de juegos de mesa. "Conseguir tener un cuerpo sano de cuatro órganos y evitar todos los virus y eventos médicos que el resto de jugadores te va a lanzar. Aquí hay que jugar sabiendo que lo divertido es fastidiar al contrario y estornudarle lo más posible.

Otras recomendaciones: Fantasma Blitz, Story Cubes, Bandido...

4. Para pasar la tarde (y la noche) con jugadores experimentados

República de Roma, de Richard Berthold (editado por Edge). Este juego histórico recorre los 250 años últimos años de la república de Roma, desde el siglo III a.C al asesinato de Julio César. En ese tiempo, representado en tres mazos de escenario, los jugadores tendrán que librar guerras, controlar territorios, conspirar contra otros senadores... "Este juego nos encanta, no deja indiferente a nadie porque las partidas están llenas de tensión", cuentan a Verne Carolina Sevilla y José Antonio Calvo, presentadores del podcast de ocio y entretenimiento Polos Opuestos. "Las partidas están llenas de tensión, es un juego político de diplomacia, negociaciones y traición, perfectamente ambientado en la época de la república romana". De uno a seis jugadores.

Battlestar Galactica, de Corey Konieczka (editado por Fantasy Flight). Inspirado en la serie de televisión homónima, Battlestar Galactica es un juego cooperativo de roles ocultos, en la que los jugadores pueden encarnar a los humanos, que deben buscar el mapa que les llevará a la tierra, y los cylons, que quieren destruir a los humanos. "Otro juego que está en nuestro top 5", cuentan los locutores de Polos Opuestos. "De los que generan conflictos y paranoia para encontrar a los infiltrados". De tres a seis jugadores.

Cthulhu Wars, de Sandy Petersen (editado por Last Level). El creador del juego de rol de la Llamada de Cthulhu volvió al universo del escritor H.P Lovecraft con este gigantesco juego de estrategia. "Manejamos a los primigenios [criaturas de otros planetas y dimensiones de las novelas de Lovecraft], que han despertado y solo puede quedar uno", cuentan Sevilla y Calvo. "Tiene unas miniaturas impresionantes". De dos a seis jugadores.

Otras recomendaciones: Scythe, Arkham Horror, Anachrony, Catán...

5. Para jugar con compañeros de trabajo

Dixit, de Jean-Louis Roubira (editado por Asmodee). Es un juego narrativo en el que, por turno, los jugadores ejercen de cuentacuentos y tienen contar algo (una historia, una sola palabra, el título de una película...) que evoque a la carta que pondrá boca abajo y que se mezclará con las del resto de jugadores. "Debes intentar que tu carta la acierte el máximo número de personas pero ojo, si es tan evidente que todo el mundo la acierta perderás", explican a Verne Noemí Blanch y Cati Hernández, conductoras del podcast pank lúdico y feminista Play like a pank. "Con este juego veréis la imaginación de los demás y además cuando se juega en un grupo de persona que se conocen es muy interesante ver cuáles son las pistas y referentes comunes". De tres a seis jugadores, aunque hay una versión (Dixit Odissey) para jugar hasta 12 personas.

Hombres Lobo de Castronegro, de Dimitry Davidoff, Philippe des Pallières y Hervé Marly (editado por Asmodee). Es posible que hayas jugado a este juego en alguna fiesta con alguna baraja clásica, pues es fácilmente adaptable. Los jugadores reparten cartas con roles ocultos, unos hacen de hombres lobo y, el resto, de aldeanos. En cada ronda, el equipo de los lobos ataca a un aldeano, y los aldeanos deben descubrir quiénes son los lobos... Antes de que no queden aldeanos. "Un clásico entre los juegos de roles ocultos, rápido de explicar y que permiten adaptaciones para grupos grandes", explican Blanch y Hernández. De ocho a 18 jugadores.

¡Toma 6!, de Wolfgang Kramer (editado por Mercurio).  "Se trata de colocar tus cartas en orden ascendente, eso sí, no sabeis cuales pondrán los demás... Y si tu carta es la sexta de una fila, deberás llevarte las 5 cartas anteriores", explican las conductoras de Play like a pank. "Juego muy rápido (la acción simultánea hace que no haya entre turnos) y que provoca muchas risas". De dos a 10 jugadores.

Otras recomendaciones: Timeline, Hellapagos, La Cosa..

6. Para jugar con tu pareja

Santorini, de Gordon Hamilton (editado por Spin Master). El objetivo de este juego, ambientando en la isla griega de Santorini, es ser el primer jugador en construir y ascender hasta la cima de una torre de tres pisos mientras intentamos bloquear al resto de jugadores.  "Un juego abstracto donde cada movimiento cuenta, además de ofrecer un modo con cartas de poderes de dioses para cambiar en cada partida", cuentan a Verne Lorena Torres y Andrés Delgado, del blog y canal de YouTube Jugando en Pareja. "La presencia en mesa lo hace simplemente precioso para dejar a la hora del café". De dos a cuatro jugadores.

Cubirds, de Stefan Alexander (editado por Maldito Games). El objetivo de este juego de cartas es conseguir ser el primer jugador en coleccionar siete especies de pájaros distintas –de las ocho que hay–, o dos especies con tres pájaros en cada una. "Conseguir los grupos de pájaros lo más rápido posible no es fácil", cuentan desde Jugando en Pareja. "Tres reglas simples que dan muchísimo de sí. Horas y horas de acumular pájaros". De dos a cinco jugadores.

Fugitive, de Tim Fowers (editado por 2 tomatoes). Un juego de cartas solo para dos jugadores, en el que uno de los encarna a un fugitivo que debe lograr huir y, el otro, el detective que le persigue. "Los juegos del ratón y el gato son conocidos para los amantes de jugar en pareja, pero conseguir esto en un juego de cartas, conseguir representar el miedo a que te pillen y la tensión y frustraciones de no encontrar al ladrón no es una tarea fácil", explican Torres y Delgado. "42 cartas de localización y unas pocas de eventos para darle aún más tensión, y todo en una cajita maletín. Simplemente único". Para dos jugadores.

Otras recomendaciones: Azul, Castillos de Borgoña, Welcome: hacia el perfecto hogar...

7. Para jugar solo

Viernes, de Friedemann Friese (editado por Edge). Un juego de construcción de mazos concebido para jugar, única y exclusivamente, en solitario. "Encarnas al mítico personaje [de la novela Robinson Crusoe] y te vas enfrentando a la isla para, poco a poco, salir fortalecido", explica a Verne Luis Pedro Honrado, autor de la cuenta de Twitter especializada en juegos en solitario A solas y miembro del podcast Solo en Balda. El desenlace del juego es una batalla contra los piratas, y no siempre se gana. Para un jugador.

Arkham Horror: el juego de cartas, de  Nate French (editado por Fantasy Flight). El juego de cartas de Arkham Horror es uno de los títulos más populares de Arkham Files, la colección de la editorial Fantasy Flight de juegos que giran alrededor del universo del escritor H.P Lovecraft. "Uno de los juegos más temáticos que hay", cuenta Honrado. "Tienes que jugar a través de una campaña [una historia individual y con varios finales posibles] para evitar que el mundo llegue a su fin con la llegada de los primigenios". De uno a dos jugadores.

Mage Knight, de Vlaada Chvátil (editado por SD Games). Un complejo juego que incluye aventuras en mazmorras, estrategia, construcción de mazos... "Un puzzle quemacerebros que te exige darlo todo para poder ganar la partida, conquistando las ciudades fuertemente defendidas", cuenta Honrado. De uno a cinco jugadores.

Otras recomendaciones: Expansiópolis, El señor de los anillos: viajes por la tierra media, Las Mansiones de la locura, Agrícola...

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Archivado en:

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne