¿Hacia dónde se mueve esta figura? Las tres mejores ilusiones ópticas del año

Si eres propenso a los mareos, ten cuidado con las tres

  • Comentar
  • Imprimir

Las ilusiones ópticas son herramientas que ayudan a entender cómo percibimos la realidad, al darnos pistas sobre las operaciones que lleva a cabo el cerebro para construir nuestra experiencia perceptiva.

Y además, para qué negarlo, son muy divertidas.

Este viernes se han conocido las tres mejores ilusiones ópticas creadas en 2019, según el concurso The Illusion Of The Year Contest. Susana Martínez-Conde, directora del Laboratorio de Neurociencia Integrativa en la Universidad del Estado de Nueva York, organiza este certamen desde 2005, cuando arrancó en su ciudad natal, A Coruña.

La de este año es la XV edición y reconoce el trabajo de psicólogos, neurocientíficos y diseñadores que quieren ayudarnos a comprender cómo vemos el mundo. Un grupo de expertos seleccionó las diez ilusiones finalistas, y los tres ganadores se han decidido por votación en la web de los premios.

1. Ilusión de eje dual

La ilusión ganadora, que se puede ver al inicio de este artículo, es obra de Frank Force, desarrollador de videojuegos estadounidense. En el vídeo se ve cómo la figura gira alrededor de su eje vertical y también del horizontal. Para hacer las cosas aún más confusas, la dirección de la rotación también es ambigua y, por ejemplo, parece girar hacia la derecha o hacia la izquierda. Hay pistas visuales en el vídeo que ayudan a cambiar la percepción del movimiento.

Martínez-Conde explica a Verne en conversación telefónica que se trata de "una ilusión de movimiento ambiguo". En el vídeo "se juega con el fenómeno de que inferimos la tercera dimensión a partir de información bidimensional", pero la información que se nos presenta es escasa y se puede interpretar de varias maneras.

Esta reconstrucción no es tan diferente de la que hacemos en nuestra vida cotidiana, ya que reconstruimos la tercera dimensión a partir de la información de nuestra retina, que es "fundamentalmente plana", explica la neurocientífica. "Las ilusiones ópticas muestran discrepancias entre la realidad y la percepción, lo que ayuda a los investigadores a identificar los mecanismos que nos ayudan a percibir el mundo en general".

2. Cambia el color

Cuando Haruaki Fukuda, neurocientífico de la Universidad de Tokio, titula esta ilusión "cambia el color", está diciendo que tú puedes cambiar el color de la imagen. Es una propuesta, no una descripción. En el vídeo, los puntos del vídeo son rojos y verdes cuando los vemos cayendo hacia abajo. Pero parecen amarillos si vemos el movimiento de izquierda a derecha. Es posible cambiar de forma voluntaria la percepción este movimiento y, por tanto, del color.

Se trata de otra ilusión de ambigüedad, explica Martínez-Conde, en la que podemos interpretar el movimiento de dos formas. Al hacerlo en horizontal, hay además una mezcla de color, porque nos parece que los puntos se desplazan a lo largo de las líneas, mientras que en vertical parece que se mueven las líneas en bloque, pero no los puntos de cada una de ellas. Para la organizadora del concurso, lo especial de este trabajo es la unión de estas dos ilusiones.

3. La ilusión de los círculos giratorios

Los neurocientíficos Ryan E.B. Mruczek y Gideon Paul Caplovitz, de la Universidad de Nevada Reno (Estados Unidos), han creado esta ilusión en la que el movimiento de un círculo central, que siempre gira en círculos, se distorsiona cuando aparece rodeado de otros círculos en movimiento. Así, puede parecer que va en línea recta o que su trayectoria forma un triángulo. El efecto es más evidente cuando se usa la visión periférica. Caplovitz ya fue el ganador del concurso en 2016 y (junto a Mruczek) en 2014.

Para Martínez-Conde, lo interesante de esta ilusión es la importancia del contexto, que puede cambiar nuestra percepción. Ocurre también con los colores, como en la conocida ilusión de Adelson. Los cuadros A y B de la imagen son del mismo tono de gris.

Ilusión de Adelson. Los cuadros A y B son iguales

En la web de los premios hay otros siete finalistas, incluyendo un pájaro de plástico que siempre mira a la derecha, por mucho que lo giremos, obra del matemático Kokichi Sugihara. Martínez-Conde también destaca las flechas de cartón ambiguas, del mago y divulgador científico Matt Pritchard, una ilusión "que se puede hacer en casa" y que además está basada en otra del propio Sugihara, que quedó segunda en 2016.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Entra en El País para participar

Lo más visto en Verne