Sin años bisiestos, hoy sería 15 de julio de 2021

La Tierra tarda algo más de 365 días en dar la vuelta al Sol

  • Comentar
  • Imprimir
Año bisiesto
A pesar de los bisiestos, el calendario falla por 26 segundos. Getty Images

Si no añadiéramos un 29 de febrero los años bisiestos, hoy estaríamos a 15 de julio de 2021. Se trata de un cálculo de Los Angeles Times, que recuerda que la Tierra no tarda 365 días exactos en dar la vuelta al Sol: son 365 días, 5 horas, 48 minutos y 46 segundos. Cada cuatro años hemos de añadir un día más para cuadrar esas horas extra.

Son solo unas horas de diferencia cada año, pero esta diferencia podría acumularse de no ser por los 29 de febrero. Tal y como recordaba EL PAÍS, si no los añadiéramos, “las estaciones acabarían descompasadas del calendario, de tal manera que después de unos 700 años, en el hemisferio norte la Navidad caería en mitad del verano. Al revés, en el hemisferio sur”. De hecho, según el calendario ahora estaríamos a julio, pero seguiríamos en invierno.

¿Cuándo empezamos a sumar días?

El origen de los años bisiestos se remonta a la Roma de Julio César. El dictador introdujo el calendario egipcio de 365 días en la actual capital de Italia y, para ajustarlo, añadió un día cada cuatro años después del 24 de febrero. Este día era el sexto antes de las calendas de marzo, y como se contaba dos veces, era "bis sextus", es decir, bisiesto.

Nuestro calendario actual no es el juliano. El que manejamos a diario es el gregoriano, introducido por el Papa Gregorio XIII en el siglo XVI. En ese momento se hizo un nuevo ajuste: los años divisibles entre 100 no serían bisiestos, excepto si también lo eran por 400. Es decir, 2100 no será bisiesto.

Pero para entonces ya había un descuadre de 10 días que se resolvió, mediante bula papal, eliminándolos. Como explicaba Materia, al jueves 4 de octubre de 1582 le siguió el 15 de octubre de 1582. Este cambio no fue aceptado y aplicado por todos los países a la vez: los ingleses tardaron casi dos siglos y ese es el motivo por el que a pesar de que Miguel de Cervantes y William Shakespeare murieron con diez días de diferencia, compartan la misma fecha de defunción: el 23 de abril de 1616.

Eso sí, a pesar de todos estos esfuerzos, nuestro calendario aún falla por 26 segundos, lo que hará necesario añadir otro día extra en 4909.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Entra en El País para participar

Lo más visto en Verne