Vuelve el bulo de Paul McCartney muerto, en versión Wikileaks

Un periódico mexicano recoge un supuesto cable que certifica que el beatle murió en un accidente de coche en 1966

La organización de Julian Assange desmiente en Twitter la información

La fuente era una noticia publicada hace tres años el Día de los Inocentes en una web española

Esta leyenda urbana se alimenta desde hace medio siglo

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo
Portada de la revista 'Life' donde se cuenta la leyenda urbana
Portada de la revista 'Life' donde se cuenta la leyenda urbana

"Gracias a Wikileaks se ha dado a conocer el cable que va a cambiar para siempre la historia del rock". Paul McCartney murió en un accidente de coche en 1966 y fue sustituido por un doble. Por penúltima vez regresa la leyenda urbana. En esta ocasión ha sido el periódico mexicano Excelsior el que ha reavivado la teoría con lo que consideran el argumento de autoridad definitivo: lo dice la organización de Julian Assange. Un día después de la publicación de esta supuesta exclusiva, Wikileaks la ha desmentido en su cuenta de Twitter. La única fuente que se cita en el texto, la web especializada Music News Television también ha aclarado en su perfil que el diario se ha hecho eco de una noticia que publicaron el Día de los Inocentes hace tres años.

"Un documento secreto de la policía británica, Scotland Yard, de 1966 confirma la muerte del beatle Paul McCartney. Se trata de un acta de defunción fechada el 9 de noviembre de 1966, donde el notario Edward Wallance y el jefe de policía de la época, Jills Templeton, dan fe del trágico acontecimiento. Se detalla que la muerte es debida a un accidente de coche en el que McCartney es arrollado por un camión en el cruce entre las calles de Abbey Road y Belsize Road, en el norte de Londres".

El diario reproduce este informe en el que se supone que se detallan nuevos datos sobre la muerte del beatle sin mencionar la fuente, solo hace referencia a que el portal de noticias Music News Televisión se ha intentado poner en contacto con Ringo Starr para confirmar la información. "De momento no ha trascendido más información. Music News Television, por medio de su corresponsalía en Londres, ha intentado hablar con Ringo Starr, único miembro (ahora con propiedad) que queda con vida de The Beatles. Sin embargo el batería del grupo más famoso de todos los tiempos ha declinado a hacer declaraciones". Por el momento no se puede acceder a esta web por el volumen de visitas que está recibiendo desde que apareciera la exclusiva.

"Me gustaría ver qué decían estos papeles", cuenta a Verne, Héctor Sánchez, periodista y autor de Paul ha muerto (Errata Naturae), un libro dedicado a las mejores leyendas del rock, incluida la del beatle. El escritor investigó todas las teorías que desde hace casi medio siglo alimentan este rumor. En esta ocasión, el supuesto cable recogería las primeras declaraciones de John Lennon a la BBC horas después del accidente: "Lamenta 'profundamente' la muerte de su compañero de grupo y amigo al mismo tiempo anuncia que The Beatles seguirán con su carrera discográfica a pesar de que tendrán que 'replantearse el seguir dando conciertos'. Estas declaraciones fueron archivadas en la cadena por orden del manager de la banda Brian Epstein. Jamás salieron en antena".

El resto de los detalles que aparecen en la noticia son ya conocidos: "George Martin, productor de los cuatro de Liverpool, propuso un sustituto rápidamente ya que se encontraban en mitad de las sesiones de grabación del Sgt Peppers. Aunque fue Ringo Starr, según recoge el cable, quien sugirió al resto de miembros de la banda que dieran una serie de pistas en los futuros discos del grupo “como homenaje a Paul".

La leyenda urbana más longeva del rock

Héctor Sánchez recuerda que todo se supone que comenzó una noche de lluvia de mediados de los sesenta. "Un caballero como McCartney no podía permitir ver cómo una chica caminaba por la calle empapada a las 5 de la madrugada. Se ofreció a recogerla, ella aceptó y subió al vehículo. Al principio, la chica no reconoció a su salvador, pero cuando fue consciente de quién era el hombre que sujetaba el volante, se puso histérica y comenzó a abrazarle. Entonces, el bajista perdió el control del automóvil, se saltó un semáforo y se empotró contra un muro. El coche comenzó a ser devorado por las llamas después de una explosión y el Beatle acabó decapitado, sin dientes y sin pelo. Completamente irreconocible. Paul había muerto", escribió antes de la publicación del libro en la revista especializada Efe Eme.

El rumor comenzó el 12 de octubre, cuando un estudiante de la universidad de Michigan que se identificó como Tom anunció en la radio local la muerte del artista. No solo dio la noticia, además le sugirió al DJ que reprodujera la canción Revolution 9 al revés. El presentador creyó entender: "Turn me on, dead man". (Excítame, hombre muerto). Dos días después, el suceso saltaba a la prensa local. No hizo falta internet, la leyenda comenzaba a difundirse través de los medios tradicionales.

"El siguiente detalle que se conoció fue el concurso de imitadores que Brian Epstein, mánager de The Beatles, convocó para encontrar al sustituto", relata Sánchez. "El ganador fue William Campbell, un policía canadiense que se parecía bastante a Paul, pero que tuvo que someterse a varias cirugías estéticas". Otras teorías apuntan a que se trataba de un bajista canadiense Billy Shears que también se parecía al músico. "Hay muchas webs dedicadas a estudiar este caso, es un pasatiempo muy divertido", opina el escritor. "En algunas, doctores estudian la evolución de los rasgos físicos, en otras los cambios en la voz". Parece no importar que el propio McCartney desmintiera la noticia de su muerte y que su excompañero John Lennon también saliera al paso diciendo que era imposible que el músico pudiera hacer algo sin que el resto del mundo se enterara. Excelsior reproduce un entrecomillado en esta línea: "La rumorología ‘beatle’, que ha inundado tantas y tantas páginas de Internet y artículos de prensa, así como los grupos de Facebook que alegan que Paul McCartney es en realidad una señora, parecían estar en lo cierto. En los próximos días se esperan revelar más detalles del cable".

Esa rumorología, como apunta Sánchez, se supone que ha estado alimentada por los propios componentes de la banda. "Muchos creen que han ido dejando pistas en las portadas de sus discos y en las letras de las canciones", especifica. Estos son algunos ejemplos que han predispuesto a unos cuantos a creer en esta leyenda urbana.

- Entre las canciones que más pistas han dado está How do you sleep de John Lennon: "Quizá esos locos tenían razón cuando dijeron que habías muerto", dice la letra. "Hay que tener en cuenta que la relación entre ambos no era la mejor después de que Lennon dejara la banda", apunta Sánchez.

- La portada de Abbey Road: el entierro de Paul

- La portada de Sgt. Pepper: el funeral de Paul

* Para que no te pierdas nada, nosotros te mandamos lo mejor de Verne a tu móvil: ¡únete a nuestro Telegram telegram.me/verne!

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en Verne