Cuando Gandhi llamaba "querido amigo" a Hitler y otras cartas sorprendentes

El blog 'Letters of Note', que reproduce misivas históricas, cuenta con más de un millón de visitas a la semana

Su autor prepara la segunda entrega en formato libro para otoño

  • Comentar
  • Imprimir

Shaun Usher comenzó a espiar la vida privada de Elvis, Gandhi y Hitler, entre otros, en 2009 por un encargo laboral. El publicista se dedicó a leer las cartas que distintos personajes históricos habían escrito y recibido. El proyecto no funcionó, pero atrapado por estas lecturas, decidió continuarlo por su cuenta en un blog. Letters of Note es una suerte de museo digital de correspondencia que cuenta la cara b de la historia plasmada en los libros. Una guía testimonial que se ha convertido en su medio de vida gracias al millón y medio de visitas que recibe a la semana.

Esta legión de fieles, muchos de los cuales le envían sus hallazgos, conforman una comunidad de casi 90.000 seguidores en Facebook y más de 190.000 en Twitter entre los que se cuentan Nick Hornby y Benedict Cumberbatch, uno de los últimos artistas en participar en una lectura pública de las cartas. En 2013 decidió trasladar el éxito digital al papel con una campaña de crowdfounding para convertir el blog en un libro. En Gran Bretaña se publicó a través de Unbound, una plataforma editorial de micromecenzago, y consiguió en su momento ser uno de los proyectos más exitosos en la corta historia de esta web. Ahora prepara para el próximo otoño la secuela, también a través de pequeñas donaciones por internet, con otras 125 cartas, de las que más de la mitad no han aparecido publicadas en su web.

En España el libro fue editado por la editorial Salamandra con el título Cartas memorables. Estas son algunas de las misivas más sorprendentes que ha recopilado durante este tiempo.

1. Clases de cocina de la Reina de Inglaterra a Eisenhower

Isabel II suele recoger por escrito sus secretos culinarios. Y, una ocasión, le envió una de sus recetas al presidente Eisenhower, quien, por increíble que parezca, los había solicitado previamente. Por eso esta carta resulta asombrosa. Una foto del periódico le recuerda a la monarca que se había olvidado de remitirle una receta como había prometido y así se lo transmite en un texto lleno de buenas palabrasy en el que figuran los ingredientes para hacer sus scones. Aquí un extracto:

Aunque las cantidades están pensadas para 16 personas, cuando el número es menor yo acostumbro a reducir la cantidad de harina y leche, pero empleo los demás ingredientes tal y como se especifican.

Alguna vez he probado a utilizar miel de caña o melaza en lugar de sólo azúcar y también quedan muy bien.

Creo que es preciso batir la mezcla a conciencia durante la preparación y no dejarla reposar demasiado antes de cocinarla. (...)

Ingredientes

MENÚ

SCONES

La receta de los scones que Isabel II envió a Dwight Eisenhower. Archivo Nacional de Estados Unidos

4 tazas de harina 4 cucharadas de azúcar lustre 2 tazas de leche 2 huevos 2 cucharaditas de bicarbonato de soda 3 cucharaditas de crémor tártaro 2 cucharadas de mantequilla derretida".

2. Jack el Destripador envía un riñón al Comité de vigilancia de Whitechapel

Mientras el pánico cundía en Londres por los crímenes de Whitechapel, el presidente del comité de vigilancia que trataba de evitarlos recibió una carta atemorizante firmada por alguien que decía ser el asesino y encabezada con un inquietante "From hell" (desde el infierno). Venía acompañada por una cajita que contenía medio riñón humano. Se creyó que pertenecía a Catherine Eddowes, la cuarta víctima del psicópata.

Sr Lusk: Caballero

Le envio la mitad del riñón que le saqué a una mujer lo he conservado para usted el otro cacho lo freí y me lo comí y estaba muy rico. Puedo mandarle el cuchillo lleno de sangre con el que lo saqué si espera un poco más.

Carta de Jack el Destripador a Geoge Lusk, con el encabezamiento "From Hell": desde el infierno. Archivo de la Policía Metropolitana de Londres / Wikipedia

 

Cójame cuando pueda señor Luck"

3. Los de Sopas Campbell le dan las gracias a Warhol por la publicidad

¿Quién no desearía que su marca se convirtiera en el icono pop por excelencia? A William MacFarland, director de marketing de las sopas Campbell, el artista Andy Warhol le hizo un favor impagable. Mientras el mundo del arte se preguntaba qué era eso del pop art, el feliz directivo le da daba las gracias al neoyorquino con una carta que acompañó, claro, con un lote de latas.

Querido Mr. Warhol:

He seguido su carrera desde hace algún tiempo. Su trabajo ha suscitado un gran interés aquí en Campbell Soup Company, por razones obvias.

En algún momento incluso deseé adquirir uno de sus cuadros con la etiqueta Campbell Soup, pero me temo que se han vuelto demasiado caros para mí.

Aún así, quería decirle que admiro su trabajo y en vista de que le gusta nuestra sopa de tomate, me tomo la libertad de enviarle a esta dirección un par de cajas de nuestra sopa de tomate.

Le deseamos que su éxito continúe y buena suerte.

Cordialmente,

William P. McFarland

Jefe de Marketing"

4. Querido: (De Gandhi a Hitler)

Hitler empezaba a urdir lo que sería la Segunda Guerra Mundial y el líder pacifista intentó detenerle con el poder de la palabra. El dictador nunca recibió su carta y lo más probable es que hubiera desoído sus súplicas. Un mes después, Alemania invadió Polonia.

La carta que Gandhi escribió a Hitler para intentar parar la II Guerra Mundial (Página 328: cortesía de Miranda Davies). 'Cartas Memorables'. Copyright © Shaun Usher, 2013. Copyright de la edición en castellano © Ediciones Salamandra, 2014

Querido amigo:

Algunos amigos han estado pidiéndome que le escriba por el bien de la humanidad. Pero me he resistido a su petición porque me parecía que una carta mía sería una impertinencia. Algo me dice que no debo calcular y que debo hacer mi llamamiento por cualquier cosa que valga la pena.

Es muy claro que hoy en día es la única persona en el mundo que puede evitar una guerra que podría reducir la humanidad al estado salvaje. ¿Debe pagar ese precio por un objetivo, por muy digno que pueda parecerle? ¿Escuchará el ruego de alguien que deliberadamente ha rechazado el método de la guerra, no sin considerable éxito? En cualquier caso espero su clemencia si me he equivocado al escribirle".

5. Elvis le pide a Nixon ser agente federal por su cuenta

Páginas 158-163: Elvis to Nixon – carta de Elvis Presley al presidente Richard Nixon, 21/12/1970; White House Central Files: Subject Files: EX HE 5-1; Nixon Presidential Materials Staff; Archivos Nacionales y Administración de Documentos [versión on-line disponible en www.archives.gov; 1/5/2013] Copyright © Shaun Usher, 2013. Copyright de la edición en castellano © Ediciones Salamandra, 2014
Nixon y Elvis en la Casa Blanca. Getty Images

El mundo está cambiando y el tupé de Elvis empieza a desentonar entre los hippies y el LSD. Preocupado, el cantante, que ya venía desarrollando su obsesión por los cuerpos de la autoridad norteamericanos, le escribe a Nixon para ofrecerse como “agente federal encubierto” a fin de paliar el problema de las drogas. Fue recibido por el presidente y, aunque sabemos que no logró su sueño, las fotos de aquel encuentro son de las más populares de la historia de la Casa Blanca. Aquí un fragmento:

Estimado señor presidente:

En primer lugar me gustaría presentarme. Soy Elvis Presley y le manifiesto mi admiración y el profundo respeto que me merece su cargo. Hace tres semanas hablé con el vicepresidente Agnew en Palm Springs y le transmití mi preocupación por nuestro país. La gente del mundo de las drogas, los hippies, el SDS, los Panteras Negras, etc., no me consideran su enemigo o, como lo llaman ellos, el establishment. Yo lo llamo América y lo amo.

Señor, puedo ayudar a mi país, y para ello haré cuanto esté en mi mano. No tengo otras inquietudes o motivos que no sean ayudar a mi país. Así pues, no deseo recibir título ni nombramiento alguno. Puedo hacer más, y lo haré, si actúo como agente federal por mi cuenta, y echaré una mano a mi manera, comunicándome con personas de todas las edades. Antes que nada soy artista, pero sólo necesito una acreditación como agente federal".

6. Perdona, MTV, mi musa no es un caballo. Fdo: Nick Cave

No se puede tener más gracia rechazando un premio que la que demostró Nick Cave en el 96. El álbum Murder Ballads le había catapultado al mainstream, lo que le valió una nominación para un premio de la cadena televisiva MTV. No le hizo ni la menor gracia, así que lo rechazó con este documento del que reproducimos un pasaje. El propio Cave leyó la carta en un evento organizado por Letters of Note, al que corresponde el vídeo:

Mi relación con mi musa es delicada en el mejor de los casos y tengo la sensación de que debo protegerla de las influencias que puedan herir su naturaleza frágil.

Ella se presenta ante mí con el regalo de una canción y yo a cambio la trato con el respeto que creo que merece. En este caso eso implica no someterla a las indignidades del juicio y la competición. Mi musa no es un caballo y yo no participo en ninguna carrera".

Carta de Jack Kerouac a Marlon Brando: "Escribir novelas se está volviendo demasiado facil, lo mismo con las obras de teatro, escribí la obra en 24 horas". Christie's

7. Hey, Marlon Brando, aquí Kerouac, hagamos una peli

En 1957, antes de que On the road tuviera de verdad una película, a Kerouac se le ocurrió pedirle a Brando que moviera los hilos para que la adaptación fílmica de su novela recién publicada viera la luz. El actor haría de Moriarty y el escritor beat de Sal. Brando nunca le contestó. Pobre. Aquí, parte de lo que le sugería:

Apreciado Marlon:

Rezo por que compres En el camino y la conviertas en una película. No te preocupes por la estructura, yo sé cómo condensarla y reordenar la trama un poco para darle una estructura perfectamente aceptable para una película: convertirlo todo en un solo viaje, en vez de la suma de viajes del libro, que van de costa a costa, un solo viaje de ida y vuelta, de Nueva York a Nueva Orleans, pasando por Denver, Frisco y México, y de vuelta a Nueva York. Ya me imagino las bellas tomas que se podrían filmar con la cámara en el asiento delantero del coche, mostrando la carretera (día y noche) que se extiende ante el parabrisas mientras Sal y Dean cotorrean. Quería que interpretaras ese papel porque Dean (como ya sabes) no es un colgado fanático de los coches, sino un irlandés inteligente de verdad (jesuita, de hecho). Tú interpretas a Dean y yo a Sal (la Warner Bros propuso que yo interpretara a Sal) y yo te enseñaré cómo se comporta Dean en la vida real, no podrías ni empezar a imaginártelo sin una buena imitación".

8. De un niño llamado Fidel Castro a Rooselvelt

Tenía 14 años, no 12 como aseguraba en su texto, pero probablemente sería todavía un chaval barbilampiño. Quedaban 13 años para que liderara la revolución y, un día, en su colegio, se decidió a coger papel y boli para escribirle con su caligrafía cursiva al presidente de Estados Unidos. ¿Motivo? Quería 10 dólares. Le dieron acuse de recibo, pero sin enviarle uno de los verdes, claro. No es que la traducción esté mal, es que, como él mismo advierte desde el principio, no sabía mucho inglés.

Santiago de Cuba

6 de noviembre de 1940

Sr. Franklin Roosvelt, Presidente de Estados Unidos.

Mi buen amigo Roosvelt, no sé muy inglés, pero sí sé bastante para escribirte.

Me gusta oír la radio, y estoy muy feliz, porque oí en la radio que serás presidente por un nuevo (período).

Tengo doce años. Soy un chico, pero pienso mucho, pero no pienso que escribo al presidente de Estados Unidos.

Si quieres, dame un billete de diez dólares verde americano, en la carta, porque he visto nunca un billete de diez dólares verde americano y me gustaría tener uno.

Mi dirección es:

Sr. Fidel Castro Colegio de Dolores Santiago de Cuba Oriente Cuba

No sé muy inglés, pero sé muy mucho español, y supongo que tú no sabes mucho español, pero conoces mucho inglés porque es americano, pero yo no soy americano.

(Muchas gracias) Adiós. Tu amigo,

(Firmado) Fidel Castro

Si quieres hierro para hacer tus varcos barcos yo te enseño las (minas) de hierro más grandes del país. Están en Mayarí Oriente Cuba".

Primera página de la carta de Castro a Roosevelt. Archivo Nacional de Estados Unidos

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne