No son chiribitas, es nistagmo: por qué Marujita Díaz podía mover así los ojos

Es casi imposible hacerlo de forma voluntaria

  • Comentar
  • Imprimir
Marujita Díaz en 'La pérgola de las flores'
Marujita Díaz en 'La pérgola de las flores'

Marujita Díaz, que falleció la mañana del martes, fue actriz, cantante y malabarista ocular. Incluso los que no hayan visto sus películas ni la hayan oído cantar habrán sido testigos, al menos, de su peculiar habilidad a la hora de mover sus ojos de una forma que no es en absoluto frecuente. Tan poco frecuente que resulta muy difícil de aprender y casi imposible de reproducir con la naturalidad que muestra la artista, por ejemplo, en el minuto 1:45 de este vídeo.

Este movimiento incontrolado y repetitivo tan característico que popularmente se llama "chiribitas" tiene un término técnico, “nistagmo”, como explica a Verne el doctor Javier Ruiz Alcocer, profesor titular de Óptica Fisiológica de la Universidad Europea. "Estos movimientos oculares involuntarios pueden ocurrir de un lado a otro, de arriba abajo, o también en un patrón circular, teniendo siempre una alta frecuencia y una baja amplitud".

De entre los tres movimientos, añade, Marujita desencadenaba el nistagmo circular o rotacional. Además, su nistagmo "era voluntario, lo cual es una situación poco frecuente". De hecho, esta condición se asocia generalmente a problemas del oído interno o neurológicos, por ejemplo tras una operación cerebral, y también al albinismo. Además, reduce la agudeza visual: "Si se trata de un nistagmo de larga duración (heredado o adquirido), esta merma de agudeza visual será constante. Sin embargo, si el nistagmo es voluntario, la pérdida de visión dura los segundos que dura el nistagmo".

No es una habilidad que se pueda entrenar y en el caso de intentarlo, "no produce el resultado espontáneo" que conseguía la actriz. Los que lo logran, "lo hacen a partir de un esfuerzo de convergencia (mirando de forma coordinada con ambos ojos para observar un objeto que se acerca)", pero estas personas sólo son capaces "de sostener dicho esfuerzo durante unos segundos". 5 de cada 10.000 pacientes tienen nistagmo patológico, "lo cual hace del nistagmo una condición rara", explica Ruiz Alcocer, que añade que la gente que puede hacerlo voluntariamente probablemente sea aún menos.

Ruiz Alcocer nos detalla las razones fisiológicas de esta habilidad: el "nistagmo voluntario refleja el comportamiento de activación y la supresión del sistema sacádico (el sistema oculomotor generador de los movimientos oculares rápidos). Debido al movimiento voluntario de los ojos, el nistagmo provoca oscilopsia (sensación de movimiento de las imágenes) y consecuentemente visión borrosa, que, como hemos mencionado previamente, desaparece cuando se detiene el movimiento de los ojos".

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne