'Sunburn Art', la falsa tendencia de los tatuajes solares que nadie sigue

Los medios de comunicación han elevado a moda algo anecdótico

Los expertos advierten de que, si fuera cierto, sería como "comprar papeletas para tener cáncer de piel"

  • Comentar
  • Imprimir

Una decena de imágenes llevan varios días dando la vuelta por los medios de comunicación (televisiones incluidas) y redes sociales. Se trata de unos supuestos casos de una nueva “tendencia” tan sospechosa como sorprendente: el Sunburn Art. Es decir, arte hecho con quemaduras de sol que dejan marcas en la piel imitando formas.

Los medios de comunicación de todo el mundo -como Time o ABC News- han convertido en noticia una tendencia que este martes se convertía en trending topic en España. Preguntada por los periodistas, la Fundación sobre el Cáncer de Piel de Estados Unidos y otras asociaciones del sector han advertido del riesgo que supone tomar el sol sin protección y de todos los efectos nocivos -incluido el cáncer- que provoca. Las cuentas de Twitter de la Policía y la Guardia Civil también se han hecho eco.

Sin embargo, el Sunburn Art no ha resultado ser más que una burbuja muy llamativa que ha nacido y crecido en la última semana. Según la herramienta de medición Topsy, en los últimos 7 días se han emitido más de 7.900 mensajes con este término, la mayoría a partir del día 1 de julio. Es cierto que hay una tendencia en redes sociales que antes no existía, pero también que la cifra no es descomunal y que la mayoría de esos mensajes hacían referencia a noticias de medios de comunicación o criticaban la tendencia, no se unían a ella.

El Sunburn Art recuerda a otras “modas” que tuvieron mucha repercusión mediática y que después no resultaron ser reales. Una de ellas fue la que a comienzos de 2014 se bautizó como bikini bridge (puente del bikini). El término hacía referencia a la forma cóncava que hace la braguita del bikini entre los huesos de la cadera de una mujer excesivamente delgada. La supuesta tendencia resultó estar orquestada por la comunidad virtual 4chan.

Luis Ríos Buceta, dermatólogo del Hospital Ramón y Cajal de Madrid y secretario general de la Academia Española de Dermatología y Venereología cuenta que nunca han tenido conocimiento de un caso parecido. "La primera vez que escuché hablar de esto fue ayer, que me enseñaron varios medios de comunicación que hablaban de ello. Yo nunca he visto un caso así pero, si existen, desde el punto de vista médico es una aberración. Se trata de comprar papeletas para el cáncer de piel porque está demostrado que la radiación ultravioleta lleva a eso", explica el especialista.

Aunque esta vez no hemos podido comprobar si se trata de una campaña organizada, estos son los argumentos que para nosotros demuestran que el #Sunburn Art no es más que una anécdota:

1. Son un número muy reducido de fotografías (unas 10) que se repite constantemente

Si echamos un vistazo a las imágenes de Sunburn Art en Twitter y en Instagram y le dedicamos más de tres minutos, es fácil darse cuenta de que las mismas fotografías aparecen una y otra vez. Se trata poco más de una decena de estos supuestos tatuajes que aparecen todo el rato: el geométrico sobre el pecho de una mujer, uno con forma de flor en el omoplato de una joven, un sol en la espalda de una chica con moño, otro de Batman sobre el pecho de un chico...

2. Muchas de las fotografías son antiguas

My tan line is pretty rad. #sun #tanning #sunburntattoo #tanline #tanart #prettycool #lopsided #ohwell

Una foto publicada por Zoe Staley (@killing_zoe) el

Throwback to when I did this shit. #sublime#40oztofreedom#ouch#sunburntattoo

Una foto publicada por Austin Lord (@austin_lordy) el

#SunburnArt is a real thing!

Una foto publicada por Dienna Sanders (@just_dienna) el

Al rastrear las imágenes en Instagram, la red social de la que provienen la mayoría de ellas, podemos ver que varias son de hace 58 semanas o más. Es decir, si hubo un momento en el que más de una persona pensó que esto era una buena idea, fue hace un año.

3. Algunas son claramente falsas

Como esta, que es una ilustración de The Charlotte Observer de 2006 y que comercializa la agencia Getty.

4. Otras no tienen nada que ver con el arte ni con ninguna tendencia

La imagen que aparece a continuación, otra de las que más se está moviendo estos días, pertenece efectivamente a una colección de plantillas para hacerse “tatuajes” para el sol. Sin embargo, son de una noticia de 2007 en la que aseguran que lo ha lanzado el creador chino Yu-Chiao Wang y que se trata de un método de bronceado, supervisado y que “la exposición al sol siempre se realiza con crema protectora”. Nada de quemarse y ponerse rojos, vamos.

Otras, como estas, no son más que las típicas quemaduras que todos nos hemos hecho por estar demasiado tiempo al sol sin crema protectora.

5. Hay imágenes que son de origen desconocido

Una de la que más comentarios ha despertado es la que reproduce a la Gioconda de Da Vinci en el torso de un chico. La imagen está realmente lograda pero es difícil saber de dónde viene y si es original puesto que no se ve quién es el supuesto portador del tatuaje, ni su nombre.

6. Que un número muy reducido de personas lo haga y lo comparta en redes sociales, no quiere decir que sea una moda

Si quitamos las imágenes antiguas, las que son falsas y las que no se pueden comprobar que no son ciertas, ¿cuántas personas se han fotografiado estos días con uno de estos tatuajes? Muy pocas. Aunque las fotos que se repiten una y otra vez fueran ciertas, no se trataría más que de una decena de personas haciendo algo bastante poco inteligente. Además, como decíamos antes, la mayoría de los mensajes en redes criticaban esa tendencia. Pero no es una alarma sanitaria, algo haga furor en las redes sociales ni que los usuarios se sumen en tromba a hacerlo, como han recogido muchos medios de comunicación.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Archivado en:

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne