David Bowie y la famosa maldición de Ramsey

Los goles de Ramsey se comentan en redes por coincidir con muertes de personajes célebres

  • Comentar
  • Imprimir
Ramsey y Bowie
Ramsey y Bowie.

Aaron Ramsey no es un futbolista extremadamente goleador. En concreto, en la liga inglesa ha jugado 172 partidos con el Arsenal y ha anotado 26 goles. Es decir, marca un gol cada seis partidos, aproximadamente.

Pero, en cierto sentido, sus goles son decisivos. Y es que sus tantos suelen venir acompañados de una trágica coincidencia: muchos llegan, día arriba o día abajo, cuando muere un famoso. Y de ahí el origen de lo que se conoce como la 'maldición de Ramsey'.

La lista es extensa, ya que marcó casi al mismo tiempo en que morían Osama Bin Laden, Steve Jobs, Muamar Al Gadafi, Whitney Houston, Chavela Vargas, Bebo Valdés, Jorge Rafael Videla y Robin Williams, entre otros.

El pasado sábado, el centrocampista galés volvió a marcar. Lo hizo contra el Sunderland en un partido de la FA Cup, y era su cuarto gol de esta temporada para el Arsenal:

Y, como un resorte, las redes sociales volvieron a hablar de la maldición de Ramsey:

Pero, en esta ocasión, la supuesta maldición volvió a cumplirse con la muerte de David Bowie:

Es evidente que este hecho no es más que una coincidencia, pero será difícil separarla de los goles de Ramsey. Y lo más probable es que entre a formar parte de ese corpus de maldiciones futbolísticas que tanto se mencionan. Como la de Bela Guttmann, aquel entrenador húngaro que, tras ser despedido, lanzó una maldición contra el Benfica para que no ganara ninguna competición europea en 100 años. Desde entonces, el Benfica ha perdido ocho finales.

También es célebre 'la maldición mundialista de Mick Jagger'. En el Mundial de 2010 acudió junto al ex presidente Bill Clinton para ver un partido de la selección estadounidense, que salió derrotada contra Ghana. En el resto del campeonato apoyó públicamente a Brasil y a Inglaterra, que también cayeron eliminados. Su mal fario alcanzó al siguiente Mundial, el de 2014, cuando publicó unos tuits apoyando a Inglaterra antes de que jugara dos partidos en los que perdió. En sendos conciertos de los Rolling Stones predijo una buena actuación de Portugal y de Italia, que ni siquiera superaron la primera fase. Pero el momento álgido de su maldición llegó en el partido de semifinales que enfrentó a Brasil -la anfitriona- contra Alemania. Mick Jagger apoyaba al equipo local, que sufrió una humillación histórica al caer 1-7 ante sus aficionados, quienes culparon al cantante de la derrota. Jagger se lo tomó con humor al responder: "Yo puedo asumir la responsabilidad del primer gol alemán, ¡pero no de los otros seis!".

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Entra en El País para participar

Lo más visto en Verne