Errejón, no estás solo: aparentar juventud puede ser un problema

Parecer más joven puede hacer que no te tomen en serio (aunque seas diputado)

  • Comentar
  • Imprimir
Errejón el día de la firma de su acta como diputado
Errejón el día de la firma de su acta como diputado.

Recoge la cartera de diputado y hay bromas. Carolina Bescansa lleva a su hijo al Congreso... Y él también recibe. Íñigo Errejón tiene 32 años, pero la corta edad que aparenta acostumbra a ser motivo de bromas en las redes sociales e incluso entre personas cercanas a su partido. ¿Son las risas a costa del político un reflejo de cómo se toma de en serio a los jóvenes –o a los que lo aparentan– en el ámbito público o el laboral?

Según el dossier Los perfiles de la discriminación en España, editado por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, la edad es, después del sexo, el motivo de discriminación más frecuente. El 10,3% de la población señala haberse sentido discriminada por su edad, y el segmento donde este porcentaje es más elevado (el 13,5%) es el que corresponde a las edades comprendidas entre 16 y los 29 años.

"Para cada puesto de trabajo se busca un perfil determinado y es malo tanto parecer más mayor como parecer más joven", explica a Verne Luis Puchol, consultor de Recursos Humanos y autor de libros como Dirección de Recursos Humanos o El libro de la entrevista de trabajo. "Lo que sí he podido observar es que, especialmente de cara a puestos públicos, la gente que piensa que es demasiado joven hace por envejecerse si puede: Felipe González se tintaba las canas de las patillas para aparentar más edad. Otros optan por la indumentaria o por la barba".

Toñi Jara, profesora universitaria de asesoría de imagen personal y empresarial en la Universidad Católica de Murcia, considera que "hay un sector, sobre todo en gente de mayor edad, que muestra prejuicios cuando un profesional aparenta ser muy joven, porque asocian años con experiencia laboral cuando no tiene por qué ser necesariamente así". Y no solo en política: "En muchos sectores buscamos que nos atienda el que parece más mayor porque consideramos que tendrá más experiencia, desde el dentista a la peluquería".

Los reparos hacia la gente de apariencia joven también pueden darse dentro del propio trabajo. "La imagen es siempre el primer impacto que recibimos de una persona y a través del cual emitimos el primer juicio", explica Jara, "de modo que en un primer momento también puede generarse una imagen equivocada por la edad. Sin embargo, ese primer juicio, igual que es el que más rápido se genera, también puede corregirse rápidamente".

Consejos para jóvenes (y no tan jóvenes que aparentan serlo)

1. No ocultar la edad. Aunque en una entrevista de trabajo no pueden realizarse preguntas que vulneren el derecho a la intimidad, lo que incluye preguntas sobre el estado civil o la edad, es recomendable hacer alusión a esta en el currículum: "Si no se hace mención a la edad, por lo general un currículum ni siquiera pasará la criba", cuenta Puchol. "Las empresas tienen unos parámetros establecidos a la hora de buscar a una persona para un puesto concreto, y si hay varios candidatos que se adaptan y de una se desconoce la edad y del resto se sabe, lo normal es llamar a entrevista a las personas de las que más datos se tienen".

2. Actitud. Según explica Puchol, "a la hora de seleccionar personal lo importante es la actitud que muestre en la entrevista". Comportarse de forma decidida, resuelta y serena suele ser más importante que el aspecto externo. "Cuando llaman a alguien a entrevista es porque el currículum ha convencido", explica el consultor, "así que no hay que preocuparse tanto de no parecer muy joven como de mostrar madurez". 

3. No disfrazarse. Si bien evitar colores juveniles o utilizar ropa formal puede sumar unos años al aspecto, Jara recomienda "no pasarse, porque se nota mucho: cuando una persona que aparenta ser muy joven intenta parecer lo contrario, el resultado siempre chirría".

4. Jugarlo como punto fuerte. "Cuando la gente de la que desconfiamos en un primer momento por su juventud demuestra su valía, vale el doble", considera Jara. Y como ejemplo, Errejón: a pesar de las bromas a su costa, la asesora considera que "Íñigo sabe perfectamente que aparenta poca edad, y sabe utilizarlo. Conecta con un público joven y el contraste de su aspecto con cómo habla, su formación... Siempre sorprende".

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne