¿Pero qué hace ese coche mal aparcado en mitad de la nada?

Nación Rotonda comparte un vídeo que muestra otro de los desastres urbanísticos a consecuencia de la burbuja inmobiliaria

  • Comentar
  • Imprimir
Pues no será por sitio
Pues no será por sitio.

El vídeo que Nación Rotonda publicó este miércoles en Facebook muestra a un coche amarillo mal aparcado. El plano se va abriendo a lo largo de los 42 segundos y descubrimos que justo enfrente hay decenas de plazas de aparcamiento vacías y que el coche está perdido en mitad de lo que parece el escenario de una de las películas de Mad Max.

Normal que en Facebook, donde lleva más de 7.000 me gusta, lo hayan titulado "Colega, ¿dónde está mi coche?", en referencia a la delirante comedia en la que dos amigos despiertan tras una noche de fiesta y no recuerdan dónde han aparcado.

Los cuatro integrantes de Nación Rotonda llevan desde 2013 haciendo un inventario visual de los desastres urbanísticos: obras abandonadas, solares a medio urbanizar y, por supuesto, rotondas que no llevan a ningún lado.

En este caso se trata del polígono industrial El Espartal, en Zaragoza, que ha sido objeto de una de las entradas recientes de la página, en la que se puede apreciar la evolución de la zona entre 2003 y 2012. Se inauguró en 2006 y supuso una inversión de 15,9 millones de euros del Gobierno de Aragón. Como se aprecia en las imágenes, los resultados quedaron lejos de las optimistas previsiones.

Desde Nación Rotonda nos explican que cuando comparten una imagen en sus redes sociales suelen poner una foto aérea del sitio y algún detalle que sirve para ilustrar la pifia urbanística en cuestión: “Bancos en mitad de la nada, pasos de cebra a ninguna parte, calles enormes para un tráfico que no existe…”

En este caso, la imagen “ilustra perfectamente el cochecentrismo con el que se diseña”: sí, se trata un polígono industrial en las afueras de la ciudad, pero se asumió de entrada que cada día irían muchísimas personas y todas en coche, sin pensar en otras alternativas. Al final tenemos lo que vemos en la imagen: un aparcamiento vacío y un coche perdido en mitad de la nada, al que no le hace falta ni esforzarse por aparcar donde debe.

Eso sí, en su web no sale la foto del coche de Google Earth que sí vemos en Facebook, ya que en la página siempre optan por publicar la última imagen disponible en el Plan Nacional de Ortofotografía Aérea (PNOA).

Lo que es una incógnita que ni el PNOA ni Google Earth pueden desvelar es por qué aparcó ahí ese conductor: ¿estaba perdido y consultando el GPS para intentar salir de allí? ¿Se trata del sitio más cercano alguna entrada al edificio que no se aprecia en la imagen? ¿O, como en la película antes mencionada, es todo consecuencia de una noche muy loca y muy confusa?

* Para que no te pierdas nada, nosotros te mandamos lo mejor de Verne a tu móvil: ¡únete a nuestro Telegram telegram.me/verneelpais!

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne