¿Puedo andar en bici? 9 preguntas que nos hacemos todos sobre la contingencia en la Ciudad de México

El gobierno de la Ciudad de México reactivó la alerta de contingencia ambiental por una gran concentración de ozono

  • Comentar
  • Imprimir

Desde el lunes 2 de mayo, el gobierno de la Ciudad de México volvió a activar la fase I de contingencia ambiental por altos niveles de ozono en la atmósfera en la zona del Valle de México. ¿Esto que significa? Que los contaminantes que emiten los autos, residencias y empresas permanecen en niveles muy cercanos a la población y no logran subir o ser disipados por el viento, lo que crea esa capa grisácea y densa en el paisaje capitalino.

El gobierno de la ciudad ha emitido algunas alertas a la población sobre qué y qué no hacer en este periodo de mucha contaminación en el aire. Por si no las has visto, le pedimos a Ricardo Torres, investigador del Centro de Ciencias de la Atmósfera de la UNAM, responder algunas de las preguntas más comunes durante una contingencia.

1. ¿Podemos salir a la calle y andar en bici?

Sí, pero de preferencia no hay que salir entre las tres y seis de la tarde. "En el día hay dos periodos en donde sube mucho la contaminación, en la mañana, entre seis y ocho de la noche, tenemos niveles muy altos de todos los contaminantes de ozono que se formaron el día anterior, y en la tarde cuando los contaminantes se acumulan porque aumentan las temperaturas", explica Torres. "Recomendaría no salir a esas horas. Mientras más alejado estés de una vía primaria o avenida principal, mejor. Tampoco te vas a caer muerto ni nada por el estilo."

El investigador no recomienda andar en bici por avenidas con mucho tráfico. "Haya o no contingencia, hay problemas para los ciclistas porque andan a un lado de la avenida prácticamente a la altura de donde están las emisiones de los coches y en esos puntos los niveles de concentración son mucho más altos que si caminaras por la banqueta", comenta. "Si tú estás en una colonia o calles secundarias no hay tanto problema."

 2. ¿Debemos usar mascarilla?

No. "Existe la idea de que te va a proteger, pero esas mascarillas azules, las que se usan comúnmente, tiene una fibra que realmente no detienen ni gases ni partículas", dice Torres. "Incluso podría ser contraproducente. Si tú andas con mascarilla, la humedeces con la respiración y creas un cultivo de bacterias y hongos."

3. El cielo estaba tan despejado a principios de marzo ¿qué sucedió?

"Si tenemos vientos fuertes como la semana pasada se limpia todo, pero como es el caso de estos días hay sistemas de alta presión atmosférica sobre el centro de México", explica el académico. "Es como si tuvieras una especie de tapón, algo que está empujando y no deja que se vayan hacia arriba los contaminantes y en consecuencia se acumula."

4. ¿Esto es algo inusual?

No. "De hecho, los que investigamos esto ya estamos preparados en esta época para estudiar los niveles de contaminación", dice Torres. "Los sistemas de alta presión se forman en muchas partes del mundo en esta época por las condiciones del clima, porque sube la temperatura."

La última alerta de contingencia ambiental de este tipo en la Ciudad de México se emitió en 2012, pero los niveles de entonces y los de ahora son distintos. "Digamos, si antes se lanzaba la alerta cuando se alcanzaba 100, ahora se lanza a los 75", comenta Torres. "No son comparables las situaciones de ahora y hace 14 años. Las alertas se emiten con niveles más bajos para proteger a la población más vulnerable. Siempre ha sido este el objetivo."

5. ¿Quiénes corren más riesgos?

La gente con problemas respiratorios, en especial asma. "Los niños y adultos mayores también deben tomar más precauciones que el resto porque son más vulnerables a enfermedades", dice Torres.

6. ¿Por qué pasa esto en la Ciudad de México?

 Principalmente por sus condiciones geográficas. "Está rodeada de montañas y los contaminantes no tienen a dónde ir", explica el investigador. "La alta presión es como si alguien apretara una almohada, lo que está abajo se comprime, por lo que los contaminantes no pueden rebasar las montañas y que se los lleve el viento".

7. ¿No hay también demasiados autos en la Ciudad?

Eso empeora el problema. "Cuando hay tráfico, los autos se mantienen quietos y encendidos por mucho tiempo y esto crea más emisiones. Otro problema son los camiones de carga. Los autos particulares deben estar verificados o no circular ciertos días, los camiones de carga funcionan bajo la jurisdicción federal y la Ciudad de México no puede hacer mucho al respecto. Año con año pedimos que haya regulaciones más estrictas para la circulación de camiones, pero no nos hacen caso".

8. ¿Debemos preocuparnos por esta contingencia ambiental?

La situación no está tan mal. "Afortunadamente, los niveles no están tan mal. Han disminuido de 10, 15 años para acá, aunque en los últimos se ha estancado", dice Torres. "Para poder seguir reduciendo los niveles hay que buscar nuevas medidas. En eso se trabaja. Las documentaciones que hacemos en esta época precisamente son para evaluar el modelo, que nos ofrezca datos confiables y podamos tomar mejores decisiones."

9. ¿Cómo podemos reducir los niveles de contaminación?

Lo que siempre se ha recomendado: evitar usar el automóvil, no porque eso vaya a reducir el nivel de emisiones, aunque si lo reduce un poco, es más bien para ayudar a que la circulación en las avenidas sea más fluida y no tengamos estancamientos de tráfico", explica el académico de la UNAM. "Prácticamente esa es la clave, porque los sistemas de verificación si funcionan, pero si tenemos autos atascados, las emisiones se acumulan."

Sigue a Verne México en Facebook, Twitter e Instagram y no te pierdas tu ración diaria de maravillas de Internet.

Sigue a Verne México en Facebook, Twitter e Instagram y no te pierdas tu ración diaria de maravillas de Internet.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne