Bully Magnets, los profes de historia que nunca tuviste en la escuela

Este grupo hace videos de sucesos históricos con humor y un toque de crítica

“La historia no es aburrida, solo nos la enseñan así”, Andrés Alba, fundador

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Hernán Cortés es probablemente el nini más famoso de la historia. Francisco I. Madero perdió su poder político por creer demasiado en los fantasmas. Irónicamente, quien inauguró la ceremonia del Grito de Independencia fue un aristócrata europeo: Maximiliano de Habsburgo. Estos son algunos datos poco conocidos de la historia de México que Bully Magnets, expone en sus videos, que suman cientos de miles de vistas desde 2010. 

Este proyecto en internet, que tiene alrededor de 100.000 seguidores, se dedica a explicar eventos históricos del país y el mundo, sin la solemnidad del salón de clases promedio. “La gente cree que la historia es aburrida porque nos la enseñan aburrida”, dice a Verne Andrés Alba, uno de sus cuatro fundadores. “Si contamos la historia tal como es, a la gente le va a interesar e incluso querrá estudiarla a fondo”.

Alba y sus tres amigos de la universidadEnrique López, Luis Felipe Ángeles y Antonio Romerocomenzaron el proyecto en 2009, después de graduarse de la carrera de comunicación en la UNAM. “Llevábamos un buen de tiempo platicando de historia entre nosotros y haciendo chistes al respecto”, explica Ángeles. “Nuestros compañeros no entendían nuestro humor y nos preguntaban, ¿por qué hacen chistes sobre Luis XIV?".

Alba agrega: “Así descubrimos que eso nos volvía súper nerds, súper ñoños”. De ahí nació el nombre Bully Magnets, personas que atraen los insultos y maltratos de los bullies (o matones del colegio). Parte de su logo es un bully metiendo la cabeza de su víctima a la taza de un escusado.

Después de planear el proyecto durante un año, los cuatro lanzaron Bully Magnets como una web y un canal de Youtube a finales de 2010. Ese año publicaron un video titulado La Revolución Mexicana en corto, en el que hacen evidente lo caótico del periodo. Este video, que realizaron para conmemorar el centenario de la Revolución, amplió la popularidad del canal. “Ese fue nuestro boom, cuando el proyecto se conoció más allá de nuestros papás y nuestras tías”, bromea Alba. “Coincidió con una época extraña, en la que la gente estaba hablando de historia por el centenario”.

Bromas bien documentadas

La historia de México es solo una de las categorías de los videos de Bully Magnets. Su biblioteca contiene temas como el conflicto de Irán y Arabia Saudita, el Banco del Vaticano y la historia del AK-47. “Elegimos los temas a veces porque se nos antoja, otras porque el público lo ha pedido mucho o de lo que leemos en las noticias”, comenta Alba. Después de acordar un tema, el equipo investiga sobre éste. “Consultamos varias fuentes y luego contrastamos la información para armar un guion”, explica López. “Si nosotros no entendemos el tema, no lo podemos explicar y menos hacerlo gracioso”, agrega Alba.

En ocasiones han tenido que recurrir a museos, historiadores o incluso documentos originales para poder entender un evento histórico. Uno de ellos fue el Maximato, periodo posrevolucionario en el que el gobierno del presidente Plutarco Elías Calles (apodado Jefe Máximo) buscó institucionalizar y modernizar al país. Alba comenta: “Nos dimos cuenta que es un tema muy poco documentado, es el que más hemos investigado, tardamos casi un mes.”

Bully Magnets publica un video cada lunes. El más visto en su canal de Youtube es el de la Revolución Mexicana en corto, con más 250.000 vistas. “No somos vloggers de chistes o retos, que son los más vistos en México”, dice Alba. “Hemos aprendido que el éxito de un canal como el nuestro, que trata temas culturales, no puede medirse por el número de reproducciones, sino por el nivel de influencia y creación de comunidad. Nuestro objetivo es que la gente se integre con nosotros y entre ellos”.

El equipo estima que en cinco años, su grupo de fans ha crecido a aproximadamente 100.000 personas, entre suscriptores de Youtube, seguidores en Facebook y consumidores de su podcast semanal en iTunes. “La gente que nos ve en Youtube tiene entre 18 y 35 años, pero nuestro contenido también se permea entre un público más joven, porque muchos padres de familia o maestros se lo enseñan a niños”, dice López.

El equipo celebró con sus fans su quinto aniversario con un concurso de disfraces. Bully Magnets, Facebook

Alba agrega: “También hemos notado que nuestro público se divide en dos: los que nos ven por entretenimiento y los que estudian con Bully”. La profesora de historia Evelia Reyes, por ejemplo, utiliza estos videos durante sus clases y como material de apoyo para las asignaturas de sus estudiantes. “Son muy graciosos y accesibles”, dice a Verne vía chat. “Soy historiadora y sé que estamos acostumbrados a escribir para la academia. Ellos, sin salirse de seriedad de investigación, logran ser divertidos para varios tipos de público”. Reyes es docente de nivel preparatoria en el Tecnológico de Monterrey campus Ciudad de México y de licenciatura y maestría en Universidad Marista, también en la capital.

El camino más difícil

Desde finales de 2012, el equipo de Bully Magnets trabaja en las oficinas de Uno TV, empresa de medios de Grupo Carso. Un año antes, un proyecto de incubadora para iniciativas en internet de la Fundación Carlos Slim (dueño de Carso) ofreció financiar su proyecto. “Nos dijeron que nuestro proyecto seguiría siendo nuestro y que podíamos hacer lo que quisiermos, pero podíamos trabajar bajo su cobijo para ver hasta dónde podíamos llevar el proyecto", dice López.

Los cuatro también hacen producción audiovisual para la compañía, pero esto es independiente de su proyecto. A través de este convenio, "podemos financiar las creaciones de Bully", explica Alba. También desde 2012, son parte del programa Youtube Partners que les permite monetizar su contenido. “Hacer producciones de difusión cultural es el camino más difícil porque cuando hablas con las empresas te dicen que no hay mercado para eso, que la cultura no vende, pero estamos convencidos de la importancia de estos espacios para exista discusión sobre la cultura y el estudio del pasado”.

La meta de Bully Magnets es convertirse en un referente cultural en México. “Queremos que nuestro proyecto crezca y trabajar de cerca con instituciones educativas para orientar el terreno de la educación y la historia”, comenta Alba. “Queremos facilitar el acceso a la historia para que cualquiera pueda aprender y se divierta”.

Sigue a Verne México en Facebook, Twitter e Instagram y no te pierdas tu ración diaria de maravillas de Internet.

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en Verne