Cunas de cartón, la inusual medida finlandesa que adoptan los gobiernos en México

La idea a la que se suma San Luis Potosí no fue bien recibida en redes sociales

  • Comentar
  • Imprimir
El paquete de maternidad que entrega San Luis Potosí a mujeres de escasos recursos. Incluye una cuna de cartón donde el bebé puede dormir hasta los 6 meses de edad, según sus recomendaciones. Cortesía DIF San Luis Potosí.
El paquete de maternidad que entrega San Luis Potosí a mujeres de escasos recursos. Incluye una cuna de cartón donde el bebé puede dormir hasta los 6 meses de edad, según sus recomendaciones. Cortesía DIF San Luis Potosí.

El 7 de junio, el Gobierno de San Luis Potosí entregó 1.000 cajas de cartón con ropa, pañales y accesorios para bebé a familias de escasos recursos. Pudo haber pasado desapercibida en la prensa como muchas otros programas de asistencia social, pero uno de los objetos regalados atrajo la atención de los medios nacionales. La caja que contenía los productos sirve también de cuna. La idea no fue bien recibida en las redes sociales.

Este concepto, sin embargo, no fue idea del Gobierno de San Luis Potosí. Se implementó por primera vez en Finlandia en los cuarentas cuando el país pasaba por una crisis económica. No sólo se trataba de una cuna de cartón, sino de un programa que incluía apoyos económicos y acceso a atención médica, según la descripción en la web de Kela, el instituto del seguro social de ese país. El programa sigue vigente y se otorga de forma gratuita a todas las familias en Finlandia.

Un artículo de la BBC hizo la medida famosa a nivel mundial en 2013. Panu Pulma, profesor de historia de Finlandia de la Universidad de Helsinki, explica en ese reportaje que las cunas de cartón se otorgaron para que evitar que los bebés durmieran en la misma cama que los padres, algo que podría ocasionar la muerte de los niños al ser aplastados o rodar de la cama. “Con la caja, los padres comenzaron a dormir en un espacio separado”, comentó. La BBC publicó una gráfica hecha con datos del Gobierno de Finlandia que muestra que la mortalidad infantil cayó significativamente desde la implementación del paquete de maternidad. Sin embargo, este cambio se le adjudica a todo el programa gubernamental y no solo a la cuna de cartón.

A partir de ese año, el concepto comenzó a implementarse en países como Estados Unidos, Inglaterra, Australia, Sudáfrica e India. Su popularidad aumentó cuando Kela envió un paquete de maternidad (con cuna de cartón incluida) a los duques de Cambridge para recibir a su primer bebé en 2013. La familia real, sin embargo, nunca confirmó si el príncipe Jorge durmió alguna vez en la cuna de cartón.

¿Cómo llegaron a México?

Las noticias sobre estas iniciativas inspiraron a Luciana Biondo, una economista por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), a comenzar una en México.“Mi esposo tiene muchos amigos finlandeses y me confirmaron que ellos habían dormido en cunas de cartón”, dice a Verne vía telefónica. Biondo comenzó un proyecto de emprendimiento en 2014 para vender este tipo de cunas, pero en febrero de 2015 decidió cambiar el objetivo de la iniciativa. “Una familia me solicitó una para una empleada doméstica que no tenía donde dormir a su bebé. Por eso decidimos darnos de alta como fundación”, comenta.

Biondo con los bebés sobrevivientes de la explosión de una pipa de gas en un hospital de Cuajimalpa en la Ciudad de México en 2015. La donación de las cunas de cartón fue en alianza con la Cruz Roja Mexicana. Cortesía Cuna de Cartón A.C.

Así nació Cuna de Cartón A.C. Desde entonces ha repartido aproximadamente 10.000 cunas a familias en 22 estados del país, según datos de la organización. “Hemos experimentado en varios tipos de clima y nunca hemos tenido problemas”, asegura Biondo. “También queremos desarrollar nuevas costumbres entre las madres para qué entiendan por qué es mejor que su bebé duerma en esta cuna que en el suelo, en una cama con ellas o en una hamaca. No sólo se trata de entregar, como fundación también nos toca hacer labor de enseñanza”.

El 10 de agosto de 2015, el Gobierno de la Ciudad de México lanzó su programa Cunas CDMX también emulando al programa finlandés. El programa entrega paquetes de maternidad a mujeres embarazadas o madres con bebés de hasta los dos meses de edad en zonas marginadas de la capital. “El programa ha sido bien recibido por las y los capitalinos y es una acción que se encuentra al nivel de las mejores prácticas que ya se encuentran implementadas en diversos países de Europa y América Latina”, comentó un representante del programa vía correo electrónico.

El programa de San Luis Potosí además de entregar los apoyos a la familias también busca incentivar a los padres a demostrar afecto a sus hijos, explica a Verne Lorena Valle Rodríguez, presidenta de la junta directiva del Sistema de Desarrollo Integral para la Familia (DIF) en ese estado. “La cuna tiene frases escritas como Háblame quiero oír tu voz, Dame leche materna, Mírame a los ojos, todas esas acciones ayudan a la conexión neuronal del bebé y aumentan su inteligencia”, asegura.

Por esa razón, el material de cartón tienen una doble función. “A mí me parece excelente porque puedo imprimir las frases, lo importante son las frases, que las madres aprendan a amar a sus hijos”, comenta. “También es un material térmico, si puede mantener al bebé calientito y cómodo, pues tiene esa doble ventaja”. Sin embargo, Valle añade que el DIF estatal estaría abierto a repartir cunas de otros materiales más convencionales, pero eso depende de las donaciones de las empresas patrocinadoras del programa. Si quisieran quieran donar cunas de madera, pues por supuesto que las recibimos, sería un privilegio para nosotros. Mientras los niños no duerman en el piso, no se mojen, no los muerda una rata o no se asfixien, estamos abiertos a todas la opciones”.

Valle (segunda persona de izquierda a derecha) entrega junto con otros funcionarios y voluntarios del programa una cuna de cartón a una beneficiaria. Cortesía DIF San Luis Potosí

 ¿Cuáles son las ventajas?

La cuna de cartón tiene ciertas ventajas sobre otro tipo de cunas, asegura Biondo. “El tamaño de la cuna por sus medidas (76 centímetros de largo, 46 de ancho y 27 de profundidad) hace que se sienta contenido y protegido,” dice. “Las familias normalmente no pueden invertir en un bambineto y luego en una cuna más grande conforme va creciendo el bebé, entonces duermen en la cama con los padres o en una cuna muy grande. Además el cartón es capaz de aislar el ruido y mantener una temperatura ideal para el bebé”. Cuna de Cartón, agrega su fundadora, sigue las recomendaciones de la American Pediatrics Society sobre el espacio y condiciones para dormir a los bebés.

Estas cunas además están hechas de materiales reciclables y no tóxicos, según datos de la organización. Esta fue una de las razones por las que Elke Knoderer, terapeuta de lenguaje y de niños a nivel preescolar, optó por una de ellas en lugar de una de madera, metal o plástico. “Conocía el programa de Finlandia desde hace 10 años y cuando supe que había iniciado en México (con Cuna de Cartón) decidí comprarla para mi tercer hija”, cuenta a Verne vía telefónica. “En las tiendas no encontraba una cuna del tamaño ideal y fácil de desplazar como esta. La mexicana de 37 años añade: "Además me gusta la idea de que todos los bebés duerman en cunas de cartón, esa idea de igualdad desde el nacimiento”.

Para Rodolfo Salazar, pediatra del hospital ABC en la Ciudad de México, existe un obstáculo para poder estudiar la efectividad de estas cunas. “No hay normatividad para las cunas en México y eso es un problema”, dice a Verne vía telefónica. "No hay un estándar que especifique las medidas, los materiales o la estructura. Por otro lado, la normatividad en Estados Unidos y en Europa no mencionan al cartón como un material recomendado, por lo que tampoco podemos usarlas como referencia.”

El médico agrega: "Me preocupa que sean flamables, sobre todo si se entregan a familias de escasos recursos que viven en lugares pequeños donde las fuentes de fuego pueden estar cerca del bebé". El DIF de San Luis Potosí confirmó a Verne que el material de las cunas sí es flamable pero una representante aseguró que se capacita a las familias para evitar riesgos. Las de Cuna de Cartón están hechas con un recubrimiento retardante de flama y la organización también asesora a las familias sobre los lugares donde deben colocar la cuna.

Natalia Ramírez, pediatra neonatóloga con un consultorio también en la capital, dice a Verne que ella no ha trabajado con cunas de cartón, por lo que no puede ofrecer un diagnóstico sobre su uso. “Lo que sé es que se ha implementado en varios países como una medida para reducir los riesgos asociados a la muerte de cuna. Aquí en México está de moda, pero no se han hecho estudios sobre sus ventajas porque es muy reciente”, comenta.

Sigue a Verne México en Facebook, Twitter e Instagram y no te pierdas tu ración diaria de maravillas de Internet.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne