Soy Madre Soltera: el grupo de Facebook que reivindica la maternidad más dura

“Creo que la duda más común es ¿qué le diré a mi hijo cuando pregunte por su padre?”, dice una de las administradoras

  • Comentar
  • Imprimir

Alma Delia Trejo tenía 23 años cuando supo que estaba embarazada. También descubrió que el padre de su bebé tenía un hijo con otra mujer. La situación la hizo caer en depresión y, como muchas otras personas de su edad, decidió desahogarse en Facebook. “Pasaba por un momento muy difícil, quería una distracción y comencé una página”, cuenta Trejo a Verne en un mensaje.

Creó la página Soy Madre Soltera y, en sus primeras publicaciones, describió lo que sentía o pensaba durante sus primeros meses como mamá: “Hay momentos en los que me siento sola”, “Prefiero mil veces estar sin él”, “Mi nena me hace cada vez más feliz”, “Me aterra dejarla sola”. Recibió algunas palabras de aliento y un par de likes cuando lanzó la página a mediados de 2011.

Unos meses más tarde comenzó a recibir mensajes de otras mujeres en situaciones similares a la suya. “Comenzaron a mandarme sus historias y querían que las compartiera”, comenta Trejo, residente de la Ciudad de México. “Conforme pasó el tiempo, veía más y más historias, que en cierto modo me ayudaron a salir del hoyo en el que estaba”.

Soy Madre Soltera suma más de 60.000 suscriptores a mayo de 2016. "Crecimos poco a poco", comenta Trejo. "Cuando Leonor (otra administradora) se unió a finales de 2011, la página estuvo más activa y publicamos más imágenes y reflexiones que nuestras suscriptoras compartían en sus muros y así fuimos creciendo".  Ahora, Trejo y otras siete mujeres la administran y responden hasta 200 mensajes a la semana de madres solteras que buscan consejos sobre crianza, asuntos legales, salud y problemas emocionales.

“Creo que la duda más común es ¿qué le diré a mi hijo cuando pregunte por su padre?”, dice a Verne Leonor Rodríguez, una de las administradoras de la página. “Les aconsejamos siempre hablar con la verdad. Los niños son más fuertes e inteligentes de lo que una piensa. Si nosotras vemos esa ausencia como una tragedia, así lo verán nuestros hijos. Si se habla del tema con naturalidad, así lo tomarán ellos.”

De vez en cuando reciben preguntas que prefieren no responder. “Nunca podríamos tomar el papel de un médico, un psicólogo o un abogado”, comenta Rodríguez, residente de Guadalajara, Jalisco. “Nosotras podemos dar nuestra opinión de mamá a mamá, pero cuando se trata, por ejemplo, de medicamentos o enfermedad, les pedimos que lo vean con un experto. Cuando nos cuentan casos de abuso físico o sexual de ellas o sus hijos, les decimos que levanten una denuncia”.

Además de consejos, las suscriptoras de la página también comparten reflexiones y bromas de sus experiencias como madres solteras.

La mayoría de sus usuarias son mexicanas, pero Trejo dice que también recibe mensajes de mujeres de habla hispana provenientes países como Perú, Ecuador, Panamá, Belice, Estados Unidos e Inglaterra. Una de sus administradoras es colombiana y otra costarricense. “Sus historias son variadas pero muchas tienen en común hombres que se esfuman del mapa, el engaño o mucha violencia por parte de la pareja,” dice Rodríguez.

Trejo agrega: “Aquí se ven historias muy fuertes, pero al final, sin importar la situación, las mujeres sacan la garra para que su familia salga adelante. Siempre les decimos que somos guerreras y luchonas, somos madres como todas, que quieren lo mejor para sus hijos”.

De todas las mujeres que dan a luz en los hospitales en México cada año, aproximadamente un 10% son solteras, según datos del Inegi. Este porcentaje aún enfrenta muchos estigmas sociales, que se reflejan en algunos comentarios de Soy Madre Soltera, asegura Trejo. “Hemos recibido ofensas muy duras por nuestra condición o hasta propuestas de sexo, porque algunos creen que, porque somos solteras, nos vamos a revolcar con quien sea” comenta. “A estas alturas estamos acostumbradas, son tantos los comentarios de este tipo que sólo los ignoramos o los bloqueamos”.

Por esta situación, las mujeres optan por compartir sus historias en Facebook que cara a cara con la gente que las rodea, explica Rodríguez. “Es más fácil platicar tus problemas con alguien que no conoces y a través de un monitor o celular, así no puedes sentirte juzgada directamente”, dice y agrega: “Yo he aprendido muchísimo de todas nuestras seguidoras, a tener más empatía con otras mujeres, porque me doy cuenta de que cada una puede enfrentar una lucha personal que no conocemos”.

Sigue a Verne México en Facebook, Twitter e Instagram y no te pierdas tu ración diaria de maravillas de Internet.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne