Cosas que me hubiera gustado que me dijeran antes de mi primer Interrail

El billete ha sido un viaje iniciático para miles de europeos

  • Comentar
  • Imprimir
Elegir una buena mochila es más importante que elegir tu carrera.
Elegir una buena mochila es más importante que elegir tu carrera..

Una de las cosas que me hubiera gustado que me dijeran antes de hacer mi Interrail con mi economía de veinteañero es que el billete me salía gratis. Puede que le ocurra en un futuro cercano a los jóvenes europeos al cumplir los 18 años, si se aprueba la propuesta que el Grupo Popular Europeo (PPE) ha llevado este martes a la Eurocámara.

El viaje iniciático que supone este trayecto en tren por el continente deja varias enseñanzas que te acompañarán el resto de tu vida. Al ser tu primera vez, estarás expuesto a errores que cuando echas la vista atrás te gustaría cambiar. Estas son solo algunas de las cosas que puedes aprender.

Fotograma del documental "A dedo"

1. Menos es más

Todo un continente y varias semanas por delante. Con el mapa de Europa en la mano, intentas abarcar desde España hasta Turquía sin renunciar a Ámsterdam ni a París. También los que compraron el billete de 16 días. Es mejor ver menos lugares y pasar más tiempo en ellos que caer en la bulimia turística. Si hace falta, te haces otro Interrail al año siguiente.

2. Planifica, pero no demasiado

No te cierres a un itinerario. Será un buen entrenamiento para el resto de tu vida. Es casi imposible que todo salga tal y como lo has planeado. Te enamoras de una ciudad o de un/a mochilero/a polaco/a y lo menos que te apetece en el mundo es tomar el tren que os separe. O te das cuenta de que un lugar ya no tiene nada más que ofrecerte a las tres horas de haber llegado. La vida se impone siempre: ocurren cosas buenas o cosas malas cuando menos te lo esperas.

3. Información es poder

Al hilo del punto anterior, es bueno hacer una investigación previa que te permita saber en qué zonas improvisar y en qué zonas mejor no hacerlo. Cuando llegas a Grecia, tienes infinidad de ofertas de alojamiento nada más sacar el pie del ferry. En Venecia, en cambio, más te vale reservar con mucha antelación y asegurarte de algún modo de que vas a dormir en una cama salubre.

4. Dormir en cualquier sitio no equivale a descansar

Más bien todo lo contrario. Echar una cabezada en las escalinatas de un majestuoso edificio italiano con tu mochila por almohada no significa que hayas dormido ni que hayas descansado. Lo descubrirás cuando despegues la colilla que se ha quedado incrustada en tu cara y te duelan todos los huesos. De todos modos, eres joven y tienes energía para pasar el día sin muchos problemas.

5. Guarda las cosas siempre en el mismo sitio

¿Por qué tu madre siempre lo encuentra todo? Porque no improvisa a la hora de guardar las cosas. Si has decidido que durante tu viaje el pasaporte va en determinado bolsillo, que sea así siempre. De lo contrario, vas a hacer y deshacer la mochila una infinidad de veces extra.

Jóvenes europeos de todas las nacionalidades en "Una casa de locos" (2002)

6. Viajar te dará una nueva identidad

A los húngaros y a los suecos les gusta la cerveza tanto como a un adolescente español, hacen las mismas chuletas y para ellos su comida también es parte de su cultura. Que sus formas sean distintas no significa que no haya una esencia común. Eres español y, por qué no, también europeo.

La intención de la UE es que los jóvenes tengan un mayor sentimiento de pertenencia en tiempos del Brexit, que entiendan que en Europa estamos unidos en la diversidad. Aunque la estadística recuerda que entre los jóvenes británicos ya triunfó el sentimiento europeo. ¿Quizá la solución para el euroescepticismo pase por un Interrail gratis para mayores de 50?

7. Nada de es para tanto: aprenderás a relativizar

Ya no exiges que un extranjero sepa y comprenda la identidad española, porque eres consciente de que tú tampoco conoces a la perfección la suya. La gastronomía es un buen ejemplo. Compruebas que los españoles destrozamos el concepto italiano de salsa carbonara o que llamamos pizza a cosas que ellos jamás considerarían comida. Entonces, te hace gracia que un británico como Jamie Oliver le ponga chorizo a su propia versión de la paella, pero no te ofendes por ello.

8. La vida no es solo lo que te han contado tus mayores 

Ni lo que te han contado en un aula. Probablemente, este sea el primer viaje que hagas como ser independiente al núcleo familiar. Esta vez, tomas tú las decisiones, recibes una inusual cantidad de impactos externos y eres responsable de muchas cosas de las que antes se encargaban otros.

9. Haz menos fotos y escribe más

Ahora que se viaja con el teléfono inteligente en la mano, hacer un registro del Interrail a través de las redes sociales parece lo más cómodo y adecuado. Puede que una imagen valga más que mil palabras, pero no más que mil recuerdos. Relatar por escrito las anécdotas es más fiel a la realidad que dejar que sea una simple fotografía la que evoque todo tipo de recuerdos en un futuro. La memoria, con el paso del tiempo, se despega de la verdad.

10. No importa lo que ocurra, probablemente sobrevivirás a ello

Duerme en el suelo, pierde y recupera el pasaporte todas las veces que te sea posible, abusa de Instagram, nunca llegues a ese hostal que ya habías reservado, protesta por la comida extranjera si te apetece… Disfruta el momento.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Archivado en:

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne