El chaleco antibalas de la Policía de Málaga tiene una errata, pero salva vidas

El concejal del área de Seguridad de Málaga explica a Verne el error y anuncia que no retirará los chalecos

  • Comentar
  • Imprimir

"Sabíamos que iba a haber algo de cachondeo, pero no tanta repercusión nacional", dice Mario Cortés, concejal del área de Seguridad de Málaga. Se refiere a la imagen de los chalecos antibalas de su Policía Local que contiene un error ortográfico y que circula por las redes sociales en las últimas horas. La tilde de la palabra "policía" está mal colocada en la segunda sílaba y aparece como "polícia". Las ya famosas prendas no desaparecerán de las calles: "Este error no justifica que se queden los chalecos guardados. La seguridad prima en este caso", confirma Cortés a Verne.

Aunque se ha explicado en varios medios que el texto está escrito por error en portugués, desde Málaga confirman que no es una explicación que le haya dado ni la fábrica ni el proveedor, sino una simple suposición que procede del departamento de Policía de la ciudad. 

Tras la muerte en 2014 de un policía de la Comisaría Provincial de Málaga, apuñalado por un indigente durante un registro rutinario, la administración de la ciudad decidió mejorar la seguridad de sus agentes. Ese incidente, "que generó una alarma sindical", unido al incremento de atentados terroristas en Europa provocó que se modernizaran los cerca de 800 chalecos antibalas necesarios para las distintas unidades policiales, explica el concejal en conversación telefónica.

Desde entonces, se han ido encargando de forma progresiva varias partidas a un proveedor español que fabrica el producto desde Finlandia. "El material de los chalecos tiene cinco años de caducidad y no es prudente comprar todos de golpe", justifica Mario Cortés.

Cada unidad cuesta 700 euros y viene acompañada de dos fundas lavables, que es en las que se incluye el nombre de la unidad policial a la que pertenecen para personalizar el equipamiento. En la última entrega, de 135 chalecos, ha aparecido el error ortográfico que ha puesto a la Policía Local de Málaga en boca de muchos.

No había sucedido en las entregas anteriores, cuenta el responsable de Seguridad, y, por fortuna, la errata se encuentra en la zona de tela intercambiable, así que se irá corrigiendo a medida que lleguen nuevas fundas.

Mientras tanto, habrá que sobrevivir con la falta de ortografía. "Cuando vimos las fundas, se nos planteó el dilema de si usarlos o guardarlos. Nos dimos cuenta de que algunos agentes llevaban dos años esperando ese material protector y no tenía sentido desperdiciarlo", argumenta Cortés. "La siguiente entrega de chalecos, que llegará a principios de 2017, esperemos que esté en castellano", dice con cierta ironía.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne