Estas mujeres nacieron cuando no había sufragio femenino en EE UU y ahora votarán por Clinton

'I waited 96 years' cuenta la historia de estadounidenses orgullosas de poder votar a la demócrata

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

El sufragio femenino fue aprobado en Estados Unidos el 18 de agosto de 1920. Desde entonces, se han celebrado 24 elecciones presidenciales. En todas ellas, tanto el candidato demócrata como el republicano eran hombres. Esta es la primera oportunidad para que los estadounidenses puedan elegir si votan a una mujer, un hito para las mujeres, especialmente para las que nacieron a la vez que el derecho al voto femenino. La página web I waited 96 years recopila las historias de algunas que apoyarán a Hillary Clinton.

"Cuando mi madre, Estelle Schultz (98 años), estaba completando su voto por correo para Hillary Clinton le conté que había nacido solo dos años antes de que las mujeres lograran el derecho al voto. Entonces me pidió que le hiciese una foto y se la mandase a su nieta, mi hija Sarah", relata Roberta Benor, una de las impulsoras de la página web, que responde a las preguntas de Verne a través de correo electrónico.

Publico esta foto a petición de mi abuela, que con sus 98 años no usa ordenadores. "Estelle L. Schultz, que nació dos años antes de que las mujeres tuvieran derecho al voto, está completando su voto por correo para la primera presidenta, Hillary Clinton" Actualizado el 21 de octubre: Tenemos una página web con la historia de mi abuela y de otras mujeres que nacieron antes de la aprobación del sufragio femenino: iwaited96years.com.

Sarah Benor (la nieta) subió la foto a su cuenta personal de Facebook hace tres semanas. “Entonces surgió la idea de crear la web, la página de Facebook y el perfil en Twitter”, indica Roberta. En solo dos semanas ya han recibido casi medio centenar de casos similares. Son estadounidenses de entre 96 y 105 años, coetáneas del derecho al voto femenino y que en pocos días podrán votar a una mujer.

Es el caso de Estelle, que asegura en la web haber decidido “vivir lo suficiente como para ver la elección de nuestra primera presidenta”. “Animo al resto de nonagenarias a que me sigan y voten con orgullo”, dice. Es hija de inmigrantes lituanos que llegaron a Nueva York a principios del siglo XX, cuando las mujeres aún no podían votar. El año en que se enmendó esa injusticia nació Estelle Reiff, uno de los últimos casos recogidos en la página de Facebook: “Dios mío, cómo me emociona estar viva para ver esto”.

La más veterana de todas es Bea Egelman Ide, de 105 años. Esta neoyorquina, que atribuye su longevidad a "muchas carcajadas y ejercicio físico", empezó a trabajar con 14 años. Entonces, el sufragio femenino acababa de ser aprobado. Entre las protagonistas de I waited 96 years también hay mujeres que no han nacido en Estados Unidos, como Lung Hsin Wu. Nació en Pekín (China) hace 98 años y ahora vive en Portland (Oregón): "Mi voto significa otro paso para la igualdad de las mujeres".

Hay relatos de todos los colores. Sylvia Schulman fue profesora de Primaria durante tres décadas, Mary Scenna es la quinta de catorce hijos de inmigrantes italianos, Elizabeth Pula trabajó durante años tratando a enfermos de tuberculosis y Gerta Campen se declara incondicional de Pink Floyd. “Son historias muy emotivas. Hablan desde el corazón”, añade la hija de Estelle Schultz.

“Mi madre reacciona a todo esto con una sonrisa. Su esperanza ha inspirado a otras mujeres que no paran de manifestarnos lo orgullosas que están de poder votar a una mujer. Como ella dice, ya era hora”, apostilla Roberta, que niega la vinculación entre la campaña oficial de Clinton y su proyecto: “Lo lanzamos de forma independiente, pero sabemos que los miembros de la campaña están muy emocionados por nuestras historias”.

Las historias de las estadounidenses nonagenarias que votarán a la demócrata también han llegado a los medios de comunicación por otras vías, más allá de I waited 96 years. Varias webs han contado el relato de Ruline Steininger, una estadounidense de 103 años que incluso se ha reunido con la candidata. “No me podía imaginar a una mujer en estas circunstancias. Es decir, el candidato siempre había sido un hombre y asumí que siempre lo sería”, indicó en declaraciones a la CNN. Afortunadamente, estaba equivocada.

* Para que no te pierdas nada, nosotros te mandamos lo mejor de Verne a tu móvil: ¡únete a nuestro Telegram telegram.me/verne!

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en Verne