El otro uniforme de Fidel Castro: su chándal

Adidas vestía al equipo olímpico cubano cuando Castro empezó a usar su chándal. 'No es algo positivo ni negativo', dijo entonces la marca

  • Comentar
  • Imprimir
Con una fotocopia del periódico Granma, el 12 de agosto de 2006, pocos días después de enfrentarse a una operación en el intestino
Con una fotocopia del periódico Granma, el 12 de agosto de 2006, pocos días después de enfrentarse a una operación en el intestino.

Las fotos de Fidel Castro de su juventud y durante su tiempo como mandatario se caracterizan por el uniforme militar. Después, en sus últimos años, el uniforme fue otro. El chándal de Fidel Castro -que no era solo uno, el popular Adidas- se convirtió en seña de identidad de sus últimas apariciones públicas. [Especial: Fidel Castro]

Castro, que ha muerto este 25 de noviembre a los 90 años, cambió su uniforme militar por el chándal en 2006. Su primera aparición con la prenda se produjo en las imágenes que el gobierno cubano facilitó tras su operación (es la imagen al comienzo de este artículo) y que dieron la vuelta al mundo. Para muchos causaba sorpresa que el mandatario comunista usara ropa de una empresa como Adidas.

Aunque ha vestido de muchas marcas, la mayoría de los modelos que ha lucido eran de Adidas. Hasta tal punto que en 2015, tras una de sus últimas apariciones en público, con un chándal de otra marca alemana, Puma, muchos medios se hicieron eco del cambio. También los usó de Nike o Fila.

De la mano del presidente de China, Hu Jintao, el 18 de noviembre de 2008. AFP

Tras sus primeras apariciones con el chándal Adidas con los colores de la bandera cubana en el que aparece en muchas fotografías, el diario The New York Times se puso en contacto con la marca alemana para preguntar por su relación con el dictador. “No es algo positivo ni negativo”, explicó el director de relaciones públicas de la empresa. “Somos una marca deportiva, hacemos productos para atletas, no para líderes”.

El dictador tenía tantos chándals de esta marca, según explicó años después la empresa a Buzzfeed, porque “hasta 2012, Adidas estuvo asociada con el equipo olímpico cubano durante muchos años, equipándolos tanto con la ropa de entrenamiento y de competición”. Así lo explicaba también Adidas España a la web marketingdirecto ya en 2006: “No ha habido una estrategia para eso. No ha sido programado”, e insistían que tras vestir varios años a la selección cubana de atletismo era “normal” que el presidente cubano saliera con un chándal suyo.

Con el escritor Gabriel García Márquez, el 12 de marzo del 2007. AP

El 'chandalismo revolucionario'

Lo llevaba en su encuentro con el Papa Francisco. También en sus reuniones con François Hollande, Lula Da Silva y en decenas de apariciones en televisión. Fidel Castro convirtió en sus últimos años el chándal en un icono vinculado a su figura y otros líderes como el presidente venezolano Nicolás Maduro imitaron su estética.

Muchos medios internacionales como Atlantic o The Telegraph, a raíz de las apariciones de Castro, Maduro o incluso Ahmadineyad en ropa deportiva, hablaron a principios de la década sobre “chandalismo revolucionario”, término que acuñó el periodista Toño Fraguas.

Con Hugo Chávez, el 13 de octubre de 2007. Reuters

“Fidel Castro llevó la épica del chándal (a veces de marcas estadounideses) a sus mayores cotas de gloria: sustituía nada menos que a la guerrera verde oliva”, contaba Fraguas en su blog, en el año 2010. “La cosa tiene varias lecturas. La populista: voy en chándal, como mis conciudadanos. Soy un tipo campechano y normal; la de macho alfa: soy un tipo dinámico y de acción, por eso voy en chándal, como los deportistas".

Patrycia Centeno, autora del libro Política y moda: la imagen del poder, contaba a Vanity Fair el origen del chándal y su giro político. “El término chándal es una abreviatura de marchand d'ail (vendedor de ajos), como se denominaba a los jerséis de punto grueso que solían vestir los vendedores de frutas y hortalizas en Francia a finales del siglo XIX”, explicaba. “La pieza no tardó en extenderse entre la clase trabajadora y, ya en la I Guerra Mundial, los soldados la adoptaron bajo el uniforme”.

“No son pocos los analistas que dotan al chándal de un misticismo ideológico vago y precipitado”, apuntaba Centeno. “Para unos es el nuevo símbolo de la revolución. Otros lo tildan de populista”.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne