El debate sobre peatonalizar o no las calles del centro de Madrid ya existía hace 40 años

En los años 70, las críticas iban dirigidas al cierre de Preciados a los coches. Hoy es una de las principales calles comerciales de España

  • Comentar
  • Imprimir

El Ayuntamiento de Madrid ha decidido que se cierre el acceso a buena parte de los vehículos privados durante la Navidad en la Gran Vía y parte del centro de la ciudad. Las llamadas "medidas especiales de tráfico", que favorecen a los peatones, han generado posturas enfrentadas acerca de si estos ajustes favorecen al comercio de la zona en plena temporada alta de compras. La intención de la alcaldesa Manuela Carmena es la de peatonalizar parte de la Gran Vía antes de 2019. Este debate en la capital española viene de largo, como demuestra la hemeroteca recuperada ahora en Twitter.

Ecomovilidad es una web creada "de forma altruista y autofinanciada" por un grupo de voluntarios que abogan por un sistema de transporte más sostenible en las ciudades españolas. Este jueves recuperó en su perfil de Twitter recortes de periódico, con los que intenta mostrar cómo se cuestionaba desde hace décadas la necesidad de peatonalizar zonas céntricas de Madrid, entre ellas las calles del Carmen y Preciados.

Un texto publicado en el diario ABC en noviembre de 1969, dentro de una sección de comentarios breves titulada Mentidero de la Villa, comenta: "Si se suprimieran los automóviles, al menos en determinadas horas, se convertiría en un agradable paseo urbano, con absoluta tranquilidad para andar a pie (...) aquí se ha intentado, pero son los comerciales los que se oponen, no sé si con suficiente razón. Ellos sabrán".

Ecomovilidad explica en su página web la razón por la que ha decidido abordar este asunto en mayor profundidad. "En la última semana hemos vivido un nuevo episodio de catastrofismo mediático. Cataclismo motivado por quienes ven que, si esta medida temporal prospera, la ciudadanía cuestionará el actual statu quo del coche en Madrid una vez más".

Su argumento principal es contar que, aunque los comerciantes protestaban cuando se peatonalizó Preciados en décadas anteriores, es en la actualidad la calle más comercial de España. De hecho, es el único eje comercial de Madrid sin locales libres, según un informe de BNP Paribas. En otro de los artículos rescatados en su perfil de Twitter recuerdan estas protestas.

Otros artículos defendiendo la peatonalización

Prolongando la búsqueda en hemeroteca iniciada por Ecomovilidad, encontramos que el diario EL PAÍS publicaba un artículo titulado "La ciudad, de los peatones" en uno de sus primeros meses de vida, en 1976. Se hablaba del conflicto en forma de fotonoticia y explicaba que cada vez se convertían más calles del centro de Madrid en peatonales. Definía esta medida como "una defensa del conjunto histórico, artístico y comercial" que era consecuencia "de una serie de peticiones, calladas unas y airadas otras, ante una circulación al borde del colapso".

Otro texto en la sección Mentidero de la Villa del diario ABC, en 16 de enero de 1968, comentaba que el Ayuntamiento está deliberando si prolongar el corte de algunas calles céntricas al tráfico: "Resulta una delicia bajar desde Callao a Sol y contemplar los escaparates con tranquilidad. Uno no comprende que existan comerciantes que se quejen de esa medida (...) Creo que se trata de una resistencia pasiva a todo lo que supone novedad".

En agosto de 1970, el periódico prestaba gran atención a un experimento similar aplicado en las calles de Manhattan y recibido "con entusiasmo", preguntándose en el texto: ¿No se podría intentar en nuestras congestionadas avenidas y calles de Madrid y Barcelona?".

Más de una década después, en septiembre de 1978, el diario ABC relataba que estos cortes no habían afectado negativamente al comerico de la zona y que los comerciantes de Preciados y calle del Carmen estaban "ya satisfechos" con la medida.

"La primera experiencia [de corte de tráfico] en el eje de Preciados y supuso un definitivo éxito, después de una etapa difícil de encuestas, opiniones y resistencias. Como siempre, la práctica vino a imponer toda la razón de esta necesidad de nuestro tiempo. Ni siquiera el comercio se resintió, a la larga. La atracción comercial, después de un tiempo de desconcierto natural, recobró su mejor punto y, acaso, el único inconveniente que pueda ponerse a esa zona se derive de la escasa vigilancia municipal que ha permitido la proliferación de ventas callejeras".

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Archivado en:

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne