La "carta de los Reyes Magos a los Padres" para los niños que empiezan a dudar de su existencia

La misiva pretende que los niños vuelvan a creer en Sus Majestades de Oriente, aunque de otra forma

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo
Los Reyes Magos de Oriente, en la cabalgata de Santander, Cantabria
Los Reyes Magos de Oriente, en la cabalgata de Santander, Cantabria

Alguna Navidad tiene que ser la primera en la que los pequeños de la casa, por primera vez, se planteen la existencia de los Reyes Magos. ¿Es posible que sepan que son los padres los que les traen los regalos y que, sin embargo, sigan creyendo en los Magos de Oriente? Es lo que pretende esta carta que, si perteneces a grupos de WhatsApp de padres y madres de niños, tal vez te haya llegado durante los últimos días:

El texto (que puedes leer íntegro en la parte inferior de esta noticia) comienza con un diálogo ficcionado. En él, la niña explica a su madre que sus compañeros de colegio le han contado que los Reyes Magos son los padres. La madre le dice entonces que debe enseñarle algo, y saca la carta que, en diferentes portales que recogen la página, recomiendan imprimir y mostrar a los hijos.

La misiva es un texto enviado a los padres de la niña por los Reyes Magos, en el que explican que ellos ya son muy viejos y que deben de hacerles tres favores: que lean las cartas de sus hijas y les ayuden con los regalos; que guarden el secreto y que ayuden a niños menos favorecidos.

La carta lleva años circulando por WhatsApp, Facebook y páginas webs sobre maternidad e infancia, y se desconoce su autor original. Una de las versiones publicada en Facebook en 2015 –la insertada arriba– ha superado los 196.000 compartidos en menos de un año.

Muchas de estas cartas publicadas enlazan como fuente al blog de Ikiora, una empresa de venta online en cuya bitácora se publicó el texto el 4 de enero de 2013. La página actualmente está cerrada, pero puede accederse a una versión antigua a través base de datos de páginas web WayBackMachine.

Sin embargo, existe otra versión fechada justo un día antes, y publicada en la revista MiraLes. Ambas cartas son casi idénticas: cambia el sexo del infante (en la versión de MiraLes se llama Alejandro, mientras que en la de Ikiora se llama María) y el culpable de que este no crea. En la carta de MiraLes es una niña, Ana, la que le ha sembrado dudas, mientras que en el texto publicado en Ikiora son sus amigas del colegio.

Marta Márquez, autora del post de Mirales, ha explicado a Verne que su post está basado en una historia que había leído en internet y que su carta es real: la escribió para su hijo, Alejandro, cuando cumplió 11 años.

Además de las publicadas por Mirales e Ikiora, existe una versión más antigua, recogida por algunos blogs en 2008, cuyo contenido es básicamente el mismo –unos Reyes Magos ya mayores deciden pedir ayuda a los padres– pero no tiene forma de carta, sino de diálogo entre los Reyes. También existe una adaptación para los que reciben los regalos el 25 de diciembre, con Papá Noel de protagonista.

Carta de los Reyes Magos a los padres*

–Mamá, mamá... mis amigas del cole dicen que los Reyes Magos son los padres, ¿es verdad?

La madre de Maria sonríe, le da un beso y le dice:

– Mira Maria... Tengo que enseñarte algo que guardo en este cajón desde hace 7 años.

Su madre saca del cajón un sobre blanco. Lo abre y le dice a Maria:

–Esta carta la recibimos en casa el día en que naciste. Es una carta escrita por los Reyes Magos y que nos piden que les hagamos tres favores. ¿Quieres que te la lea?

–¡Sí mamá, por favor!

CARTA DE LOS REYES MAGOS A LOS PADRES

Apreciado papá y apreciada mamá de Maria,

Somos los Reyes Magos. Sabemos que acaba de nacer Maria. Es una niña preciosa que os va a hacer muy felices a los dos. Ya sabéis que cada 6 de enero nosotros vamos en silencio a casa de todos los niños y les dejamos unos regalitos para celebrar el nacimiento del niño Jesús y para decirles lo orgullosos que estamos de ellos.

Pero a partir de ahora no podremos hacerlo porque estamos muy viejecitos y cada vez hay más y más niños en este mundo. No podemos ir a casa de todos. Además, ayer me caí del camello y me rompí el brazo (soy Melchor, un poquito torpe); Gaspar es muy lento porque camina con la ayuda de un viejo bastón y Baltasar, ¡nuestro viejecito Baltasar!, se olvida siempre de dónde tiene la lista de los regalos. Como ves, ya estamos muy mayores y necesitamos pediros tres favores muy importantes:

Primer favor: Que nos ayudéis a poner los regalos a los niños. Cada padre y madre harán nuestro trabajo el día de Reyes: leerán las cartas de sus hijos y, con la misma ilusión que la nuestra, les pondrán los regalos como si fuéramos nosotros. Así todos los niños del mundo tendrán sus regalos y nosotros podremos descansar y ver, desde lo lejos, sus caritas de alegría.

Segundo favor: Como esto es un gran secreto, no se lo podréis decir a Maria hasta que cumpla los 7 años. Cuando tenga esta edad, ya será mayor y sabrá guardar este secreto. Los niños pequeños no deben saber que nosotros ya no podemos poner los regalos y que son los padres los que nos ayudan porque si no... ¿qué pensarán de nosotros? ¿dónde estará la magia? El secreto se ha de decir solo a los niños responsables, a los que ya pueden entender que nosotros les queremos mucho y que por eso pedimos ayuda a sus padres, las personas que más los quieren a ellos.

Tercer favor: Algunos padres que nos ayudan están enfermos o no tienen dinero para comprar regalos a sus hijos. Y también hay niños que no tienen la suerte de tener dos papás. Por eso, necesitamos que vuestros hijos se conviertan "un poquito" en Reyes Magos y compartan algunos regalos con los niños que no tienen tanta suerte como ellos.

Nada más. ¿No es demasiado, verdad? Cuando Maria te pregunte por primera vez quiénes son los Reyes Magos léele esta carta. Entenderá por qué nosotros hemos confiado en vosotros para hacer nuestro trabajo: porque sois las personas que más lo queréis en el mundo y que mejor pueden ver su enorme y bondadoso corazón de perla.

Melchor, Gaspar y Baltasar

*Versión publicada originalmente en el blog de Ikiora.

* Para que no te pierdas nada, nosotros te mandamos lo mejor de Verne a tu móvil: ¡únete a nuestro Telegram telegram.me/verne!

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en Verne