Sílvia Pérez Cruz canta a los desahuciados tras ganar el Goya

La intérprete y compositora se ha alzado con el premio a la mejor canción por "Ai, Ai, Ai"

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

La cantante Sílvia Pérez Cruz ha ganado en la noche del sábado el Goya a la mejor canción original por Ai, ai, ai, que forma parte de la película Cerca de tu casa. La cinta es un musical que trata sobre los desahucios ocurridos en España con motivo de la crisis económica. En su discurso de agradecimiento, la galardonada ha homenajeado a aquellos que han sufrido esta situación, arrancándose a cantar otro tema de la banda sonora, titulado No hay tanto pan.

Tras los pertinentes agradecimientos a familiares, amigos y al director de la cinta, Eduard Cortés, Sílvia Pérez Cruz (Palafrugell, 1983) ha decidido que una canción aportaba más que las palabras. Tanto el tema que ha interpretado como el que le ha hecho ganar el premio aparecen en el disco Domus.

El álbum, cuyo título signfica casa en latín y que salió a la venta en febrero de 2016, se concibió en un principio como la música para la banda sonora de la película Cerca de tu casa. Una vez firmadas las melodías que acompañan al relato, Pérez Cruz siguió trabajando en ideas, que dieron pie a este trabajo discográfico.

Además de componer y producir los temas musicales para la película, Sílvia Pérez Cruz ha actuado en ella y ha colaborado en el guion de la misma, por lo que ha invertido tres años de trabajo en este proyecto que también le ha dado una candidatura al Goya como mejor actriz revelación.

La cantante puso a disposición de los lectores de EL PAÍS el disco al completo, que se puede escuchar a través de este enlace.

Esta es la letra del tema que ha dedicado a los desahuciados en la gala de los Goya.

"No hay tanto pan"

Silvia Pérez Cruz

Hay un gallo que llora y que grita

"despierta, despierta, despierta, despierta", prudente.

Que esto duele, te arrasa,

te mata, te irrita.

Qué suerte la tuya tan cruda y maldita.

Reza de día de noche y no almuerza.

Se cree mala madre y también mala hija.

¿Dónde está la suerte? La mía, poquita.

Alguien se lo da y después se lo quita.

Y no hay tanto pan, pan, pan...

no hay tanto pan, pan, pan...

no hay tanto pan, pan, pan...

no hay tanto pan, pan, pan...

Unos son grandes y otros valientes,

unos traicionan y otros son fuertes.

Despierta Mercedes,

ay, mi Patricia,

Tomás, Martín, Juan, Lola, Pablo y Cristina,

que esta gran culpa no es tuya ni mía.

Mentiras, sonrisas y amapolas,

discursos, periódicos, banqueros y trileros.

Canciones, manos y pistolas,

bolsos, confeti, cruceros y puteros.

Te roban y te gritan, te roban y te gritan.

Te roban y te gritan,

y lo que no tienes también te lo quitan.

No hay tanto pan, pan, pan...

no hay tanto pan, pan, pan...

no hay tanto pan, pan, pan...

no hay tanto pan, pan, pan...

Y es indecente, es indecente,

gente sin casa, casas sin gente.

Es indecente.

No, no hay tanto pan.

No hay tanto pan.

* Para que no te pierdas nada, nosotros te mandamos lo mejor de Verne a tu móvil: ¡únete a nuestro Telegram telegram.me/verne!

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en Verne