¿Puede la policía cibernética proteger a Carmen Salinas (y a ti) de los trolls?

Un representante de la organización explica cuál es su función y cuándo es válido levantar una denuncia

  • Comentar
  • Imprimir
Carmen Salinas declaró ante medios de comunicación que la Policía cibernética tenía identificados a sus troles.
Carmen Salinas declaró ante medios de comunicación que la Policía cibernética tenía identificados a sus troles.

A principios de enero, surgió en redes sociales una campaña para lanzar jitomatazos a los diputados federales. El propósito era exigirles a los funcionarios que regresaran el bono de 150.000 pesos que recibieron a final de año. En la cuenta de Twitter JitomatazoMx continuamente se publicaban encuestas en las que se preguntaba a los tuiteros qué funcionario debería ser el siguiente. Una de los que más votos recibió fue la diputada del PRI Carmen Salinas. La funcionaria y expresentadora de televisión ha sido fuertemente criticada en redes y en los medios por no tener las suficientes credenciales para ejercer su puesto y recibir un salario mucho mayor al promedio en México.

Al enterarse de la situación, Salinas declaró ante varios medios que responsabilizaba al ex city manager de la Delegación Miguel Hidalgo Arne aus den Ruthen (Arne en Twitter), principal promotor de la iniciativa, de cualquier cosa que pudiera sucederle. En enero, Aus den Ruthen admitió su participación en los jitomatazos hacia el diputado priísta César Camacho, pero no ha hecho comentarios sobre la iniciativa contra la diputada. El exfuncionario acepta que ha violado la ley, pero asegura que se trata de un acto de protesta contra políticos abusivos.

Salinas dijo en una entrevista con numerosos medios que la Policía Cibernética ya tenía identificados a los trolls que invitaban a lanzarle jitomates. “Saben en qué café internet se meten", comentó. "Están todos identificados porque tomo la precaución de fotografiar sus tuits y mandarlos a la Policía Cibernética para que sepan quiénes son”. Verne buscó a la funcionaria, pero declinó ser entrevistada.

Muchos en redes sociales se mofaron de la declaración de la funcionaria al considerarla poco probable, pero estaban equivocados. Cualquiera que considere que su seguridad está en riesgo o que está siendo amenazado a través de internet puede acudir a esta división de la Policía Federal para pedir asesoría o para presentar una denuncia por ciberdelito.

"Ningún tipo de amenaza se considera una broma"

Oliver González, coordinador de prevención de delitos electrónicos de la Policía, explica a Verne en entrevista telefónica que su departamento no toma a la ligera mensajes como los que menciona Salinas. “Por protocolo la Policía Cibernética no puede tomar ningún tipo de amenaza como broma. La Policía Federal puede rastrear y ubicar mensajes que alteran la convivencia armónica”, señala. “Es importante dejar claro que aunque los mensajes deriven de algún tipo de humor negro, podrían provocar que otros usuarios sí lleven a cabo una actividad en la que pongan en riesgo su vida o la de los demás”, apunta.

González señala que a través del ciberpatrullaje y el análisis que realizan en internet, monitorean el comportamiento de los usuarios: “ Ubicamos a grupos que afectan la armonía y los seguimos de cerca, pues en ocasiones pueden cruzar la barrera o el límite de emitir una opinión y llevar a cabo actividades tipificadas como delito”.

El representante de la Policía Cibernética explica que son respetuosos de la libertad de expresión, sin embargo, cuando los tuits o mensajes amenazan con agredir a alguien, su departamento debe tomar cartas en el asunto. “Las leyes son muy claras. Cuando se rebasa esta situación y se agrede a nuestros semejantes evidentemente ya no se trata de un tema de libertad de expresión”.

El funcionario no puede dar detalles del caso de Carmen Salinas o de otros porque son investigaciones en proceso. Sin embargo, añadió que su oficina monitorea constantemente grupos en redes, en especial en Twitter y Facebook dedicados a trolear a figuras públicas, como la Legión Holk, quienes hicieron noticia en enero por adjudicarse y celebrar la matanza de estudiantes del Colegio Americano en Monterrey.

El troleo no es el principal ciberdelito

Actualmente, los crímenes en internet son sumamente variados. Los más comunes según datos de la Policía Cibernética son: Violaciones de Copyright, fraudes, la pornografía infantil, extorsión, robo de identidad, falsificación de documentos, secuestro virtual, acoso y ciberterrorismo.

De acuerdo con el Informe de tendencias de Seguridad Cibernética en América Latina y el Caribe de la Organización de los Estados Americanos (OEA), en 2013 el costo de los delitos informáticos ascendió a 113.000 millones de dólares. Los costos en México alcanzaron 3.000 millones de dólares.

En el mundo, una de cada ocho violaciones de datos dio como resultado la exposición de 10 millones de identidades. Además, la cantidad de ataques dirigidos se incrementó. Al mismo tiempo, la actitud laxa de los usuarios finales respecto de las redes sociales, junto con la mayor adopción de dispositivos móviles condujo al aumento de estafas y generó mayores oportunidades para los ciberdelincuentes.

González asegura que la mejor manera de combatir los ciberdelitos es denunciarlos. “Tenemos mecanismos de atención y comunicación ciudadana. Pueden llamar al 088, contamos con la aplicación de la Policía Federal móvil disponible en todas las plataformas y en la web publicamos todo tipo de recomendaciones. Si se presenta una situación de emergencia también pueden llamar al 911”.

Sigue a Verne México en Facebook, Twitter e Instagram y no te pierdas tu ración diaria de maravillas de Internet.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne