La selección mexicana felicita a su afición por no gritar 'puto' en Sochi

En el partido contra Nueva Zelanda, los mexicanos reemplazaron la ofensa por aplausos y ovaciones al equipo nacional

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo
Getty Images

Stefan Marinovic, portero de Nueva Zelanda, hizo un despeje durante el primer tiempo del partido de su selección contra México en Sochi (Rusia). Cuando un guardameta despeja, la afición mexicana suele gritar ¡Eeeeh, putooo!, pero en esta ocasión reemplazó la ofensa por aplausos y ovaciones para su equipo. La selección mexicana, que venció 2-1, utilizó su cuenta de Twitter, para felicitar a sus seguidores por evitar decir la frase sancionada por la FIFA por su carga homofóbica. Algunos medios y periodistas deportivos se unieron a la celebración.

Los medios deportivos ESPN, La Afición y Récord también reportaron que el grito no se escuchó en el estadio durante el partido.

La afición mexicana que viajó a Sochi hizo caso a las advertencias de la FIFA. Un día antes del partido contra Nueva Zelanda, el presidente de la Comisión Disciplinaria del organismo se dirigió a la Federación Mexicana de Futbol (Femexfut) para señalar “el comportamiento inapropiado de un pequeño grupo de fanáticos mexicanos que realizó gritos insultantes y discriminatorios” en el primer partido de México de la Copa Confederaciones.

El domingo pasado, en el juego contra Portugal, el grito de puto se escuchó de forma tenue durante los despejes del arquero Rui Patrício. La FIFA expresó que podía adoptar sanciones en el caso de que esta conducta se repitiera durante el resto del torneo. Desde el Mundial de 2014 en Brasil, la máxima autoridad del fútbol ha advertido en varias ocasiones a la Femexfut que podría suspender partidos o ejercer otro tipo de sanciones si su afición grita esta palabra en los partidos.

La Federación envió un mensaje a los mexicanos un día antes del partido contra Nueva Zelanda en el que pedía evitar el grito, no por su significado, si no por las posibles sanciones. “De continuar con este comportamiento de nada servirá el esfuerzo en la cancha si por esto perdemos el juego”, se lee en la publicación en Twitter. “Si se suspende el partido perdemos todos”. Los mexicanos se sumaron a la petición.

Muchos aficionados continúan defendiendo el grito. Argumentan que la palabra es parte del vernáculo mexicano y que el grito no tienen una intención de discriminación. Esta postura ha sido retada por varios académicos y activistas LGBTI. “Siempre se ha utilizado para ofender a los hombres y este caso no es la excepción”, dijo a Verne Luis Guzmán, vicepresidente de la organización Codise. “Los que lo gritan le están diciendo al portero cobarde y débil, que es algo que se asocia con ser homosexual. Se entiende como lo peor que le podría pasar a un hombre: atribuirle lo que ellos creen son características de una mujer”.

La afición mexicana demostró un buen comportamiento esta vez, pero no todos los participantes en el partido fueron ejemplares. El director técnico de México, Juan Carlos Osorio, tuvo un arranque de furia contra el cuarto árbitro. El colombiano le gritó “mother fucker” (versión anglosajona de hijo de puta) por no detener el juego mientras el defensa mexicano Carlos Salcedo estaba lesionado en el campo. Su reacción ocasionó decenas de comentarios en Twitter.

Los jugadores, por su parte, protagonizaron una trifulca hacia el final del partido. El mexicano Diego Reyes cometió una falta cerca del minuto 90 y muy cerca de la portería. Los neozelandeses reaccionaron con enojo por perder la posibilidad de un empate, lo que provocó varios empujones, un tiro libre y ninguna tarjeta de amonestación.

AFP

Sigue a Verne México en Facebook, Twitter e Instagram y no te pierdas tu ración diaria de maravillas de Internet.

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en Verne