No era una silla baratísima en Amazon, era una miniatura

Por qué hay que leer las características de los productos que compras online

  • Comentar
  • Imprimir
Lo cierto es que es igual que en la foto
Lo cierto es que es igual que en la foto

La tuitera Sav compró una silla en Amazon para su habitación. Parecía una buena oferta: la Modway Miniature Casper Novelty Chair se vende en Amazon a menos de 10 dólares. De hecho, en el momento de escribir estas líneas está de oferta a 3,49. Lo que está joven no se esperaba es que lo de “miniature” no fuera solo el nombre del modelo, sino una descripción realista. La silla es de juguete. Su tuit explicando el error y mostrando la silla frente a su escritorio se ha compartido más de 50.000 veces poco más de 12 horas.

 “Hay mucha gente preguntándome si leí los detalles o las dimensiones -tuiteó después-. LO SIENTO, ¿VALE? VI 10 DÓLARES Y LA COMPRÉ”. La silla de LexMod original, la de tamaño real para personas que miden más de 20 centímetros, se vende por más de 100 dólares, aunque ahora está de oferta a 77. Sí, 10 dólares era un precio demasiado pequeño para una silla tan grande.

Sav no está sola: no es la primera vez que pasa con esta misma silla. En las respuestas a su mensaje, una tuitera le muestra una foto con el resultado de haber cometido el mismo error.

Y en mayo a otra tuitera de Florida le ocurrió lo mismo. “Este es el motivo por el que SIEMPRE hay que leer la descripción cuando compras en Amazon”, decía en un tuit que se compartió casi 5.000 veces.

¿Pero cómo ha podido pasar esto?

Como ya hemos mencionado, en el nombre de la silla aparece la palabra “miniature”. Además, en la descripción pone que solo mide seis pulgadas (unos 15 centrímetros) y se añade: “Miniature replica”. Es decir, compraron a lo loco y fijándose solo en la foto.

Pero (siempre hay un pero) también hay que mencionar que la silla aparece en esta otra imagen dentro de una maqueta tan mona que ni siquiera parece una maqueta. ¡Incluso hay vistas a través de la ventana! Y el lema que aparece en la publicidad de la empresa, Modway, dice: “Hemos modernizado el estilo de mitad de siglo con un toque contemporáneo para una oferta ecléctica que se adapta a todos los gustos”, sin mencionar en esta descripción que además de modernizar el estilo, lo han miniaturizado.

Imagen de la silla en una maqueta bastante realista

A eso hay que añadir que en los artículos relacionados aparecen tanto miniaturas como muebles normales.

Los clientes que compraron esta pieza compraron otras miniaturas, pero entre los productos relacionados hay muebles del tamaño habitual, como el taburete de Adeco

De hecho, si nos vamos a los comentarios, vemos a muchos explicando lo contentos que están con una réplica que usan con muñecas, pero también algún despistado más. Estos son algunos ejemplos:

“Error mío, pensaba que era la grande. Pero me la he quedado igualmente, es demasiado bonita”.

“Si estás buscando una silla de juguete, entonces esta es perfecta para ti. No como yo, que no me di cuenta de que “mini” significa REALMENTE mini. Lol, es para reírse. Y ni siquiera te devuelven el dinero (feo). Dos días después: no quería sonar como una chica desagradable, la verdad es que es una silla de juguete muy mona. Hablé con el servicio de atención al cliente y fueron MUY amables y de hecho me han enviado una gratis. ¡Gracias!”.

“¿Qué sentido tiene vender una silla en miniatura? Que lo sepáis, aunque es muy bonita, es superpequeña… Quiero decir, tamaño Barbie. No estoy segura de qué sentido tiene esto. Aunque está bien hecha y se puede devolver fácilmente -este vendedor es bueno en eso- me decepcionó que no se tratara simplemente de un buen trato para una silla de tamaño normal”.

Ni siquiera es la única miniatura con la que ha pasado, como algunos han recordado en Twitter a raíz de este caso.

Al menos se parece a las fotos.

Por no hablar de estos pupitres, que hicieron enfadar a mucha gente que quería comprarlos para que sus hijos y sobrinos se sentaran en ellos, tal y como se ve en las capturas de pantalla que hizo este tuitero y que aún se pueden leer en Amazon.

La gente lleva años comprando este pupitre en miniatura en Amazon sin mirar las medidas.

Hay algún caso más. Por ejemplo, el de la silla Barcelona, que se vende a más de 60 dólares y mide unos 10 centímetros de altura. De ella se ha dicho en los comentarios: “Fue error mío. Dinero tirado a la basura”. Y “demasiado pequeña, apenas me pude sentar en ella”. De la Slither en amarillo, que en la foto aparece en una estantería y que cuesta 13 dólares, uno apunta que la compró para el comedor, pero "era tan pequeña que como mucho valdría para una casa de muñecas. No compraré otra. Llegó a tiempo". Otro comenta que la tuvo que devolver y un tercero añade, no sabemos si en serio: "¡Es una silla pequeña! ¡Pero parece una silla normal para que la gente se siente en ella! ¡Es muy confuso!".

Está en una estantería, por favor

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en Verne