Comprar billetes de AVE a 25 euros no es imposible, pero casi: así lo lograron estas dos personas

Hace falta tiempo, Chrome y paciencia, mucha paciencia

  • Comentar
  • Imprimir
Pantalla de error de Renfe
Pantalla de error de Renfe

¿Pero alguna vez hubo 25.000 billetes de AVE a 25 euros? Esta pregunta se la hacen cada mes las miles de personas que intentan comprar los viajes de la promoción del 25 aniversario del AVE. La noche del jueves se registraron 1,92 millones de consultas y los billetes se agotaron a la 1:20, pero ya desde antes Twitter se había llenado de las quejas de quienes no lograban ni entrar en la web. Algunos comparaban estos billetes a unicornios y a elfos, porque nadie los ha visto jamás; otros echaban pestes de una página, la de Renfe, que ya en situaciones normales es objeto de críticas.

Ninguno de los redactores de Verne ha tenido un billete de AVE a 25 euros en las manos, pero parece que los rumores son ciertos y existen. Entre todas las más que comprensibles quejas compartidas en Twitter hemos encontrado a dos héroes que, con trabajo y esfuerzo, lograron la gran hazaña de hacerse con de estos billetes. Por ejemplo, Álvaro Macías, que aseguraba en Twitter que estaba “más emocionado que cuando Rosa fue a Eurovisión”.

No fue fácil, tal y como cuenta a Verne por teléfono. Macías, de 30 años, vive en Madrid, donde trabaja en El Corte Inglés y también como actor, pero es de Lebrija, por lo que viaja a menudo a Sevilla. Llevaba tres meses intentando hacerse con un billete de esta promoción, sin suerte.

Anoche lo logró, pero la gesta requirió preparación y tiempo: a las once y media del jueves ya tenía la web de Renfe abierta, y a las doce menos cinco ya tenía localizados los billetes de Madrid a Sevilla que quería. A las doce en punto probó a comprarlos, pero el navegador se quedó colgado. Lo consiguió al segundo intento, llevándose una ida y una vuelta, pero no fue tan sencillo como parece: la página de confirmación tardó un cuarto de hora en cargarse.

Animado por el éxito, lo volvió a intentar con una segunda ida y vuelta para asistir en septiembre a la boda de un amigo. Esta vez solo consiguió una ida apenas cinco minutos antes de que se agotaran los billetes. “Ahora a ver cómo vuelvo”, comenta.

Este tercer billete le costó 25 euros y una hora de su vida: “Introducía los datos, le daba a ‘continuar’, se me borraban los datos y tenía que volver a comenzar”. Estaba con un amigo al teléfono, que también se llevó un par de billetes. “Me decía que le diera a actualizar aunque la página diera error, que él lo había logrado así”. En Twitter muchos comparten consejos y trucos similares, que casi parecen ritos arcanos. La propia Renfe le había dado en otra ocasión un consejo a Matías: que probara desde Chrome, el navegador de Google. Así lo hizo.

Los comentarios a su tuit de celebración se llenaron peticiones de autógrafos y referencias a Íker Jiménez, periodista especializado en sucesos paranormales que se explican más fácilmente que esta proeza.

Otro héroe de Twitter fue Sergio Holguín. Tiene 20 años y es de Almàssera (Valencia). Es técnico de sonido y locutor de radio y era la primera vez que intentaba comprar billetes a 25 euros. Hasta anoche ni siquiera sabía que existía esta promoción.

Pero tampoco lo tuvo fácil: además de entrar con Chrome, “borré la caché del navegador, para que tardara menos en cargar”. Aun así, “hasta las 0:33 no conseguí que se cargara la página”. No hablamos de comprar el billete, sino solo de que se le cargara la página. Y eso con varias pestañas abiertas y borrando la caché tras cada intento. Normal que en su tuit comparara el proceso con los juegos del hambre.

Un truco que le funcionó y que compartió en Twitter: “Cuando accedes al viaje, a la derecha y debajo del precio hay un enlace para acceder a más opciones de compra. En ese enlace la página carga más rápido”. Así consiguió su viaje de Madrid a Valencia. Que es la vuelta: “Tengo que ir a Madrid, pero sabía que o me sacaba la ida o me sacaba la vuelta. Las dos ni de coña. Ya iré en Blablacar, supongo”.

Holguín hace referencia a una de las protestas habituales de quienes intentan acceder a esta oferta: la web de Renfe no está preparada para tanto tráfico. “Imagino que no les sale a cuenta contratar un servidor para una sola noche”, apunta. Pero lo cierto es que muchos se quejan no tanto de no conseguir el billete como de haber perdido mucho tiempo y encima encontrarse con errores. Uno de los más habituales: parece que la venta está hecha, pero Renfe reembolsa el dinero sin enviar los billetes. Casi como la tortura de Tántalo, condenado eternamente a no poder moder la fruta que parece estar a su alcance.

A los dos les preguntamos por los nuevos retos que se plantean después de este logro: escalar un 8.000, quizás; tal vez dar la vuelta al mundo. “Yo creo que conseguir uno de estos billetes es más difícil que cualquiera de estas cosas”, apunta Holguín. “El próximo reto -dice Macías- es averiguar en qué tren de AVE ponen la peor película”. No es fácil. No es nada fácil.

Hay trucos, pero no milagros

EL PAÍS publicó este jueves un artículo con consejos para conseguir los billetes a 25 euros de la promoción. Entre ellos, registrarse en la web, borrar la caché si da error, sacar solo la ida (o la vuelta, vaya) y refrescar la página de selección de trenes si no se carga. Algunos de estos ya los comentaban tanto Álvaro Macías como Sergio Holguín. Pero, claro, son trucos para que la tarea pase a ser mínimamente asequible. No hay milagros.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Archivado en:

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne