No hay consentimiento posible con niñas de 14 años, como recuerda #MeAt14

"Esta soy yo a los 14. ¿Te parecería bien que un hombre de 32 saliera conmigo?"

  • Comentar
  • Imprimir

Roy Moore, candidato republicano para el Senado estadounidense por Alabama, ha sido acusado de acoso por cinco mujeres. Una de ellas es Leigh Corfman, que ha denunciado que abusó de ella en 1979, cuando tenía tan solo 14 años y él 32. Después de que un presentador de la televisión estadounidense excusara a Moore defendiendo que esta relación fue “consensuada”, la abogada Catherine R. L. Lawson publicó un tuit con una foto suya de adolescente y el mensaje: “No se puede dar consentimiento con 14 años. Ni en Alabama, ni en ningún sitio #MeAt14 (#YoCon14)”. Muchas usuarias han seguido su ejemplo.

Lawson publicó su mensaje el 10 de noviembre y, en tres días, el hashtag #MeAt14 apareció en 50.000 tuits, según BBC. "Compartí mi foto para mostrar que no hay una versión aceptable de esta historia", cuenta la abogada al medio británico. Defiende que "en ningún caso" puede aceptarse el consentimiento de una adolescente de 14 años para estar con un hombre mayor. 

El hashtag se popularizó después de que Lizz Winstead, cocreadora del programa de humor estadounidense The Daily Show, lo utilizara. En su mensaje, contaba cómo era ella con 14 años, y pedía a otras usuarias que contaran cómo eran con esa edad, que compartieran sus fotografías y las utilizaran como foto de avatar en Twitter.

Esta soy yo con 14 años. Estaba en el equipo de gimnasia y cantaba en el coro. No estaba saliendo con hombres de 32 años. ¿Cómo eras tú con 14 años? Tuitea una foto, cuéntanos cómo eras y fíjalo en la parte superior de tu perfil.

Muchas mujeres han seguido su ejemplo, entre ellas la actriz Alyssa Milano. Esta fue, hace apenas unas semanas, la promotora de otro hashtag contra el acoso, #MeToo.

Yo con 14 adoraba a mi hermano, amaba a mi perro, Pucci. Me encantaba OMD [un grupo de música], tenía PELAZO. Era feliz. Era inocente. Por favor, comparte tu #MeAt14 (#YoCon14).

Esta soy yo con 14 años. No estaba saliendo con un hombre de 32. Montaba a caballo, jugaba al baloncesto e intentaba sobrevivir a mi primer año de instituto.

Era una novata en el instituto. Era virgen. Mi padrastro llegaba a casa del trabajo a las 3:30. Yo llegaba a las 3:45. Estábamos solos durante al menos una hora. Cada día. El hacía que me sentara en su regazo. Y besarle. Y tocarle. Y él me tocaba.

Esta soy yo a los 14. ¿Te parecería bien que un hombre de 32 saliera conmigo?

Esta soy yo con 14 años, un tímido e inocente ratón de biblioteca. No hay manera de que alguien de 14 años esté preparada para salir con alguien de 32.

#MeAt14 pretende mostrar que no hay consenso posible cuando se trata de una relación abusiva entre un hombre adulto y una adolescente. Aunque bienintencionado, algunas mujeres –como la columnista de Molly Roberts, en The Washington Post– también han señalado la connotación negativa que pueden tener mensajes como el "yo con 14 no estaba con hombres de 32" publicado por Winstead: que puedan sobrentenderse como que la culpa es de la víctima, y no del abusador, por estar interesada en adultos a esa edad.

En la misma línea se manifestaba la escritora y activista feminista Mikki Kendall en Twitter: "[La campaña #MeAt14] ahoga las voces de las chicas que sufrieron abusos sexuales a esa edad. Entiendo que es genial que tú no los sufrieras, te gustara hacer de canguro y montar a caballo pero, ¿tal vez no es el momento de centrarnos en eso?".

Las críticas a Roy Moore por las denuncias de abusos han llegado incluso desde su propio partido. Después de que The Washington Post destapara la historia el pasado 9 de noviembre, el líder republicano en el Senado Mitch McConnel admitió que Moore debería renunciar a las elecciones del 12 de diciembre.

Sean Hannity, el presentador de FOX que defendió que la relación entre Moore y Corfman había sido consensuada –después se disculpó– dio pie a otro hashtag además de #MeAt14: #BoycottKeurig. Keurig, una marca de cafeteras, anunció en Twitter que dejaría de publicitarse en el programa de Hannity (Hannity´s America) por sus declaraciones. Los seguidores del presentador promovieron la etiqueta del boicot, con la que tuiteaban vídeos destruyendo sus cafeteras:

Según ha explicado Hannity en el blog de su programa, el jefe de la compañía de cafeteras le ha pedido disculpas y, a través de una circular que recoger The Washington Post, explicó a sus trabajadores que el tuit que habían publicado había generado una “situación inaceptable” en Keurig. Hannity lo ha celebrado regalando 500 cafeteras de la marca a sus seguidores.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Archivado en:

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne