La patrulla caníbal y la muerte de Peppa Pig: los dibujos perturbadores que YouTube intenta controlar

La plataforma de vídeos está plagada de contenido que parece familiar pero no es recomendable para menores

  • Comentar
  • Imprimir
Escenas como esta circulan por YouTube sin restricciones y con titulares engañosos
Escenas como esta circulan por YouTube sin restricciones y con titulares engañosos.

Peppa Pig bebiendo lejía, Elsa de Frozen con una pistola, Minnie Mouse atropellada... Dibujos animados como estos se han colado en YouTube Kids, la aplicación de YouTube que solo debería incluir contenidos infantiles. La empresa acaba de anunciar nuevas medidas para evitar que estos vídeos inapropiados para niños lleguen a la app y que no estén a la vista de cualquiera en YouTube. No es un tema nuevo. Muchos medios informan desde hace meses sobre la existencia de este tipo de vídeos.

La polémica ha tomado un nuevo impulso a principios de noviembre, tras la publicación de un reportaje de The New York Times y una extensa publicación del escritor y artista James Bridle en Medium. El diario estadounidense pone el ejemplo de un vídeo que parece de Patrulla canina, una conocida serie de Nickelodeon, pero en realidad es una versión en la que varios protagonistas mueren y uno se tira al vacío desde un tejado. El vídeo ya ha sido eliminado.

YouTube, propiedad de Google, anunció el 9 de noviembre sus nuevas medidas para evitar situaciones como esta. "Algunos vídeos no infringen nuestras políticas, pero es posible que no sean adecuados para todos los usuarios", indica YouTube en su página web. La plataforma tiene en cuenta los siguientes aspectos para evaluar si un contenido lleva la restricción de edad: lenguaje vulgar, violencia e imágenes perturbadoras, desnudos y contenido sexualmente sugerente y representación de actividades perjudiciales o peligrosas. En un vídeo con 7 millones de visualizaciones hasta el 17 de noviembte, una Minnie adulta está a punto de suicidarse. Acaban de borrarlo.

El vídeo ha sido eliminado, pero le hicimos un pantallazo

Más allá de las posibles infracciones de derechos de autor, la polémica ha venido causada porque estos vídeos estén disponibles para cualquier usuario en YouTube y, además, algunos lleguen a YouTube Kids. Esta aplicación está pensada para que los niños menores de 13 años puedan navegar por ella sin supervisión paterna. Según The Guardian, tiene más de 11 millones de espectadores semanales.

"A principios de este año actualizamos nuestras políticas en la plataforma de YouTube para que, entre otras cosas, el contenido que hace uso inapropiado de contenido dirigido al ámbito de familia, no pueda monetizarse", dice en una declaración oficial la directora de Políticas de Google, Juniper Downs.

Esa medida estaba pensada para desincentivar a los creadores de esos contenidos, de forma que no obtuvieran rendimiento económico por los vídeos. El problema persiste, de ahí las nuevas restricciones recién anunciadas por YouTube. "También estamos desarrollando un proceso para implementar nuevas políticas de restricción de visualización de vídeos por edad. El contenido restringido por edad no se permite de manera automática en la app de YouTube Kids", añade Downs. Estas nuevas medidas se desarrollarán "en las próximas semanas".

Las restricciones por edad para contenidos considerados inadecuados ya existían, "pero se van a reforzar", dicen desde YouTube. "La tecnología es la misma pero anteriormente la restricción no estaba aplicada a contenido que supuestamente estaba segmentado a familias y que luego, realmente, no lo era. Ahora cuando esté segmentado a familias pero se marque como inadecuado automáticamente (tras ser evaluado) se aplicará el filtro y eso implica que de manera directa ya no entra en Kids", añaden.

Este es uno de los pantallazos que acompaña a la información de The New York Times

En resumen, según explican a Verne desde YouTube, la nueva restricción hará que el contenido con apariencia infantil pero inapropiado solo esté disponible en YouTube para mayores de 18 años. Será más difícil que esos contenidos lleguen a YouTube Kids, ya que los vídeos con restricción por edad, de forma automática, no se publicarán en la aplicación. "Esto brinda una capa adicional de protección para el contenido que puede entrar en YouTube Kids más allá de los algoritmos que ya filtran contenido en la actualidad", dicen desde YouTube.

En todo este proceso sigue siendo imprescindible la participación de los usuarios. Para que un vídeo tenga la restricción por edad, algún usuario debe denunciarlo. "Los especialistas en las políticas de YouTube revisan los vídeos marcados, durante las 24 horas del día, los siete días de la semana", explica YouTube. Muchos vídeos no son marcados como inadecuados y permanecen a la vista de cualquiera.

¿De dónde salen esos vídeos inapropiados?

Como apunta The New York Times, hay varios canales especializados en los vídeos para adultos con apariencia infantil. Por ejemplo, los vídeos de Super Moon TV tienen títulos que esconden su contenido real, como "educación", "niños" o "aprender colores". Así es como han esquivado los habituales filtros de YouTube. Super Pups TV imita la misma estructura. El título del siguiente vídeo, con 250.000 reproducciones, incluye los términos "learn color for kids" (aprende colores para niños). En el vídeo se puede ver a un perro comiéndose las tripas de otro.

Este es otro buen ejemplo. El vídeo incuye en su título los términos "sandía gigante", "canciones familiares", "nanas" y "aprendiendo". Aparecen personajes infantiles con armas. Lleva más de cinco millones de reproducciones.

Y seguimos creciendo en visualizaciones. Este vídeo lleva 20 millones de reproducciones. Mezcla términos como "suicidio" y "canciones familiares".

Si buscamos vídeos parecidos en español, encontramos varios ejemplos con Peppa Pig como protagonista. En este vídeo Peppa Pig asesina a Susy Oveja. En el siguiente, muere la cerdita. Algunos de ellos avisan de que no es contenido apropiado para niños al principio del vídeo, pero por el título es fácil de encontrar.

Cuando se apliquen las nuevas medidas de YouTube, estos vídeos solo deberían estar disponibles para mayores de 18 años en la web y no deberían llegar a YouTube Kids. De momento, todos ellos se pueden consultar sin loguearse en la página web.

Desde 2010, YouTube ofrece la posibilidad de activar el modo restringido que esconde los vídeos que se consideran poco adecuados para los usuarios más jóvenes. YouTube tuvo que disculparse en marzo después de censurar contenidos LGTB+, limitándolos al modo restringido.

YouTube incluye una serie de consejos para padres en su página web. "Si ves un vídeo que te parece inadecuado o que puede infringir nuestras normas de la comunidad, márcalo. Esta es la forma más rápida de informarnos de posible contenido inadecuado", dicen.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne