Me encantaría decirte que todo ha cambiado

En 2017 se ha hablado de feminismo, pero la situación no ha cambiado tanto. Queda mucho por lo que luchar

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo
Lidia Valentín en el Campeonato del Mundo de Halterofilia (que ganó) en diciembre de 2017
Lidia Valentín en el Campeonato del Mundo de Halterofilia (que ganó) en diciembre de 2017.

[Este artículo pertenece a La Carta de Verne, nuestra newsletter que llega todos los domingos. Los primeros domingos de mes siempre es de contenido feminista. Si quieres empezar a recibirla, apúntate aquí. Y si quieres llamarnos feminazis, pincha aquí]

El feminismo fue uno de los grandes temas de 2017. La palabra del año, de hecho, para el diccionario Merriam-Webster. En esos 365 días se habló alto y claro de la situación en desventaja de las mujeres en prácticamente todos los ámbitos. Pero no solo fue un año de reivindicaciones, que también. En 2017 pudimos descubrir a mujeres que la historia hizo que cayeran en el olvido, nuevas webs que nos abren los ojos y nos ponen las gafas moradas, o textos que nos llevan aún más lejos en el autoconocimiento personal como mujeres en aspectos de los que no se habla a menudo.

Por ejemplo, durante este año pudimos conocer la figura de la primera periodista cultural, María Luz Morales. O qué eran los matrimonios bostonianos: cuando dos amigas íntimas se iban a vivir juntas y se cuidaban como si fueran pareja para huir de la sumisión del matrimonio convencional.

Aprendimos un montón sobre feminismo y mujeres gracias a Feminismos Reunidos, cuyos juegos empezaron a llegar a principios de año y que empezaron a estar en tiendas físicas en estas navidades. Y el especial 28 días sobre la regla también profundizó y nos invitó a normalizar algo cotidiano, pero (desafortunadamente) tabú.

Es evidente que al feminismo no hay quien lo pare y que es un movimiento a nivel mundial. Para muestra un botón: en Francia los webzines y páginas feministas nunca habían sido tan numerosos. Y son muchísimas las mujeres que están ayudando a cambiar el mundo en todos los ámbitos.

Me encantaría decirte que todo ha cambiado y que en 2018 no hará falta que el feminismo reivindique o denuncie nada, pero lo cierto es que no es así. Aún queda mucho por lo que luchar. Mientras tanto, hemos aprendido todas estas cosas.

ESTOS DÍAS, ME HA GUSTADO MUCHO LEER

1. Perico el de los palotes era mujer. (El País). Se llamaba Carmen de Burgos 'Colombine' y fue la primera mujer española corresponsal de guerra. Sabemos muy poco de ella porque, una vez más, tras la Segunda República se ocuparon de borrar del mapa todo lo que fue e hizo para que cayera en el olvido. Colombine fue la primera redactora en plantilla de un periódico y, además de la primera corresponsal, una grandísima escritora. Fue una adelantada a su tiempo en muchos aspectos, no solo el periodístico: escribió sobre el divorcio en 1904, donde pedía que se legislara sobre ello (la primera ley del divorcio en España no fue hasta 1932 y, tras su abolición durante el franquismo, no se aprobó de nueva hasta 1981). En definitiva, su historia y su obra es interesantísima.

2. La persona del año en Time. (Time, en inglés / Verne). Los testimonios que destaparon los acosos sexuales en sus diferentes ámbitos fueron las personas del año para Time. Desde estrellas conocidas como Ashley Judd y Rose McGowan por el caso Weinstein o Taylor Swift por su jucio contra un locutor de radio, a trabajadoras de grandes empresas, personalidades de la política y personas anónimas. Todas ellas estaban reunidas en el especial y representadas en la portada de la revista.

3. “No era una empleada de Hipercor que tuviera que dejarse tocar el culo”: el caso Nevenka. (S Moda). Hablando de acoso sexual, el caso Nevenka fue uno de los más mediáticos en España. Logró la primera condena por acoso sexual en el trabajo. Era 2001 y ella fue juzgada por denunciar. Juan José Millás escribió largo y tendido sobre el tema entonces, incluyendo un libro sobre el caso, y lo volvió a hacer este mismo diciembre. En este artículo hablan con el que fue su abogado, que nunca dejó de creer en ella, y también de lo que dijo el fiscal y de qué es de ella ahora, entre otras cosas. Me llamó especialmente la atención el artículo de este caso por algo que supongo que a muchas personas de mi edad y más jóvenes también les pasará: nos pilló siendo tan pequeños (yo tenía 12 años) que nos suena muy poco o nada.

4. Y tú, ¿qué consideras que es abuso sexual en el trabajo? Si eres hombre, ¿cómo te comportas en el entorno laboral? (Buzzfeed News, The New York Times, en inglés). En Buzzfeed News realizaron una encuesta abierta en la que preguntaban qué consideraban acoso en el trabajo. Los resultados los muestran aquí, así como una evolución del número de veces que el término “acoso sexual” ha estado en un titular de The New York Times y una cronología de cómo las mujeres estaban protegidas ante esto desde finales del siglo XIX en EE UU. Por otra parte, The New York Times preguntó a 600 hombres sobre si ellos habían tenido determinados comportamientos que serían calificados como dudosos o, directamente, como acoso sexual. El resultado: un tercio de ellos contestaron que sí.

5. Cómo no, Cat Person. (The New Yorker, en inglés / Verne). El cuento de la cita que salió regular y las relaciones personales escrito por Kristen Roupenian fue uno de los hits de este mes. Su éxito radicó en que muchas mujeres nos vimos identificadas con la protagonista del relato. Pero no solo eso: el texto dio a dado pie a muchos análisis, tanto en redes sociales como en otros artículos, hablando de relaciones, feminismo e incluso de géneros literarios.

UNA FRASE QUE PUEDES (RE)TUITEAR

ESTO HAY QUE ESCUCHARLO

Normalmente aquí te recomendamos un vídeo que hay que ver, pero esta vez lo que recomendamos son cuatro audios. El 17 de diciembre se cumplieron 20 años del asesinato de Ana Orantes, que marcó un antes y un después en la lucha contra la violencia machista. Como te dije antes con el caso Nevenka, a muchos adultos de ahora este asesinato nos pilló siendo pequeños (en mi caso, solo 8 años) y puede que no nos sonara tanto como a los que les pilló ya más creciditos (a Ana Orantes la recuerdo bastante más que a Nevenka porque he visto el vídeo a posteriori en diferentes ocasiones).

Por eso es importante esto que te enseño ahora: Lo conocí en un Corpus, de Noemí López Trujillo en Podium Podcast, es un homenaje a Ana en forma de podcast de cuatro episodios. Un recuerdo de cómo fue ella y qué ha cambiado en la sociedad y la política desde 1998. Además de los podcast, la carta de Raquel Orantes a su madre también te pondrá la piel de gallina.

* Para que no te pierdas nada, nosotros te mandamos lo mejor de Verne a tu móvil: ¡únete a nuestro Telegram telegram.me/verne!

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en Verne