Por qué no hizo falta rescatar a los jóvenes atrapados en el Angliru

Los involucrados habrían tenido que pagar los costes en caso de haber sido necesario un rescate

  • Comentar
  • Imprimir

Un grupo de siete jóvenes decidió subir con un coche todoterreno al puerto de montaña asturiano el Angliru en la madrugada del sábado 6 de enero. A pesar del aviso del temporal que iba a afectar a la zona, acudieron sin el equipamiento adecuado para estar en la nieve. Aunque admiten su error, critican en redes sociales y ante la prensa local la actuación del 112, al que acusan de no haber acudido en su ayuda. Los servicios de emergencia asturianos explican a Verne que la situación entraba en la categoría de incidente por nieve en carretera y no como un rescate en montaña.

Tras decidir ir a disfrutar de la nieve en plena noche y quedarse atrapados, los jóvenes solicitaron una grúa porque su vehículo estaba inmovilizado por la nieve. El Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA) envió a dos operarios de obras con una furgoneta, pero la Guardia Civil les denegó el paso por el riesgo que suponía transitar por la zona.

"Tampoco estamos dispuestos a poner en peligro a dos empleados en este tipo de situaciones", comenta a El Comercio Ana Díaz, alcaldesa de Riosa (la zona donde quedaron atrapados), quien considera la actuación de estos jóvenes "una imprudencia".

A lo que se refiere la regidora asturiana es que no se trataba de un rescate de montaña, sino que en todo momento se consideró un incidente por nieve en carretera. "Para tipificarlo como rescate tendría que haber una situación de riesgo para la salud de las personas implicadas. En todo momento, [los ocupantes del coche] señalaron que estaban perfectamente y que lo único que tenían era el vehículo inmovilizado por la nieve, por lo que no podían continuar la marcha", comentan a Verne desde SEPA.

Los servicios de emergencia solicitaron a los siete atrapados que fueran andando hasta la zona donde se encontraba la Guardia Civil, pero cinco de ellos se negaron, al no contar con ropa adecuada para estar en la nieve.

"Estos son unos exagerados, yo soy más optimista", dijo a emergencias uno de los dos jóvenes que decidieron caminar por la carretera para abandonar la zona de nieve con una linterna, relata La Nueva España.

El resto esperó mientras se mantenían en contacto con el 112 y el temporal de nieve empeoraba y, al pasar las horas insistieron en que se les rescatara. Hubo más de 40 llamadas entrantes y salientes para controlar su estado. A la mañana siguiente, todos habían descendido por su propio pie y habían recuperado el coche con la ayuda de unos amigos.

Los implicados han compartido una de esas llamadas en redes sociales para criticar lo que consideran un trato injusto. La grabación se ha extendido por plataformas como YouTube. SEPA asegura a Europa Press que la conversación "está descontextualizada".

Tras sus protestas, también han surgido algunas reacciones en redes sociales que critican su actitud. "Vamos a volver a hacerlo, a repetir la hazaña", aseguran los jóvenes en una entrevista con La Nueva España.

Actualización 10 de enero 17:00 El Principado abre un expediente informativo al servicio del 112 por la respuesta dada a los jóvenes atrapados en el Angliru, informa La Nueva España. Se trata de una investigación que no tiene por qué terminar en sanción.

¿Cuánto costaría un rescate?

En el caso ocurrido en la madrugada del sábado 6 de enero en el Angliru no había heridos, por lo que ningún equipo de montaña hubiera actuado según el protocolo, confirman desde Guardia Civil de Oviedo, que en ocasiones también cubre operaciones de rescate en la zona.

Si el viaje de madrugada en pleno temporal de estos siete jóvenes hubiera puesto en peligro la vida de alguno de ellos, es cuando se habría activado un protocolo de rescate.

En ocasiones, los costes de esa acción corren a cargo de los rescatados, en el caso de que la situación se provocara por una negligencia suya.

El Boletín Oficial del Principado de Asturias (BOPA) publicaba en diciembre de 2014 las tasas por rescate y asistencias del SEPA en la zona. En el texto se especifica que se obliga a los rescatados a pagar estas tasas en el caso de que:

1. El afectado no haya atendido los boletines o partes de avisos de alerta o de predicción de meteorología de nivel rojo o equivalente.

2. Si el rescate tiene lugar en zonas señaladas como peligrosas o en aquellas de acceso prohibido o restringido.

3. Cuando las personas rescatadas no lleven el equipamiento adecuado a la actividad.

4. Cuando el rescate o salvamento se realice con ocasión de la práctica de actividades recreativas y deportivas que entrañen riesgo o peligro para las personas.

La tarifa a aplicar se determina en función del número de profesionales involucrados, de los medios empleados y del tiempo que se invierta.

La tasa del personal de intervención oscila entre los 11,6 euros por hora de cada auxiliar de bombero especialista a los 18,9 euros por hora de cada jefe supervisor.

Los vehículos suponen un coste de entre 36,10 euros por hora, si se trata de un vehículo ligero, a 439 euros por hora si es un vehículo especial. Emplear un helicóptero podría costar al rescatado o rescatados que hayan cometido alguna de las negligencias anteriores entre 1.258 y 2.027 euros a la hora.

Desde SEPA explican a Verne que "se ha tramitado el cobro de 6 rescates de montaña desde el año 2009, por un importe total de unos 20.000 euros [una media de 3.300 euros por rescate]".

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne