El currículum de los líderes juveniles de los partidos

Hablamos sobre formación, experiencia laboral y Cifuentes con representantes de PP, PSOE, Podemos, IU, Ciudadanos, Coalición Canaria, Compromís, ERC y PNV

  • Comentar
  • Imprimir
De izquierda a derecha y de abajo a arriba: Asier Areitio (PNV), Daniel Velasco (IU), David Toledo (Coalición Canaria), Diego Gago (PP), Francesc Roig (Compromís), Sabela Rodríguez (Podemos), Pau Morales (ERC), Melisa Rodríguez (Ciudadanos) y Omar Anguita (PSOE) ampliar foto
De izquierda a derecha y de abajo a arriba: Asier Areitio (PNV), Daniel Velasco (IU), David Toledo (Coalición Canaria), Diego Gago (PP), Francesc Roig (Compromís), Sabela Rodríguez (Podemos), Pau Morales (ERC), Melisa Rodríguez (Ciudadanos) y Omar Anguita (PSOE)

El número de afiliados jóvenes de los grandes partidos ha disminuido considerablemente en los últimos tres años. Nuevas Generaciones del Partido Popular es la organización juvenil política con más seguidores, alrededor de 40.000 militantes, según sus datos; sin embargo, en 2015 contaba con 60.000.

En Juventudes Socialistas, en 2015 sumaban 19.991 afiliados y a día de hoy son 9.000 a nivel nacional. A los Jóvenes Ciudadanos del partido de Albert Rivera ya les apoyan 5.200 militantes y 19.700 inscritos (los primeros pagan cuota y los segundos solo son simpatizantes) con edades entre 18 y 32 años. Esta formación asegura que en dos meses el número de jóvenes inscritos ha crecido un 32%.

Quizás alguno de esos miles pase en unos años a formar parte del aparato de los partidos, como Pablo Casado en el caso del PP. En Verne hemos hablado con los líderes de las formaciones políticas juveniles para conocer quiénes son, qué les llevó a afiliarse y qué perspectivas de futuro tienen. También para conocer su currículum y su opinión sobre el polémico máster de Cristina Cifuentes. Ninguno sobrepasa los 31 años, han estudiado en universidades públicas y casi todos compaginan su vocación política con empleos en el sector privado. No están en política para quedarse, dice la mayoría de los representantes con los que hemos hablado (de PP, PSOE, IU, Xeración Morada -Podemos-, PNV, Ciudadanos, Coalición Canaria, Compromís y ERC), pero de momento creen que es su forma de aportar un granito de arena a la sociedad. Estos son sus perfiles profesionales:

Nuevas Generaciones del PP: Diego Gago (Vigo, 30 años)

Cuando se afilió por primera vez a la organización juvenil del Partido Popular tenía 16 años y era alumno de un colegio concertado de Vigo. Su familia costeó sus estudios sin que este recibiese ninguna beca. Vive con sus padres, aunque indica a Verne, en conversación telefónica, que pasa algunos días de la semana en Madrid. A este aficionado a las películas policiacas le podemos encontrar en Wikipedia, pero no en Linkedin, donde existe una cuenta a su nombre pero sin ningún dato académico ni laboral.

Gago, que estudió en la universidad pública de su ciudad natal Derecho Económico y un máster en Asesoría Fiscal, cree que lo más importante que le ha aportado la política es la oportunidad de conocer las inquietudes y los problemas de los ciudadanos. Mientras estudiaba tuvo algunos trabajos temporales y, después, durante 10 meses, ocupó un puesto en la dirección regional de una agencia de viajes. En 2015 tuvo que renunciar al sector privado para dedicarse al Ayuntamiento de Vigo, donde es concejal. “Era imposible estar a las 9 de la mañana en el consistorio y en la oficina”, señala.

Conoce a la perfección Nuevas Generaciones desde la perspectiva local y regional: fue presidente provincial de Pontevedra y autonómico antes de ser nombrado, en 2017, presidente nacional. Su puesto conlleva un sueldo anual de 15.000 euros brutos, “destinado a desplazamientos a Madrid, alojamiento y manutención”, explica. El gallego cree que la transparencia de la gente que, como él, ocupa un cargo en una administración o en un partido político no es negociable: “Se tienen que dar las explicaciones que hagan falta siempre”, dice, porque a los jóvenes no les gusta que haya políticos cuestionados por no ser claros con su formación académica. “Se tiene que determinar que la palabra de cualquier político es veraz y está por encima de toda sospecha”, apunta.

Juventudes Socialistas: Omar Anguita (Madrid, 27 años)

Tiene un sueño desde que era pequeño: pilotar aviones. Para ello estudia actualmente en la escuela de pilotos de Madrid European Flyers, mientras trabaja por las noches en una empresa de transportes. Entre su trabajo y los ahorros familiares consigue costear los estudios de la escuela de pilotos. Las mañanas las dedica a trabajar en Ferraz como secretario general de las Juventudes Socialistas. “El tiempo libre no existe”, cuenta a Verne entre risas.

Ha estudiado tanto en colegio público como privado y siempre sin becas. Este joven, que vive independizado de su familia desde hace dos años, ha vivido en Estados Unidos y su alto nivel de inglés le ha servido para dar clases extraescolares a niños durante tres años. También ha trabajado como azafato de vuelo y tiene claro que su paso por política es temporal: “Milito desde los 14 años, nunca he cobrado por trabajar en política y algún día me apartaré”.

No tiene Linkedin porque considera que para su sector no es útil. Como antiguo alumno de estudios de Turismo de la Universidad Rey Juan Carlos, le duele personalmente la polémica en torno al máster de Cristina Cifuentes: “Es una tomadura de pelo para los estudiantes, nos frustra y nos cabrea, porque nos estamos dejando los cuernos pagando las tasas y esto solo desprestigia a la universidad y a los másters”.

Xeración Morada: Sabela Rodríguez (Ourense, 23 años)

Esta gallega atiende al teléfono en un descanso de sus prácticas como futura educadora social. Está en el tercer curso del grado que imparte la Universidad de Vigo en el campus de Ourense. Aunque a nivel nacional no existe una organización juvenil de Podemos, Sabela Rodríguez milita desde hace dos años en una de las formaciones de jóvenes que existen en las comunidades autónomas, en concreto en la gallega Xeración Morada. La estudiante se sumó a Podemos porque considera que los partidos políticos son las herramientas idóneas para transformar la sociedad. “Aunque no entiendo la política para siempre y de manera profesional, sino como una etapa en la que puedes aportar algo”, dice.

Siempre ha estudiado becada por el Ministerio de Educación y acaba de regresar de realizar una Erasmus de un cuatrimestre en la Universidad de Helsinki. Vive con sus padres y su hermano y le gustaría continuar formándose y trabajando en su tierra, aunque no descarta tenerse que ir fuera de España a buscar empleo con su nivel de inglés B2 (intermedio alto, First Certificate). Le da “muchísima rabia” todo lo que gira en torno a la titulitis y las polémicas recientes, ya que considera que los títulos no aseguran que unas personas sean más competentes que otras. “Hay diputados sin grandes méritos en sus currículums que hacen el mismo trabajo o mejor que los que sí lo tienen”, afirma.

Izquierda Unida: Daniel Velasco (Toledo, 23 años)

Este joven buscaba desde siempre que la política se interesara por el mundo rural, por el campo en el que crecía y que veía cada vez más despoblado. Durante la campaña de las elecciones municipales de 2015, se acercó a la sede de Izquierda Unida de su pueblo, Torrijos. “Los grandes partidos no dan soluciones al éxodo rural, desde IU sí se trabaja en medidas concretas”, opina. Algunas de ellas, cuenta a Verne, están relacionadas con que las universidades formen a jóvenes para que trabajen en sectores como el agroalimentario, con el objetivo de que no abandonen las pequeñas localidades. Aunque en Izquierda Unida no existe una formación juvenil propia como en otros partidos, sí tienen desde hace pocos meses una Red de Activistas Jóvenes a nivel nacional, de la que Velasco forma parte como voluntario.

Estudió Humanidades y Patrimonio en la Universidad de Castilla-La Mancha y actualmente cursa un máster por la UNED de Historia de España. Le gustaría ejercer como investigador algún día y espera poder hacerlo pese al futuro “negro” que, según él, tienen los jóvenes españoles. Reconoce sentirse estafado y cabreado con noticias como que el PP de Toledo haya eliminado de su web los currículums de sus concejales: "Este tipo de escándalos han calado en los jóvenes, estamos enfadados, porque invertimos mucho tiempo y dinero en estudiar para que luego se destapen estos tratos de favor".

Ciudadanos: Melisa Rodríguez (Londres, 31 años)

Aunque en su DNI aparezca Londres como lugar de nacimiento, el acento canario de Melisa Rodríguez no deja lugar a duda: se ha criado en las islas y, además, representa a su provincia, Santa Cruz de Tenerife, como diputada en el Congreso. Desde 2016 es también la portavoz adjunta de Ciudadanos en esa cámara. La canaria es la secretaria de juventud del partido y lidera la iniciativa Jóvenes Ciudadanos, sección juvenil que nació hace un año. Su espíritu, cuentan desde el área de Juventud del partido -ya que Rodríguez no ha podido atender a Verne en la última semana- es ser un espacio de formación y talento donde los jóvenes puedan desarrollarse.

Rodríguez es licenciada en Arquitectura por la Universidad Politécnica de Cataluña y tiene un máster en Energías Renovables por la Universidad Europea de Canarias. Habla inglés, portugués y catalán y ha vivido en países como Eslovenia o India, donde se trasladó durante unos meses a trabajar como arquitecta. Tiene página de Wikipedia y en su Linkedin podemos encontrar que, además de haber trabajado de lo que estudió, también ha creado su propia firma de joyería, Lepa Punca.

Jóvenes Nacionalistas de Canarias: David Toledo (Lanzarote, 29 años)

Este canario es una de las caras más conocidas en el aeropuerto de Lanzarote. Al menos dos veces en semana coge aviones para reunirse con miembros de su organización, asociaciones de vecinos o para acudir a algún acto. El motivo es que desde hace un año David Toledo es el secretario general de la formación juvenil del partido Coalición Canaria, por lo que no recibe ninguna retribución.

Toledo es politólogo por la Universidad de Granada, trabaja en una empresa familiar de ingeniería industrial y estudió en un instituto público. Su afición política le consume todo el tiempo libre, sin embargo reconoce que le gustaría estudiar otra carrera o un máster en algún momento, aunque no lo ve imprescindible para su carrera política en las islas. “No hace falta ningún título para ejercer la política, tienes que tener ganas de ayudar a tus vecinos”, dice a Verne. Respecto a la polémica del caso Cifuentes en la Comunidad de Madrid asegura que se encuentra asombrado: “Es normal que la gente se enfade si la élite política llega a manipular, la política ha sufrido a la política y los jóvenes tenemos la misión de dignificarla”.

JOVES PV Compromís: Francesc Roig (Alicante, 26 años)

A Francesc Roig aún no le da hado tiempo a actualizar su currículum con su nuevo cargo, tan solo hace unos días que fue nombrado secretario general de las Juventudes de Compromís. Durante dos años estará al frente de esta formación de alrededor de 800 jóvenes, aunque tiene claro que la política no es su futuro. Estudió Trabajo Social y un máster de Cooperación Internacional al Desarrollo en la Universidad pública de Valencia, lo que le permitió irse a Bolivia a hacer unas prácticas y luego quedarse un tiempo trabajando en proyectos de intervención comunitaria y género. Actualmente, combina su dedicación (sin recibir salario a cambio) en las JOVES PV Compromís con su trabajo real en una fundación.

El alicantino cree que los escándalos políticos nunca dejarán de sorprender a los ciudadanos: “A pesar de que en la Comunidad Valenciana tenemos un máster de mentiras por parte de nuestros gobiernos, lo que me sigue alucinando es que no se asuman responsabilidades”, afirma. Ve en la secuencia de casos en los que políticos han hinchado sus currículums o mentido sobre títulos una auténtica “tomadura de pelo” para los jóvenes. “Estamos precarizados, nos vemos obligados a irnos de España y nos cuesta mucho costearnos los estudios”, cuenta a Verne.

Joventuts d'Esquerra Republicana: Pau Morales (Barcelona, 23 años)

A Pau Morales el gusanillo de trabajar en equipo de acuerdo a unos valores se lo inculcaron los scouts cuando era pequeño. Desde entonces se define como alguien muy activo políticamente. Es el actual portavoz nacional de las juventudes de ERC, un trabajo remunerado que compagina con el cargo de teniente de alcalde de Comunicación, Comunidad y Espacio Público en Vilassar de Dalt, su pueblo, donde, dice, aprendió lo que era la política al tratar con los vecinos. También trabajó durante un tiempo dando clases de repaso en una fundación de niños con Síndrome de Asperger.

Morales fue muy activo en el movimiento estudiantil de su instituto, el Jaume Almera, y se le puede encontrar en Wikipedia. Cuando le preguntamos por teléfono si en unos años le gustaría continuar teniendo un cargo público o político nos explica que para él la política profesional debería ser una etapa limitada: “Como ciudadanos cada uno dedica un tiempo al servicio público y luego vuelve a su trayectoria profesional”. Morales espera algún día ser profesor de historia, materia que está estudiando en la Universidad de Barcelona. Habla catalán y español y este año se examinará del First Certificate de inglés.

Euzko Gaztedi-EGI: Asier Areitio (Vizcaya, 21 años)

Asier Areitio es uno de los 1.800 jóvenes que militan en el PNV. Sin ninguna tradición política en su familia, a los 15 años fue a su primer evento del partido y, en cuanto pudo, al cumplir los 16, se sumó a ellos. “Una de las mejores cosas que te encuentras cuando estás en política es la variedad de gente que conoces, la heterogeneidad enriquece mucho”, dice a Verne.

Estudia el doble grado de Derecho y Administración de Empresas en la Universidad del País Vasco y tiene claro que en unos años se dedicará al mundo de la abogacía. “Si el partido me lo pidiese, seguiría pero de forma temporal”, afirma. Su nivel alto de inglés (Advance, C1) y el intermedio de francés (B1) le posibilita participar en algunos eventos del Partido Demócrata Europeo.

Pese a su juventud, nunca se ha considerado ajeno a las decisiones políticas: “A cualquiera que crea que sus intereses no se ven defendidos, le diría que participe activamente en política, dentro de un partido o de cualquier movimiento social u organización desde el que pueda hacer llegar su voz”.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en Verne