La final de La Copa deja otro caso de acoso a una periodista en el fútbol

La reportera francesa Marina Lorenzo tuvo que gritar a alguno de los aficionados que no la tocaran ni la empujaran

  • Comentar
  • Imprimir

La periodista deportiva francesa Marina Lorenzo se enfrentó el sábado 21 de abril a una situación que es habitual en el mundo del deporte. Varios seguidores del Barcelona atosigaron a la reportera de Canal + durante su conexión televisiva desde el estadio Wanda Metropolitano de Madrid, donde se celebraba la final de la Copa del Rey. "No me toques", pidió Lorenzo en un rotundo castellano a uno de ellos.

Al comienzo del vídeo, que ha publicado el programa para el que trabaja desde su cuenta de Twitter y que se ha compartido 8.000 veces en menos de tres días, Lorenzo se toma con humor el ambiente festivo que le rodea, típico de una final de competición deportiva.

Pronto se le escucha decir "no me empujes", mientras varios aficionados cruzan por delante de la cámara. "Detrás sí, pero no aquí, ¿vale?", intenta mediar la reportera. Cuando pide dos veces a uno de ellos que no le toque, el seguidor contesta imitándola. "Los hinchas no me van a asustar", dice al final del vídeo.

En respuesta a un compañero que la felicitaba por mantener la calma, Lorenzo ha explicado en Twitter que trató de respirar, ignorarlos y mantenerse concentrada. "¡Funcionó! Milagro", bromeaba al final de su mensaje.

Después de la publicación del vídeo, Lorenzo también ha tenido que aguantar mansplainings en Twitter: un tuitero le reprochaba que era un día de fiesta, que otras periodistas se lo habían tomado a risa y que "eso también es fútbol". Ella, periodista deportiva desde 2009, ha contestado: "Gracias por explicarme lo que es el fútbol".  Además de haber practicado balonmano en su juventud, Lorenzo es licendiada en Periodismo y tiene un máster en Letras Modernas. Se ha formado en la agencia de noticias AFP y trabaja desde hace nueve años en televisión, primero en Infosport + y luego en Canal +.

A finales de marzo de 2018, la reportera brasileña Bruna Dealtry vivió una situación similar. Un hincha del equipo Vasco de Gama intentó besarle en la boca sin su consentimiento durante una retrasmisión en directo. "Soy reportera de fútbol, soy mujer y merezco ser respetada" decía ella a través de sus redes sociales.

Su protesta dio lugar a una campaña en redes sociales brasileñas llamada #deixaelatrabalhar (Déjala trabajar), en solidaridad con Dealtry y otras compañeras de profesión.

Esta iniciativa también denunciaba en marzo la agresión sufrida por Renata de Medeiros, mientras realizaba una conezión para Rádio Gaúcha. "Sal de aquí, puta", le gritaba un aficionado del Inter de Brasil en Porto Alegre, mientras empujaba a la reportera radiofónica de forma violenta. "Le pedí que lo repitiera ante la cámara y me agredió. Nunca pensé que tendría que pasar por algo así trabajando", explicaba ella misma en su cuenta de Twitter.

Iniciativas similares al Déjala trabajar

Un grupo de periodistas deportivos de México crearon en febrero de 2017 Versus. Se trata de una plataforma pensada para frenar el acoso que sufren en redes sociales. También compartieron un vídeo al respecto.

El podcast estadounidense Just not sports (No solo deportes) lanzó en 2016 el vídeo More than mean (Más que cruel), donde varios hombres leían a las periodistas deportivas Sarah Spain y Julie DiCaro los ofensivos tuits que algunos espectadores les habían enviado. Los hombres titubeaban al leer los comentarios y algunos pedían avergonzados disculpas a las periodistas. “No se lo diríamos a la cara, entonces no se los escribas”, era el lema de la campaña estadounidense.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en Verne