Qué pasa si no contestas a todos esos mails de actualización de condiciones

Te explicamos por qué tu bandeja de entrada parece un imán de spam

  • Comentar
  • Imprimir
Tú y tu bandeja de correo estos días
Tú y tu bandeja de correo estos días

Salvo que jamás te hayas registrado con tu correo electrónico para usar servicios como plataformas de streaming, o redes sociales, o suscribirte a una newsletter, o en tiendas online, o para pedir comida a domicilio... Es decir, salvo que solo hayas usado el email para poco más que cartearte con tus amigos, te explicamos por qué tu bandeja de entrada se parece estos días a algo como esto y qué pasa si no contestas:

- Veeeeeeenga, otro correo más.

- Y quizás aún te llegue alguno más antes del 25 de mayo. Ese día entra en vigor la nueva normativa europea sobre las condiciones en las que las empresas usan estos datos. Se llama Reglamento General de Protección de Datos, pero si hablas de esto en Twitter usa RGPD que así vamos abreviando...

- ¿Y lo tienen que dejar todo para el último día?

- Efectivamente, no eres el único que apura plazos en el curro. Entró en vigor el 25 de mayo de 2016, pero hasta este viernes no se comienza a aplicar. Si tienes tiempo y ganas, aquí en la web de la Agencia Española de Protección de Datos tienes todos los detalles.

- Completa la frase: esta lluvia de spam me sirve para...

- Pues para que las empresas comuniquen a los usuarios de dónde han obtenido tus datos, para qué los van a usar, durante cuánto tiempo los van a conservar, a quién se los van a ceder y qué base jurídica les legitima para tratarlos. Lo que probablemente te está pasando es que no recuerdes haberte registrado con tu correo en tantísimas páginas.

- ¿Pero una vez que tienen mis datos se los pueden pasar a alguien más?

- Los compañeros de EL PAÍS te lo explican: "Las organizaciones podrán hacerlo sin el permiso de los usuarios si está autorizado por ley (por ejemplo, pasar información a la Agencia Tributaria); si ha sido requerida por un tribunal, o si se trata de una cesión de datos entre administraciones con un fin estadístico o de investigación, entre otras". Pero esto tiene follón detrás, ¿eh? Zuckerberg se ha pasado a saludar al Parlamento Europeo por este motivo.

- Me aburroooooo...

- Ya, es un rollo. Menos mal que hay gente que le ha puesto un poco de chispa, como estos con lo de la parte contratante de la parte contratante.

-  A ver, que he abierto unos cuantos. ¿Por qué algunos me piden dar consentimiento al uso de datos y otros solo me envían un correo informativo?

- Espérate que pregunto a Borja Adsuara, que es abogado especializado en derecho digital y además como miembro de la comisión de Propiedad Intelectual del Ministerio de Educación está muy puesto en esto

- ¿Y?

- Que hay empresas que ya tienen el consentimiento de uso de datos y no tenían por qué volver a pedirlo, pero que algunas de ellas se están pasando de precavidas, probablemente por no estar bien asesoradas, y que por eso lo están enviando de nuevo. Pero otras están intentando pasarse de listas con ese correo informativo: "Hay que tener en cuenta que el consentimiento debe ser libre, informado (con un lenguaje claro y preciso, accesible para todos), expreso y específico para cada uso y finalidad". Es decir, ya "no vale un consentimiento genérico, como antes, de los términos y condiciones de uso".

- Vale, pero ¿y si no los acepto?

- A ver, vas a poder seguir usando tus aplicaciones y servicios sin problema. Esta petición está relacionada con cómo utilizan esas empresas tus datos. Y no pueden argumentar que te siguen enviando sus ofertas porque no has contestado a su correo. De hecho, nosotros ni siquiera tenemos por qué contestar esos correos antes del viernes 25 de mayo. Dice Borja Adsuara que "por primera vez, las empresas nos necesitan para este tipo de asuntos". De hecho, hace meses contó en Retina tooooodos los deberes que tienen pendientes las empresas que quieran cumplir con esto del RGPD. Entre ellos viene esto de comprobar que se tiene consentimiento expreso y específico de los clientes y por eso nos están dando la brasa. "Para poder no solo tratar, sino incluso tener un dato personal, se debe tener el consentimiento expreso (no vale tácito) y específico (para cada uso) del titular", decía entonces.

- ¿Y si decido contestarlo, pero para no dar mi consentimiento? ¿Puedo aprovechar para hacer limpieza?

- Pues si al final decides rechazar de forma expresa dar este consentimiento, Borja cuenta que algunas de esas empresas quizá se aferren a un concepto abstracto que aparece en este nuevo reglamento. Eso se llama el "interés legítimo".

-  ¿Pero eso vale? ¿Podrán seguir enviándome correos?

- No deberían. En palabras el abogado: "El interés legítimo puede chocar con el derecho a la intimidad, por lo que podemos reclamar si usan nuestros datos sin nuestro consentimiento bajo este pretexto". Eso del interés legítimo viene a ser "una situación equivalente a esos datos considerados de interés público que usa la Administración". El tema es que en este caso se están empleando en un contexto de la mercadotecnia.

- En fin, como me ponga a contestar no salgo en todo el fin de semana.

- No eres el único que piensa lo mismo...

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne