El de las vacunas siendo uno de los bulos más peligrosos de salud, según los médicos

Que alguien como Cárdenas lo difunda desde los medios resta fuerza a todo su trabajo

  • Comentar
  • Imprimir
En 2018 y todavía con el bulo de las vacunas
En 2018 y todavía con el bulo de las vacunas.

Es infinitamente más fácil propagar un bulo que desmentirlo. Por ejemplo, los profesionales sanitarios llevan 20 años luchando contra el bulo de las vacunas que provocan autismo. Y, en parte, el trabajo de campañas de vacunación lo echan por tierra que personajes mediáticos como Javier Cárcenas lo difundan en medios, como hizo el pasado verano en su programa de radio, con un millón de oyentes.

Es uno de los "bulos más peligrosos" sobre salud, según el vicepresidente de la Asociación de Investigadores en eSalud (AIES) y también coordinador de la iniciativa #SaludSinBulos para combatir los bulos de salud en Internet, Carlos Mateos. Sin las vacunas, los niños se quedan, "expuestos a virus que pueden ser letales" y el resto de la comunidad, "a epidemias". Es uno de los falsos mitos sobre el transtorno de especto autista.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, es otro de los personajes que ha ayudado a que sigue propagándose. "El supuesto estudio en el que se basan los antivacunas para difundir este rumor ha sido descalificado por falso por la comunidad científica y ha habido centenares de investigaciones clínicas demostrando la seguridad y eficacia de las vacunas y que no existe relación con el autismo", ha recordado una vez más Mateos -según recoge Efe- en el XXV Congreso de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia.

Así lo explica Salud Sin Bulos en la entrada dedicada al bulo de las vacunas y el autismo:

El bulo de las vacunas y el autismo se remonta al estudio falseado por el médico británico Andrew Wakefield y publicado en la revista The Lancet en 1998. Wakefield realizó un ensayo clínico en el que participaron 12 niños y relacionó la vacuna triple vírica (sarampión, paperas y rubeola) con el autismo. Dos años más tarde, el Colegio General Médico Británico indagó sobre dicha investigación y terminó retirándole (en 2010) la licencia por actuar de forma deshonesta e irresponsable ya que tanto los métodos como las conclusiones eran falsos.

Y añade:

En 2015 se llevó a cabo otro estudio en el que participaron 95.000 niños, en lugar de la reducida muestra de 12 niños que estudió Wakefield. Este concluyó que no había ningún tipo de relación entre la vacuna y el autismo.

Desde la publicación del estudio de Wakefield, los movimientos antivacunas han vinculado el autismo con las vacunas debido a que algunas contienen metales que el cuerpo de los niños no es capaz de absorber. De hecho, algunas contienen tiomersal, que se compone de etilmercurio para evitar el crecimiento de bacterias y hongos, pero según indica la OMS la cantidad es inferior al 0.1% del mercurio al que los seres humanos se exponen.

"La sospecha infundada sobre la relación con el autismo y otras enfermedades ha calado en gran parte de la población", ha dicho Mateos en declarciones a Europa Press. El facultativo cita además un estudio de este mes de mayo en la revista JAMA Pediatrics que revela que los padres de niños autistas vacunan a sus hijos en mucha menor proporción que lo hace el resto de la población y que ese patrón lo siguen en los hermanos menores del hijo con autismo.

Mateos ha recordado en el acto celebrado este jueves que en Italia han impulsado una campaña en la que, en lápidas mortuorias de niños, aparece este epitafio: "Mis padres no me vacunaron porque tenían miedo al autismo", una iniciativa que considera "conciencia a la población y frena las cadenas de WhatsApp con mensajes contrarios a la vacunación". Aunque también cita un informe de la revista Vaccine, en su último número, advierte que las campañas en favor de la vacunación en redes sociales no llegan a las personas que están en contra porque "los grupos antivacunas sólo se informan en sus propias comunidades". Esa es una de las características de los que se conoce como la burbuja de filtro en internet.

Además de los de las vacunas, también son muy persistentes los del cáncer.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Archivado en:

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en Verne