El origen de 'La Bomba', el apodo que acompaña a Navarro desde su adolescencia

Fue su entrenador en la categoría júnior el que lo 'bautizó'

  • Comentar
  • Imprimir
El Barça anuncia la retirada de Navarro
EFE

En el primer partido que Juan Carlos Navarro jugó con el Barcelona, en 1997, la grada ya lo jaleaba por su apodo. "Recuerdo el Palau coreando el nombre de La Bomba", recordaba el escolta en una entrevista en EL PAÍS. Este 17 de agosto, casi 21 años después de aquello, el equipo en el que ha jugado casi toda su carrera anunciaba su retirada. Y, de nuevo, se le ha homenajeado con el sobrenombre que le acompaña desde las categorías juveniles:  "Bomba" se ha convertido en trending topic nacional, y el lema con el que el Barça ha anunciado su despedida ha sido "forever Bomba".

Son muchos los aficionados al baloncesto que creen que el apodo de Navarro proviene de sus bombas, sus inconfundibles tiros a canasta. Sin embargo, es al revés: "[el apodo de Bomba] no viene por el tiro, como se piensa todo el mundo, sino porque era un jugador que podía dinamitar, para bien o para mal, cualquier cosa", contaba el propio Navarro a una entrevista en el diario Mundo Deportivo. El apodo, según explicaba, se lo puso Agustín Cuesta, su entrenador cuando militaba en el Barcelona júnior de la Liga EBA, en la temporada 1996/97. 

El sobrenombre de "La Bomba" pasó de boca en boca. Joan Montes, el entrenador que dio a Navarro la oportunidad de jugar en el primer equipo, cuenta en un reportaje de la Liga ACB que preguntó a Agustín Cuesta que cuál era su opinión de Navarro. Este respondió: "Es una bomba de relojería, yo lo meto allá y el tío se las tira todas [...], puedes ganar de veinte o perder de veinte". Montes trasladó esta anécdota a los periodistas, y Navarro hizo el resto: en sus diez primeros minutos, en su primer partido, hizo diez puntos.

Navarro contaba que, en ese partido, la grada ya coreaba su apodo. Al día siguiente, el 24 de noviembre de 1997, aparecía en los titulares de algunos periódicos. El periodista de La Vanguardia Juan Antonio Casanova, tituló su crónica "La Bomba le roba la escena a Dueñas" (en alusión a Roberto Dueñas, compañero de equipo de Navarro).

pulsa en la foto
Fragmento de la crónica de La Vanguardia tras el debut de Navarro. Haz clic en la imagen ver la página completa

En esta crónica, Casanova también contaba a los lectores de dónde venía el sobrenombre de ese chaval de 17 años que debutaba en el Palau. "Es conocido en el club como La Bomba por la explosividad de su juego, que con sus atrevidas acciones se puso al público en el bolsillo", escribía. También advertía del problema de su explosividad, pero ya auguraba que tenía una larga carrera por delante para solucionarlo: "A veces, dicen, pierde un poco el mundo de vista. Pero a sus 17 años le queda tiempo para corregir ese defecto".

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne