¿Qué perdería la capital mexicana con la eliminación de la marca CDMX?

El equipo de transición de Claudia Sheinbaum evalúa la permanencia de la marca CDMX para promoción turística

  • Comentar
  • Imprimir

La jefa de Gobierno electa en la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, ha lanzado una convocatoria para que los ciudadanos presenten un nuevo diseño para que sea la nueva imagen institucional de la administración 2018-2024. Esta invitación ha generado varias dudas en redes sociales, sobre todo ante los cuestionamientos de cuáles serán los objetos que serán intervenidos con el diseño que resulte ganador y el costo que tendría cambiar el mobiliario urbano.

Santiago Robles, director del comité de selección para la creación de la nueva imagen institucional del Gobierno electo de la Ciudad de México 2018-2024, explica a Verne que el diseño ganador será usado con fines de identificación y no tiene que ver con la marca CDMX, que se usa con fines de promoción turística. “Tiene un alcance vasto, pues se implementará en el entorno urbano, como en el transporte público, pozos de agua y en la papelería de la administración, o en las campañas del Gobierno, va a tener muchas aplicaciones”, cuenta vía telefónica.

Algunas de las críticas más importantes en torno al concurso sobre una nueva imagen, es el gasto que se hará en el cambio de identificación oficial y el desembolso que tendrían que hacer los dueños de unidades de transporte público concesionado (como los taxis). Al respecto, Robles aclara que una vez que entre en funciones, el nuevo Gobierno no pedirá que los taxis hagan un cambio drástico a su carrocería. Además, señala que no se considera realizar un gasto excesivo en el cambio de imagen de la Ciudad de México.

“La nueva administración federal y de la Ciudad tienen una perspectiva muy particular en cuanto a la relación de gastos que se harán. Vamos a ser muy cuidadosos, no se trata de revestir a la ciudad y gastar millones, sino generar una fachada que corresponda con el interior de la casa”, detalla.  

La imagen institucional de los Gobiernos de Marcelo Ebrard (2006-2012) y de Miguel Ángel Mancera (2012-2018)

El encargado del comité de selección detalla que aún no se define si se dejará de usar la marca CDMX, impulsada en la administración de Miguel Ángel Mancera. Este proceso requiere la intervención de autoridades de turismo, cultura y de la propia Sheinbaum. sin embargo, Robles considera que no refleja la esencia de la capital. “A título personal te puedo comentar que esas letras pretenden dar una imagen errónea, además de que cuestan mucho dinero”.

La marca CDMX existe desde 2014

El Instituto Mexicano de Propiedad Intelectual cuenta con el registro de las siglas CDMX como la marca de la Ciudad de México. Posteriormente en julio de 2016 se publicaron en la gaceta oficial los lineamientos para la utilización, comercialización y explotación de la marca Ciudad de México, el cual es administrado por el Fondo Mixto de Promoción Turística de la capital.

Carlos Hernández León, académico del Tec de Monterrey y especialista en propiedad intelectual, dice a Verne que el Gobierno que encabezará Sheinbaum debe evaluar con cuidado si modifica o deja de usar las siglas CDMX para promoción turística. “Ha sido una marca exitosa, tanto que muchas personas ya se sienten identificadas con ellas”, señala vía telefónica. “Considerar cambios es necesario cuando hay otro sentido de evolución”, comenta.

Es muy común que los organismos promotores de un Gobierno local o federal registren el nombre de las ciudades como marcas para realizar promoción turística. México como país tiene un registro como marca desde 2005. De acuerdo con un análisis del valor de marca por país elaborado por la firma Brand Finance, la marca México tiene un valor de más de 1.000 millones de dólares y se ubica en el lugar número 13 a nivel mundial. Así, ciudades como Nueva York o Ámsterdam cuentan con dos imágenes, una gubernamental y una de promoción.

Para Hernández, el valor de una marca ciudad, como el de la CDMX debe evaluarse con cuidado antes de hacer un cambio, pues se trata de una imagen a nivel global. “El cambio de una imagen institucional busca que los ciudadanos tengan sentido de pertenencia con el nuevo Gobierno. “Es muy distinto como se percibe la ciudad desde el exterior, hay que evaluar lo que ya se ha proyectado”, detalla el especialista.

Sigue a Verne México en Facebook, Twitter e Instagram y no te pierdas tu ración diaria de maravillas de Internet.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne