Clichés sobre bisexuales desmontados por ellos mismos

El 23 de septiembre es el Día Internacional de la Visibilidad Bisexual

  • Comentar
  • Imprimir
La comunidad bisexual, una de las grandes olvidadas del colectivo LGTBI+ / Valentin Russanov
La comunidad bisexual, una de las grandes olvidadas del colectivo LGTBI+ / Valentin Russanov

Cada verano, el día del Orgullo LGTBI+ en España es un acontecimiento mundial, pero no ocurre lo mismo con el Día Internacional de la Visibilidad Bisexual, que se celebra el 23 de septiembre. Ocurre desde 1999. El colectivo sigue enfrentando estereotipos incluso dentro de su propia comunidad. Incluso en la Academia de Operación Triunfo se han acordado de sus reivindicaciones.

En Verne hemos hablado con varios activistas bisexuales para que nos desmonten algunos de los clichés más comunes. Son Esperanza Montero, una de las coordinadoras del grupo de bisexuales de Colectivo de lesbianas, gais, transexuales y bisexuales de Madrid (COGAM); Abigail Frías, conocida en YouTube como Abi Power; y Amanda Rodríguez, Vicecoordinadora de Arcópoli, la Asociación LGTB de la Comunidad de Madrid.

Bandera del orgullo bisexual

Además de echar de menos más figuras públicas fuera del armario bisexual que sirvan de referente, este grupo de activistas reclaman más estudios centrados en la realidad de esta tendencia sexual en España. Algunos de los publicados, como este ejemplo y este otro, apenas incluyen datos estadísticos.

Estos son los comentarios más comunes a los que se enfrentan. Y eso que hay unos cuantos que ya están hartos de escuchar.

1. Es solo una fase

"A menudo, nos dicen que es solo una etapa, que no tenemos las cosas claras. Hay quien sencillamente niega que los bisexuales existamos. Cuando te echas una pareja del mismo sexo, creen que ya te has decantado por la homosexualidad. Si te la echas de sexo contrario, creen que te has decidido por la heterosexualidad. No es así para nada. Es lo que los demás ven de nosotros", cuenta a Verne Amanda Rodríguez, de Arcópoli.

La activista opina que la mejor herramienta para combatir la bifobia es la visibilidad. "Alzar la voz en pequeños círculos, entre amigos o familiares, también es una conquista. Hay muy pocos referentes públicos. Y son necesarios", dice Rodríguez por teléfono.

2. Son unos viciosos

"Ese concepto es de raíz erróneo, porque relaciona la bisexualidad solo con el sexo. En COGAM definimos ser bisexual con la capacidad de sentir atracción romántica, afectiva y/o sexual por más de un género/sexo", apunta Esperanza Montero miembro de esta asociación en favor de los derechos LGTBI+.

De hecho, Montero considera que olvidamos que una cosa es la tendencia sexual (ser hetero, homo o bi), otra cosa es la identidad de género (ser transgénero o cisgénero) y hay un tercer espectro relacionado con el deseo sexual (en el que se encuentran los demisexuales y los asexuales).

Montero recuerda que hay algunos bisexuales que son asexuales, en un proporción similar a la de heterosexuales u homosexuales: "Se sienten atraídos desde el punto de vista romántico tanto por hombres como por mujeres, pero tienen poco o nulo deseo sexual".

3. Son infieles por naturaleza

Sin llegar a considerarlos viciosos,otro de los tópicos más extendidos defiende que mantener una relación con bisexuales dobla las posibilidades de acabar siendo engañado. "Más de una vez he tenido que escuchar eso de No me fío de los bisexuales... me pueden poner los cuernos con un tío o con una tía. ¿Por qué voy a ser más infiel que tú?", comenta a Verne la youtuber Abigail Frías. Con sus dos canales, Adelita Power y Abi Power, acumula más de 800.000 suscriptores. En ellos habla con naturalidad de su bisexualidad.

"En mi vida, jamás he sido más o menos infiel que alguien homosexual o heterosexual. Tus posibles parejas se sienten intimidadas porque creen que no pueden competir con alguien del género opuesto", dice.

Kalinda es un personaje biseuxal de la serie The Good Wife. Considerada misteriosa y poco fiel a sus parejas sexuales.

Wolfgang, de la serie Sense8, muestra su bisexualidad dentro del contexto del poliamor.

4. Tienen más ETS

Al ser considerados más promiscuos, los bisexuales cargan con el estigma de ser vehículo de más enfermedades de transmisión sexual (ETS). "Hay que recordar que este tipo de enfermedades no se relacionan con el deseo que sienta la persona infectada, sino con sus prácticas sexuales sin protección", argumenta Esperanza Montero, una de las coordinadoras del grupo de bisexuales de COGAM.

Este mito tiene su origen en la década de los ochenta, en relación con el sida que durante años se vinculó de forma errónea a la comunidad homosexual. Cuando aparecían casos de VIH en mujeres heterosexuales se responsabilizaba de su difusión "a la supuesta promiscuidad delos hombres bisexuales", recuerda en su web la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Bisexuales y Transexuales (FELGBT).

5. Son heteros curiosos

"¿Y cuándo te dicen: Seguro que vuelves. ¿Volver a qué? Es como si me dijeran: Seguro que vuelves a  liarte con hombres morenos y no te lías nunca más con hombres rubios", comenta por teléfono Abigail Frías.

La youtuber opina que los propios bisexuales son en parte responsables de que muchas personas crean que son heterosexuales que están experimentando. "A mí antes me costaba llamarme a mí misma bisexual. Hay que decirlo más, aunque nos resulte una palabra fea o rara. La prueba de que no estamos acostumbrados a ella es que no tiene sinónimos, ni para bien ni para mal. Podemos decir bollera, marica, tortillera... pero no hay otra palabra para los bisexuales".

6. Son homosexuales que no salen del todo de armario

Es un ángulo contrario del argumento anterior igualmente usado para no reconocer la realidad bisexual. Amanda Rodríguez, Vicecoordinadora de Arcópoli, lo desmonta asegurando que, de hecho, hay muchos hombres bisexuales que no se atreven a definirse como tal entre su entorno homosexual.

"Los bisexuales sufren doble rechazo. Además de sufrir la homofobia de algunos heterosexuales, también se enfrentan a la incomprensión de parte de la comunidad homosexual. Los consideran traidores de la causa u homosexuales que quieren seguir manteniendo ciertos privilegios de la comunidad heterosexual", cuenta la activista.

Para rebatir argumentos como este, se necesita también más visibilidad desde el punto de vista estadístico. Que los datos demuestren que los bisexuales existen. El informe de Bisexualidad de la The Open University arroja algún dato sobre Reino Unido, pero apenas hay estudios localizados en España.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Archivado en:

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne