Por qué las elecciones autonómicas de Andalucía no coinciden con el resto

Andalucía, País Vasco, Galicia y Cataluña votaron antes que las otras 13 comunidades autónomas

  • Comentar
  • Imprimir
En la foto, una mujer deposita su voto en el colegio Colón en Córdoba
En la foto, una mujer deposita su voto en el colegio Colón en Córdoba. EFE

Cuando los aragoneses escogen a sus diputados regionales, también lo hacen los madrileños, los murcianos, los canarios o los baleares, entre otras comunidades autónomas. Este 2 de diciembre, mientras los andaluces votan la composición de su parlamento regional, no se vota en el resto de regiones españolas [sigue aquí la última hora de las elecciones andaluzas].

Andalucía no es la única comunidad autónoma cuyos comicios están desacompasados con el resto. Los de Cataluña, País Vasco y Galicia tampoco coinciden con los de las otras 13. Las razones se remontan a los primeros años de la democracia española.

Para que se celebrasen elecciones en una comunidad autónoma, primero debe haber un estatuto autonómico aprobado. Tras el franquismo, el País Vasco estableció el suyo en 1979, al igual que Cataluña. El de Galicia se refrendó en 1980 y el de Andalucía, en 1981. El resto de comunidades autónomas aprobaron sus estatutos en 1983.

No eran los primeros estatutos autonómicos para Cataluña, Galicia y País Vasco. Estas tres regiones aprobaron en plebiscito sus propios estatutos durante la II República, motivo por el cual pudieron aprobar los nuevos textos tras el fin de la dictadura. “La Constitución de 1978 estableció para ellas una vía de acceso rápido a la política autonómica y un nivel de autogobierno o de competencias más elevado que para el resto de las comunidades”, explica en su página web el Instituto Geográfico Nacional. ¿Y Andalucía? "A ese mismo nivel de altas competencias se unió el estatuto de Andalucía, tras superar los requisitos establecidos en el artículo 151 de la Constitución".

Con los estatutos de autonomía aprobados, se celebraron las primeras elecciones autonómicas en País Vasco el 9 de marzo de 1980. El 20 del mismo tuvieron lugar las catalanas. El 20 de octubre de 1981, las gallegas. El 23 de mayo de 1982 se desarrollaron las  andaluzas.

El resto de regiones celebraron sus primeros comicios en 1983, tras culminar sus procesos autonómicos. “La celebración simultánea de las primeras elecciones autonómicas en todas estas comunidades, y en la misma fecha que los comicios municipales, constituye la culminación formal del proceso autonómico y la consecución del principal objetivo perseguido por los pactos autonómicos, firmados hace dos años: la institucionalización por primera vez en toda España del escalón de poder político autonómico entre el del Estado y el de las corporaciones locales”, detallaba EL PAÍS en su crónica de aquel proceso.

Elecciones a la vez o por separado

Las elecciones con las que más han coincido las andaluzas son las generales: en 1986, 1996, 2000, 2004 y 2008, andaluzas y generales se celebraron el mismo día. Dejaron de coincidir en 2011, cuando José Luis Rodríguez Zapatero adelantó las elecciones en su segundo mandato. La participación en las autonómicas andaluzas siempre ha sido menor cuando no han coincidido con las generales: en 1982, 1990, 2012 y 2015.

José Rodríguez de la Borbolla, secretario general socialista de Andalucía, recibe una escoba como símbolo de la victoria del PSOE en 1982. Pablo Juliá (EL PAÍS)

Desde 1999, todos los presidentes autonómicos pueden disolver su parlamento y convocar elecciones. Andalucía lo ha hecho dos veces desde entonces. Y las dos veces ha sido Susana Díaz: en 2015 y en estas últimas elecciones. En Cataluña también se han adelantado los comicios en varias ocasiones: entre 2010 y 2017 ha habido cuatro elecciones regionales. Las gallegas y las vascas se celebran a la vez desde 2001.

La única comunidad autónoma que votó por primera vez en 1983 y que ha adelantado unos comicios regionales es Asturias. Francisco Álvarez Cascos convocó elecciones en 2012, solo seis meses después de convertirse en presidente del Principado en 2011. Lo hizo porque no logró sacar adelante los presupuestos regionales. En 2015, volvieron a coincidir con el resto.

De entre las 13 comunidades no históricas, también hay que mencionar el caso de la Comunidad de Madrid: celebró dos elecciones en 2003 debido al Tamayazo. La ausencia de dos diputados socialistas en el pleno de investidura acabó conduciendo a la repetición de esas elecciones dos meses después. En 2007, volvieron a celebrarse a la vez que las otras 12 autonómicas.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne