¿Somos especialmente navideños en España?

Celebramos bastante bien las fiestas, pero los filipinos son los auténticos expertos

  • Comentar
  • Imprimir
Imagen de un mercadillo navideño en Madrid
Imagen de un mercadillo navideño en Madrid. Getty Images

Las Navidades no comienzan oficialmente hasta la víspera del nacimiento de Jesús, el 24 de diciembre, pero los adornos navideños, los turrones en los supermercados o el anuncio de Freixenet adelantan el aroma festivo hasta el mes de octubre. ¿Es algo que también ocurre en otros países o es que en España somos los campeones mundiales de la Navidad?

La sensación de que las celebraciones se adelantan cada vez más no es una sensación nueva ni exclusiva de España. Este artículo de Slate rescata una noticia de 1901, publicada en el Philadelphia Inquirer, que llamaba la atención sobre cómo las compras navideñas "parecen empezar más temprano cada año".

Pero si hay un país que parece llevarse la palma en adelantar las Navidades, ese país es Filipinas. Un artículo en CNN afirmaba que el país asiático contaba con "el periodo festivo más largo" y aseguraba que las celebraciones navideñas se extendían desde septiembre hasta enero. Preguntamos a Dom Otto Asis, residente en Manila, quien confirma semejante fervor navideño. "Algunos establecimientos empiezan incluso el último día de agosto. Es muy típico escuchar ya en estas fechas canciones de Navidad en los centros comerciales", nos cuenta por email.

Nos encanta la Lotería

Donde España no encuentra competencia es en la tradición de la Lotería de Navidad, que en 2011 cumplió dos siglos de existencia ininterrumpida. Suele despertar mucha atención en el extranjero, como prueba este reportaje de la radio pública estadounidense en el que afirman que se trata del "sorteo de lotería más grande del mundo". Su importancia es tal que la Deutsche Weihnachtslotterie, una lotería navideña que se celebra desde el año pasado en Alemania, reconoce haberse inspirado en la lotería española.

Este artículo de ABC repasa los sorteos navideños de otros países y destaca que el sorteo argentino es el único que se acerca en importancia al español. Sin embargo, Ángeles Vidal, argentina que reside en España desde hace tres años, afirma que "las generaciones más jóvenes ya no juegan tanto". Que el sorteo argentino se encuentra de capa caída es algo sobre lo que ya escribió el corresponsal de El País en Argentina en un artículo de 2012. Así que, efectivamente, la lotería navideña es una tradición con especial relevancia en España si la comparamos con otros países.

Alumbrado navideño en Málaga. Artur Widak/NurPhoto (Getty)

Y las cestas de Navidad, ¿se dan también en otras latitudes? La tradición de la cesta, según este artículo de El comidista, surgió como una evolución del aguinaldo. Sin embargo, parece que las cestas de Navidad también están sufriendo una evolución en los últimos años hacia el cheque regalo. En este sentido, España se aproxima a otros países. El periodista James Smart nos explica que en Kenia, con un porcentaje de población cristiana superior al 80%, "el cheque regalo es un detalle típico que los empleados reciben por parte de sus jefes y que luego pueden canjear en una tienda o supermercado".

Maratones internacionales de comidas (y empachos)

En lo que se refiere a las cenas de empresa, si tienes la sensación de que tus días se han convertido en una celebración ininterrumpida, sin tiempo apenas para la digestión, te aliviará saber que en otros países el calendario está aún más apretado. En Argentina, por ejemplo, donde el fin de año coincide con el término del año académico y con el inicio de las vacaciones de verano, las reuniones sociales se multiplican. "Suele haber varias comidas en todos los grupos de los que formas parte y organizar cada una de ellas es un lío", dice Ángeles Vidal.

En México, por su parte, esta acumulación de compromisos se ha bautizado con nombre propio: Guadalupe-Reyes, un maratón de celebraciones sociales que, como su nombre indica, arranca el 12 de diciembre –con la conmemoración de las apariciones de la Virgen de Guadalupe– y se extiende hasta el día de Reyes.

Pero si nos ceñimos a las cenas navideñas de empresa, los filipinos, otra vez, vuelven a ser los héroes: "Las grandes compañías con más de 500 trabajadores suelen reservar el espacio donde se hará la celebración en abril. Además, en estas fiestas se organizan concursos de baile y canto en los que los empleados pueden demostrar sus habilidades secretas", nos dice Dom Otto Asis.

Artur Widak/NurPhoto (Getty Images)

La suma de la cesta navideña (quien aún la reciba) y de las cenas probablemente nos traiga grandes empachos. Los excesos gastronómicos, según revela la hemeroteca, también vienen de lejos. Hay constancia de que una tienda de alimentación de la calle Cuarenta y nueve, en Nueva York, regalaba en 1926 un antiácido con cada compra durante el periodo navideño.

Todas las costumbres navideñas mencionadas hasta ahora se celebran durante los días anteriores a Nochebuena. Pero si hablamos de la Navidad, propiamente dicha, se merecen una mención especial comunidades como Cataluña y Baleares, que también festejan el 26 de diciembre, día de San Esteban, el primer mártir cristiano. El origen de este festivo se remonta al siglo IX y se debe a una cuestión práctica. Entonces, los desplazamientos eran largos y precarios, por lo que, aquellos que se habían reunido con sus familias por el día de Navidad, necesitaban una jornada no laborable para el viaje de vuelta.

Para países como Reino Unido y las antiguas colonias británicas, este día también es festivo y se conoce como Boxing Day, que debe su significado a las limosnas que, en la Edad Media, los feligreses entregaban a los pobres en cajas el día después de Navidad.

La culpa la tienen los Reyes Magos

Que los Reyes Magos sean más importantes que Papá Noel es una de las razones por las que las fiestas se alargan tanto en España. Pero no es el único país donde ocurre, ya que los Reyes Magos también se festejan en otros paísses de América Latina, Austria, Chipre, Italia o algunas regiones de Alemania, hasta un total de 25 países. Y últimamente también en Estados Unidos, como consecuencia de la migración latina, llegándose a celebrar incluso un desfile en el barrio neoyorquino de Harlem.

Mientras que en otros países ya han quitado las luces, en España estamos esperando a los Reyes. Uly Martín

El elevado ritmo de celebraciones en España, claro, tiene consecuencias económicas. Los españoles ocupamos la segunda posición en un ránking de consumo navideño realizado por la agencia Deloitte en diez países europeos. Según el estudio, los consumidores de Reino Unido serán quienes más dinero gasten estas Navidades con una media de 637 euros. Y los de España, 601 euros. Los austriacos se llevan la medalla de bronce con un gasto medio de 534 euros. En los tres países, como indican estos mismos datos, la mayor parte del presupuesto se destinará a la compra de regalos, seguido de comida y bebida, ocio y viajes.

Preguntamos a la británica Valeria Morley, una ciudadana británica, sobre el consumismo en estas fechas en su país. "No es que no le demos importancia a la celebración familiar, pero creo que la gente siente cada vez más que tiene que demostrar su cariño a través de cosas materiales", cuenta por teléfono desde Londres.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne