La culpa de todo no es de Yoko Ono

El enfrentamiento entre Iglesias y Errejón ha resucitado las ya habituales críticas machistas contra Irene Montero

  • Comentar
  • Imprimir

La newsletter de esta semana estaba casi preparada, pero no he podido resistirme a cambiarla para entrar al tema de estos días: sí, no ha sido suficiente con hablar de ello en el trabajo, si saliste ayer o si comiste con la familia. Aquí también vamos a hablar de LO DE PODEMOS.

Pero olvidaros de un análisis político sobre la crisis del partido. El caso es que, con la guerra abierta entre Pablo Iglesias e Íñigo Errejón, han vuelto a aparecer una de las ideas más machistas de la política nacional: la comparación entre Irene Montero y Yoko Ono. La eterna historia de la chica que se entromete entre la amistad de dos hombres y vuelve a ser la mala de la película.

Da igual que Paul McCartney haya dicho que ella no fue el motivo de la ruptura de The Beatles, porque el mito sobrevive. Y responde a un estereotipo que se repite culturalmente: el de la mujer destrozahogares (homewrecker, en inglés). En este caso, adaptado a la relación de amistad entre amigos. Se trata de un patrón cultural que culpa a una tercera persona de la ruptura de una relación, en vez de centrarse en la persona -en este caso sería John Lennon- que decide romper con una relación existente.

Así, en vez de analizar los motivos de la ruptura, los problemas previos y la responsabilidad de las dos partes, se culpa a una tercera. ¿Por qué aceptar que nuestra banda favorita se fue al garete porque ya no se aguantan, no supieron cuidar su relación, sus egos no cabían en un estudio de grabación o, simplemente, querían seguir caminos distintos?

Muchos expertos en The Beatles, como el crítico musical Allan Kozinn, coinciden en que los músicos tenían visiones distintas sobre hacia dónde tenía que ir la banda, como escribe en este artículo. De la demonización y culpabilización de Yoko Ono y el estereotipo sexista que esconde se ha escrito en muchas ocasiones, como este texto de Lindsay Zoladz, publicado en Vulture: Yoko Ono y el mito de que merece morir (en inglés).

Pero es más fácil y menos doloroso buscar a una mala mujer a la que culpar, quitando la responsabilidad a las otras partes. Así podemos seguir manteniendo la idea romántica de un matrimonio que creíamos perfecto, un grupo musical que ha escrito tus canciones favoritas o una pareja de amigos que creyeron que podían cambiar el mundo metiéndose en política.

                                   ESTOS DÍAS, ME HA GUSTADO MUCHO LEER

1. El anuncio de Gillette para hombres ha tenido mil y una interpretaciones. Lo primero, si aún no lo has visto, hablamos de este.

Resumiendo: Gillette quiere decirle a los hombres que, para ser un hombre de verdad, menos hacer bromitas machistas y más decirle a tu grupo de amigos que dejen en paz a esa chica que pasa de ellos. El debate es interesante porque, aunque sea un anuncio comercial, es importante mostrar esa postura. Pero, ¿sirve de algo repetir el mensaje o estamos banalizándolo? ¿Cuándo van a tomar los hombres el testigo y asumir su parte?

2. Una generación quemada (Buzzfeed, en inglés). Tengo 34 años, así que se supone que soy una old millennial. Estos días he visto en los muros de Facebook (de quienes siguen usándolo) y cuentas de Twitter de muchos amigos de mi edad (Instagram se reserva para cosas menos sesudas) este artículo. Habla sobre el eterno descontento de nuestra generación, a la que a veces se acusa de blanda e inmadura. Y también sobre presión, precariedad, ilusiones y desencantos.

3. Mujeres gitanas que han innovado en el flamenco (Verne). La historia del flamenco está llena de mujeres gitanas revolucionarias, artistas que nunca han sido tan reconocidas como sus colegas masculinos. Me encanta cómo las presenta en este artículo Noelia Cortés: "Son retales de vida, soplos de inspiración, fragmentos de sus miradas. Esta es mi propia revolución ante quienes dicen que las gitanas no crean música profesionalmente porque están vendiendo bragas en el mercao".

4. Cada vez más mujeres protagonizan series en EE UU (EL PAÍS). Las cadenas parecen apostar por reflejar los cambios político-sociales, esta vez por el papel de la mujer en todo tipo de ámbitos. Y para ello a menudo se inspiran en historias reales, como la serie en desarrollo con una premisa parecida a la trayectoria de Alexandria Ocasio-Cortez. Por cierto, qué rollo más guay tiene bailando, ¿eh?

5. La cara que se te queda cuando alguien dice que votará a Vox. El presidente de la Liga, Javier Tebas, dijo en la entrevista que le hicieron en El partidazo de las 12 de Cope que votará a Vox. Sí, el partido que quiere derogar la ley de Violencia de Género, una de sus muchas ideas regresivas. La cara de esta chica al escuchar a Tebas lo dice todo.

                                                     ESTO HAY QUE VERLO

Que sí, que ya sabemos que lo echaron hasta en las noticias. Pero oye, que es domingo y este vídeo solo transmite buen rollo. Y, si te has quedado con ganas de saber más, puedes leer este artículo: Katelyn Ohasi, la gimnasta diferente.

*************

Al igual que las muñecas rusas esconden otras muñecas dentro, nuestra newsletter lleva en su interior historias de mujeres reales y diversas, debates, actividades y recomendaciones de lectura. La Matяioska es la newsletter quincenal de Verne en la que compartimos contigo temas sobre feminismo y mujer.

Si ya recibes La Carta de Verne, recibirás automáticamente La Matяioska. Si quieres suscribirte, puedes hacerlo a través de este enlace. Y si quieres cambiar tus suscripciones a las newsletters de EL PAÍS, puedes hacerlo desde aquí.Si nos quieres contar algo, decirnos qué te ha parecido nuestra carta o hacernos una sugerencia, puedes escribirnos a lamatrioska@verne.es. Y si quieres llamarnos feminazis, pincha aquí.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne