‘Bikes’, la cinta de animación española a la conquista de los Goya y del mercado chino

La película se estrenará en 2019 en más de 6.000 salas de cine del país asiático, afirma su director

  • Comentar
  • Imprimir

Para Bikes, aspirar al Goya a mejor película de animación en la noche del 2 de febrero es solo el principio de su aventura. "Calculamos que se estrenará en España en abril y, poco después, llegará a más de 6.000 salas en China", celebra por teléfono su director y productor, Manuel J. García. Ninguna otra película española ha tenido tanta presencia en el país asiático.

Ser la primera coproducción oficial entre ambos países le permite acceder al que es uno de los mercados cinematográficos más codiciados del mundo y también abrir paso al resto del cine de animación español.

Al valenciano, con más de 30 años de experiencia en el género, le empezó a rondar por la cabeza en 2011 la idea de crear una historia con bicicletas inspirándose en cintas de Pixar como Cars (2006), de su admirado John Lasseter.

"Estaba recorriendo el Camino de Santiago en una de ellas y me vino la idea. Pensé que las bicis son un símbolo en China y el discurso ecologista que tiene la trama encaja con las preocupaciones actuales del país", recuerda a Verne.

Cartel chino de Bikes

En su contra jugaba el inmenso choque cultural a la hora de negociar con otros profesionales del sector, dice el cineasta. "Es imposible establecer una conversación con un traductor simultáneo. Me costó entender que, cuando dicen sí, no tiene que ver con que acepten tu propuesta; solo significa que te están escuchando".

Con ayuda de una empresaria local, logró proponer su idea a lo largo de todo el país. Cuando la productora china CVC Group aceptó su oferta, Bikes se convirtió en un asunto internacional. Su presentación oficial llegó en abril de 2018 en el Festival Internacional de Cine de Pekín. También formará parte en febrero del mercado del Festival de Cine de Berlín, uno de los más poderosos del mundo, para intentar que llegue a la cartelera de otros países.

El Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales (ICAA) colaboró para que la argentina Aleph Media también se sumara al proyecto y que el Institut Valencià de la Cultura (IVAC) les concediera ayudas que completaran el presupuesto necesario, de 5,5 millones de euros, muy alejado de los 100 millones que costó en su día Cars. Durante 2018 se hizo un estreno técnico de la película para que pudiera competir en los Goya 2019, pero su estreno comercial en España llegará en primavera.

A cambio, el guion tuvo que añadir varios guiños a la cultura a través de uno de sus personajes, un anciano sabio llamado Mr. Chan, y de algunas de sus localizaciones. "Son detalles no muy exigentes y que, en realidad, han enriquecido el relato. Los productores chinos saben que su intención de abrirse a otros mercados y promocionar su cultura pasa por colaborar con otros países extranjeros", defiende el director.

Una ciudad china forma parte de las localizaciones de Bikes

El poder del gigante chino

En los últimos tres años, China ha estado a punto de superar a Estados Unidos como el primer mercado cinematográfico en cuanto a recaudación en taquilla (7.800 millones de euros en 2018). Y no para de crecer en pantallas. Se espera que en 2020 sean más de 60.000 en todo el país.

Tal es su poder que incluso marca la agenda de los estrenos de Hollywood a más de 10.000 kilómetros de distancia: fracasos locales como Pacific Rim de Guillermo del Toro contaron con una inesperada segunda parte gracias a su éxito entre el espectador asiático.

"La burocracia y la censura son los dos retos a los que se enfrenta cualquier película que quiera estrenarse en China. A Bikes le costó dos años recibir la aprobación de la Administración Estatal de Cine, Radio y Televisión (SARFT), a pesar de tratarse de una película de dibujos animados", comenta Manuel J. García.

Tras los pasos de Tadeo Jones

La animación española ya ha conocido el éxito en China. Las dos entregas de Las aventuras de Tadeo Jones obtuvieron un gran rendimiento económico, pero el hecho de que Bikes nazca de una alianza hispano-china permite que su cuota de pantalla sea mucho mayor.

Desde que Mariano Rajoy firmó un acuerdo de coproducción cinematográfica con China en 2014, el objetivo del Ministerio de Cultura ha sido el de adentrarse en el gigante asiático. El hito de la candidata a los Goya 2019 abre más de una puerta al respecto.

"Este estreno es muy importante para la industria española porque supone acceder al gran potencial del mercado chino y, al mismo tiempo, posicionarse como un referente en el género de la animación", comentan a Verne desde el Ministerio de Cultura, que confirma que ya hay nuevos proyectos en marcha.

La cinta de animación Dragonkeeper, anunciada en el festival de Cine de Pekín 2017 y en la que participan Atresmedia y Movistar, será la nueva colaboración entre ambos países.

Primera imagen compartida por Atresmedia de la cinta Dragonkeeper

Pero el género ya prepara una tercera coproducción con este mercado asiático, de la mano del equipo de Bikes. "Estará inspirado en las esculturas del valenciano Joan Ripollés y también tendrá un mensaje sostenible", avanza Manuel J. García.

También ha hecho camino una cinta puramente española como Contratiempo, protagonizada por Mario Casas. Se convirtió en 2016 en un inesperado éxito comercial en China, superando los 22,8 millones de euros de recaudación.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne