Los secretos de 'La última cena' de Da Vinci, explicados en un hilo

El arquitecto Miquel del Pozo analiza en Twitter los detalles tras el famoso cuadro

  • Comentar
  • Imprimir

¿Por qué se sientan todos en el mismo lado de la mesa en La última cena? ¿Por qué Juan aparece dormido en plena escena en muchas de las representaciones de este momento? ¿Cuál es la historia detrás del cuchillo de Pedro? El cuadro de Leonardo da Vinci sigue muy presente en la cultura popular, más de cinco siglos después de haber sido pintado. Un completo hilo de Twitter creado por el arquitecto y divulgador artístico Miquel del Pozo Puig explica muchos detalles desconocidos de la obra.

"El potencial de un hilo de Twitter como formato narrativo es increíble. Además de texto, te permite incluir otro tipo de contenidos visuales y termina pareciéndose mucho al storyboard [el boceto que sirve de guía] de un cómic o de una película documental", cuenta Del Pozo a Verne por teléfono.

Esta conferencia virtual, publicada el 17 de abril en plena Semana Santa, se ha compartido más de 3.500 veces en sus primeras 24 horas y ha generado miles de comentarios. El primero de los detalles que desvela es la razón por la que los apóstoles se colocan en el mismo lado de la mesa.

Del Pozo cuenta que la curiosa postura de Juan en esta y otras representaciones artísticas de la conocida escena bíblica nos lleva a tiempos de los romanos. Y que la artificial disposición de los apóstoles tiene que ver con las reglas pictóricas de la época.

El cuchillo de Pedro también cuenta más del pasaje bíblico de lo que una simple imagen puede resumir. Hay mucho que contar en lo que el arquitecto denomina "el momento de mayor dramatismo de la historia".

Además de analizar el cuadro de Da Vinci, Del Pozo aprovecha su exposición para mencionar muchas otras revisiones históricas y actuales de la última cena de Jesús y sus apóstoles.

[Puedes leer el hilo completo a través de este enlace]

Inspirado en el Thyssen

Del Pozo empezó a crear hilos de Twitter en 2014, "siguiendo la estela de Guillermo Solana [director artístico del Museo Thyssen]", recuerda. Adaptó la idea de #Thyssen140, que explicaba en la red social la historia del museo madrileño y que luego se convirtió en un libro.

Desde ese punto de partida, el arquitecto comenzó a publicar un relato a la semana sobre artistas como Da Vinci o Miguel Ángel a través de las etiquetas #MA140 y #miniMA140 (para relatos más breves). "A veces necesitaba todo el fin de semana para recopilar toda la información necesaria y publicarla el domingo por la noche", explica su autor.

El proyecto creció tanto que se convirtió en una web donde se recopilan sus hilos y se trasladó poco a poco al mundo offline. Del Pozo ofrece ahora conferencias presenciales en el Museo del Prado y colabora en el programa La Ventana de la cadena SER. "El éxito en Twitter me alejó de Twitter", dice.

Ahora se han cambiado las tornas. Construye de vez en cuando hilos con el material que recopila para sus colaboraciones en radio o museos. Es el caso de este resumen sobre La última cena de Da Vinci.

"Al principio me sorprendió que el arte tuviera cabida en las redes sociales, pero con el paso del tiempo he descubierto un mundo lleno de posibilidades. La forma de interactuar es distinta de la del mundo real. A veces, los lectores me recomiendan libros que enriquecen mucho mi vida", dice.

Imagen de la web de Miquel del Pozo

Con este tipo de hilos, Del Pozo recuerda que disfrutar del arte no es solo observar una obra. También se trata de investigar sobre ella: "El saber popular de las personas que admiraban estos cuadros es muy diferente del actual. Por eso necesitamos un contexto. No se trata solo de analizar la composición de un cuadro".

El catalán no aprendió arte por los cauces habituales, y su proyecto #MA140 propone que otros hagan lo mismo. Comenzó estudiando Arquitectura en la Universitat Politècnica de Catalunya, pero decidió aparcar sus estudios durante un tiempo para centrarse en una carrera en apariencia menos rentable, como la de Historia del Arte. Durante su año de Erasmus en Roma, se formó por su cuenta, visitando muchas de las obras que aparecían en el temario de sus asignaturas.

Su proyecto virtual, al igual que otras propuestas como los directos en Instagram del Museo del Prado, invitan a la formación autodidacta. "No hay excusas para no estudiar arte. Si estas lejos de las obras, al menos puedes recurrir a Internet", defiende.

La web de #MA140 divide por temáticas los hilos creados desde 2014, algunos de ellos dedicados a artistas como Van Gogh o Picasso o a otros pasajes bíblicos, como el Juicio Final.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Entra en El País para participar

Lo más visto en Verne