Teléfonos de disco y algunos hábitos que teníamos al hacer llamadas

En los años 70 solo marcabas seis o siete dígitos, hoy la marcación se hará con diez en todo el país

  • Comentar
  • Imprimir
En los años 70, tener una línea telefónica era un pequeño lujo.
En los años 70, tener una línea telefónica era un pequeño lujo..

A partir del 3 de agosto de 2019, la forma en que marcamos un número telefónico cambiará en México. Ahora ya no será necesario marcar los prefijos 044 o 045 para celulares o el 01 para llamadas de larga distancia nacional. El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) dio a conocer que todos los teléfonos del país ahora estarán simplificados a diez dígitos, sin importar si se tratan de líneas fijas o móviles.

Pero antes de esta homologación, la forma en que marcábamos un teléfono no era tan sencilla. Por ejemplo, si alguien quería llamar a un número celular de México desde el extranjero tenía que presionar 52 (que es el código para México) luego 1 y después la clave de la ciudad y finalmente el número. Pero ese dígito 1 era solo para celulares, lo que provocaba que hubiera muchos errores en la marcación cuando se buscaba hablar a líneas fijas.

Ernesto Piedras, director de la consultora en telecomunicaciones The Competitive Intelligence Unit (The CIU) dice a Verne que con este cambio vamos a estar homologados con las marcaciones en casi todo el mundo. “Es una buena noticia, por fin estaremos parejos en cuanto a identidad digital”, comenta, vía telefónica.

La evolución de las telecomunicaciones en México ha sido un proceso complejo pero muy acelerado, que se ve reflejada en el modo en que marcamos y nos comunicamos. Según narra Gerardo González, integrante del consejo del IFT en su más reciente gaceta, el primer enlace telefónico se efectuó en 1878 entre las oficinas de Correos en Ciudad de México y la población de Tlalpan.

En 1947 se constituyó Teléfonos de México (Telmex), siendo en ese momento la única proveedora de servicios de telefonía. Ese año, la conexión entre llamadas de larga distancia se hacía de modo manual, es decir, una operadora se encargaba de comunicar dos líneas.

Fue hasta 1964 cuando se decidió establecer el sistema de Larga Distancia Automática (LADA) para que los propietarios de una línea pudieran hacer llamadas sin comunicarse con una operadora si no lo deseaban. En ese momento se empezaron a crear las claves para cada ciudad, aunque no todas contaban con la infraestructura telefónica. Hasta 1967 se contó con una decena de ciudades con clave LADA.

En Ciudad de México, antes de 1970 solo se marcaban seis dígitos, pero se hizo un cambio a 7 dígitos ya que el número de líneas en la capital aumentó a un millón y medio. “Primero en 1970 le añadimos un 5 y después añadimos otro 5 en el año 2000”, recuerda Piedras. En ese entonces, la gran mayoría de personas contaba con aparatos telefónicos de disco. “Hacer llamadas de larga distancia era muy caro en los años 70, pero las compañías telefónicas ofrecían descuentos para llamar los fines de semana”, relata.

Hoy, hacer llamadas a cualquier lado del mundo nos parece natural, pero en esa década era costoso. En julio de 1970 se inauguró la LADA 95 a Estados Unidos y en 1975 se echó a andar el servicio de LADA 98 internacional.

Piedras recuerda que en la década de los 70 y 80 tener una línea telefónica en una casa era considerado un lujo. “Nos hicimos de hábitos, como dejar que sonara tres o un número establecido de veces como una especie de clave y evitar que se cobrara la llamada”, dice. “En algunas casas se le ponía un candado al teléfono para evitar que alguien la usara o los niños jugaran con la línea”, dice.

Antes del sismo del 19 de septiembre de 1985, las llamadas se cobraban por la duración. Después del terremoto, las casetas telefónicas públicas de Telmex ofrecieron servicio gratuito para que las personas pudieran comunicarse con su familia. Desde ese momento se dejó de cobrar una tarifa por minuto y solo se cobraba por llamada.

“Tener un novio o novia en los 80 era una pesadilla”, recuerda Piedras. “Pasaba que te contestaban los papás o la línea estaba ocupada porque había una para toda la casa. Era difícil encontrar a alguien entonces”, relata.

Hasta la década de los 90 fue cuando se empezó a ver el cambio de los equipos telefónicos de disco a aparatos de marcación digital por tono, mientras que las líneas telefónicas pasaron de ser analógicas a digitales en 1994, poco después de que Telmex dejara de ser una empresa propiedad del Estado mexicano.

La empresa entonces colocó varias ofertas para hacer más atractivo que las personas hicieran llamadas de larga distancia. Así, había varias campañas para llamar por el sistema de LADA 91 a nivel nacional

A mediados de la década de los 90, la telefonía móvil se empezó a popularizar en México, pero inició siendo cara. “También llamabas y colgabas para que no se te cobrara la llamada”, dice Piedras “pero veías quién te llamaba desde el identificador”. Fue en 1996 cuando se estableció un plan técnico de marcado entre la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y la ahora extinta Comisión Federal de Telecomunicaciones. Ahí se definieron los prefijos 01 para larga distancia nacional, el 00 para larga distancia internacional y el 044 para marcación a celulares.

La famosa expresión “ya me cayó el veinte” proviene de un hábito de marcado. “En los teléfonos públicos se pagaba con una moneda de 20 centavos y la moneda solo caía cuando se establecía comunicación”, dice el director de The CIU.

Las cosas se mantuvieron así por varios años hasta que en 2006, se definió que para marcar a teléfonos móviles de larga distancia se marcaría 045 y para llamadas internacionales el 521. “Marcar era todo un lío cuando salías de México y querías llamar”, dice Piedras.

En 2015, la Reforma en Telecomunicaciones en México eliminó las tarifas por larga distancia nacional. Además, los precios por realizar llamadas entre teléfonos móviles disminuyó en promedio 43% desde la entrada en vigor de esta reforma. Hasta diciembre de 2018 se tenían contabilizadas 88,8 millones de líneas celulares en contraste con las 20,9 millones de líneas fijas, según datos del IFT.

Las dudas más frecuentes sobre la marcación a 10 dígitos

Compartimos algunas de las dudas más frecuentes sobre la nueva medida que entre en vigor este 3 de agosto:

-¿Tengo que cambiar mi agenda de números en mi celular?

Es probable que sí. Revisa cada contacto y si el número está a diez dígitos no habrá problema. Si lo guardaste desde alguna aplicación como WhatsApp es probable que se haya añadido un +1 para coincidir con el resto del mundo. En ese caso, vas a tener que editarlo.

- ¿Cambia la marcación de números de emergencia como el 911?

No, esa sigue igual en todo el país.

-¿Se me cobrará una nueva tarifa?

No. A los usuarios no se les cobrará nada por este cambio.

-¿Qué pasa si se me olvida la nueva marcación y tecleo el prefijo?

Tendrás un periodo de casi un año para acostumbrarte a marcar solo con 10 dígitos.

Sigue a Verne México en Facebook, Twitter e Instagram y no te pierdas tu ración diaria de maravillas de Internet.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne