Los "hijos" del Círculo de Lectores despiden al club de libros rescatando sus recuerdos

Cierra tras casi 60 años de historia

  • Comentar
  • Imprimir
Algunas portadas de conocidos libros con el logo de El Círculo de los lectores / @PacoGarrD
Algunas portadas de conocidos libros con el logo de El Círculo de los lectores / @PacoGarrD

En sus casi 60 años de historia, el Círculo de Lectores ha llenado de libros las estanterías de muchos hogares españoles. Pero la editorial Planeta, su dueña desde 2014, ha decidido cerrar este club de lectura, que en los años 90 llegó a tener más de un millón de socios. Un sistema de distribución algo anticuado frente al empuje digital de gigantes como Amazon y el cambio de hábitos de los lectores.

Algunos de ellos comparten su sentimiento de nostalgia a través de las redes sociales, mostrando en sus perfiles imágenes de las características portadas de estos libros y anécdotas asociadas a un servicio que, a menudo, conocen a través de sus padres y que supuso su primer acercamiento a la lectura. [Puedes encontrar más recuerdos al final del texto].

Creado en 1962, Círculo de Lectores llegó poco después a América Latina. “Era una España deprimida social y culturalmente y nadie creía en que los españoles leyeran”, recordaba en 2012 Hans Meinke, quien fuera su director entre 1980 y 1997, con motivo de su 50 aniversario.

Pero no fue así. Por su funcionamiento, se convertía en un ritual en muchas familias. Después de que un comercial visitara tu casa con una oferta inicial bajo el brazo para lograr que te hicieras socio, recibías un catálogo/revista en el buzón o en persona, que incluía todas las ofertas y novedades.

Como socio, te comprometías a hacer una compra periódica, generalmente cada dos meses, y un agente te visitaba en ese tiempo para entregarte el libro o los libros elegidos y recoger tu nueva petición. De esa labor de distribución personal se encargaban a menudo amas de casa o jubilados en busca de un dinero o una ocupación extra. Con ella se llevaban una pequeña comisión por cada socio de larga duración que mantenían dentro del círculo bibliófilo.

Además de charlar un rato, estos agentes te recomendaban novedades o joyas ocultas y se convertían en librerías humanas para aquellas familias que, por una razón u otra, no acudían de forma habitual a estos establecimientos.

Muchos ejemplares de todo tipo de bestsellers, como Caballo de Troya de J. J. Benítez y El señor de los anillos de Tolkien, llevan en sus portadas el sello del Círculo de Lectores, que ha llegado a lo largo de su historia a 19 millones de hogares españoles.

La noticia de su cierre llega un día después de que se anunciara que más de 700 librerías independientes de España se han unido para crear a partir de 2020 una plataforma de venta digital que compita con las grandes compañías como Amazon.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne