Estacionar el avión presidencial en la calle y otras ideas de quienes piensan ganar la rifa de AMLO

El presidente de México propuso vender 6 millones de cachitos de la Lotería Nacional a 500 pesos cada uno

  • Comentar
  • Imprimir

El presidente de México no quiere usar el avión presidencial. La aeronave José María Morelos y Pavón TP-01 se encuentra a la venta desde que el político tabasqueño asumió la presidencia en diciembre de 2018, como parte de sus promesas de campaña. Pero a un año de su administración, el Boeing 787-8, comprado por el Gobierno mexicano durante el sexenio de Felipe Calderón e inaugurado durante el periodo del priísta Enrique Peña Nieto, no ha encontrado comprador.

Esta mañana, López Obrador dio a conocer varias opciones para vender el avión presidencial. Una de ellas consiste en una rifa a través de la venta de boletos de la Lotería Nacional. “A 500 pesos [cada uno] en 6 millones de cachitos de la Lotería Nacional”, ha dicho el presidente en su tradicional conferencia de prensa este viernes. El hashtag #AviónPresidencial se colocó como tendencia a nivel nacional por la mañana y continuó siéndolo por la tarde.

El presidente explicó que con este método, la recaudación total sería de 3.000 millones de pesos (unos 145,5 millones de euros, aproximadamente) y al que ganara, se incluiría un servicio de operación de un año.

Ante la propuesta, varios usuarios se preguntaron qué podrían hacer en caso de ganar la rifa del avión presidencial. Desde estacionarlo en la calle hasta hacer una fiesta muy al estilo de Rosalía en el video Con altura.

El avión TP-01 tiene capacidad para transportar a 242 pasajeros, aunque con las adaptaciones realizadas por la administración de Enrique Peña Nieto esa cifra se reduce a 80. Entre las numerosas facultades, la aeronave tiene una habitación para el descanso del que fuera mandatario entre los años 2012 y 2018, internet, comunicación satelital y hasta sistema de antiespionaje.

López Obrador ha manifestado por varios años su intención de vender el avión presidencial. El avión, que costó 218 millones de dólares, viajó al arranque de la Administración hacia San Bernardino, al sur de California, donde permanece hasta ahora. A su vuelta, será expuesto junto a otras 28 aeronaves que el Gobierno subastará para venderlas o rentarlas.

Sigue a Verne México en Facebook, Twitter e Instagram y no te pierdas tu ración diaria de maravillas de Internet.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne