¿Sirve de algo compartir las imágenes de la hambruna en la ciudad siria de Madaya? Las ONG responden

"Cuando la gente comprueba las consecuencias de las ayudas es cuando aumentan las donaciones", apuntan desde Save The Children

  • Comentar
  • Imprimir

Como ocurrió con el caso del niño ahogado Aylan Kurdi, las redes sociales se llenan estos días de imágenes de la ciudad siria de Madaya que están haciendo reaccionar a la opinión pública. El frío y la falta de alimentos y de medicinas en el lugar, asediado por el régimen del presidente Bachar al Asad, han provocado decenas de muertes en las últimas semanas.

ONG como Save the Children y Médicos sin Fronteras denuncian la situación de extrema precariedad que están viviendo las más de 40.000 personas sitiadas en la zona. Tal ha sido la repercusión de las informaciones que llegan desde allí, que la ONU ha logrado que Damasco permita la entrada de ayuda.

Miles de personas están compartiendo en Facebook vídeos como este de AJ+, en el que un niño asegura llevar siete días sin comer, creado a partir de imágenes compartidas en Twitter por una periodista australiana. Sophie McNeill, corresponsal en Medio Oriente para ABC News, explica que ha recibido la grabación de un doctor cuya clínica se encuentra en Madaya.

Como ocurrió con el caso de Aylan y con los refugiados, cuando muchos internautas se preguntaban qué podían hacer para ayudar y si servía de algo compartirlo en sus redes, hay quien se cuestiona ahora si es útil contribuir a la cadena de viralización. Consultamos con varias ONG.

¿Es útil compartir las imágenes en redes sociales?

Las ONG prefieren no compartir ese tipo de imágenes, ya que no es su cometido, pero consideran que es positivo que los internautas lo hagan. "Es a los medios de comunicación a los que les corresponde ofrecerlas y a las redes sociales viralizarlas", explica a Verne Clara Ávila, responsable de Redes Sociales y Comunicación online de Save the Children España.

"Compartir fotos de lo que ocurre siempre genera presión social. El caso del niño Aylan es un claro ejemplo de cómo Europa se puso las pilas a la hora de colaborar a partir de una imagen viral", comenta Ávila, quien considera más efectivo relacionar las campañas de sensibilización con imágenes positivas. "Cuando la gente comprueba las consecuencias de las ayudas es cuando las donaciones aumentan y se prolongan en el tiempo", asegura.

De todos modos, el exceso de información en redes sociales no garantiza resultados. Amaia Esparza, directora de Comunicación de Médicos sin Fronteras España, considera que hay mucha información sobre lo que está ocurriendo en Siria. "Vivimos a golpe de inmediatez. El caso de Aylan conmocionó durante dos días y luego murieron otros muchos niños cuya historia no ha afectado a la gente. ¿Qué compromiso político despertó esa imagen? Las soluciones políticas reales no llegaron", dice a Verne.

Médicos Sin Fronteras (MSF) no comparte testimonio gráfico de lo que está ocurriendo en Madaya, ya que la organización tiene una línea ética muy clara con respecto al uso de imágenes. "Nunca mostramos fotografías en las que se pueda ver afectada la parte humana del paciente. Primero intentamos proteger la dignidad de las personas", apunta. Además, MSF solo promueve aquellas fotografías de producción propia y, en el caso de una ciudad sitiada, solo activistas locales y periodistas sociales tienen acceso al lugar. "Que los usuarios compartan esas imágenes ayuda a poner cara a la tragedia", admite.

Desde Oxfam Intermón también consideran que los pasos que los gobiernos dieron tras la conmoción por el caso de Aylan fueron pequeños, pero valoran que "las redes sociales cada vez tienen más fuerza a la hora de influir en las decisiones políticas", apunta Laura Hurtado, portavoz de la organización. 

¿Cómo se puede ayudar a la gente de la ciudad?

Donar es importante, pero difundir la palabra también. La situación en Madaya hace que sea casi imposible que las donaciones económicas se conviertan en ayuda inmediata en esa zona concreta. "En Siria hay cien Madayas en condiciones similares, pero que no aparecen en los medios. Ese dinero puede ayudar a otra ciudad del país", apunta Susana Hidalgo, responsable de Comunicación de Save The Children en España.

"En general, siempre que se desee donar dinero a través de internet, hay que asegurarse primero de que esa ayuda económica va a llegar a su destino. En el caso de Madaya, lo primero que hay que solicitar es que el asedio se relaje, para que la ayuda pueda entrar en la ciudad", comenta Amaia Esparza, coincidiendo con los comunicados que lanzan tanto  Médicos Sin Fronteras como Save The Children.

El donativo sigue siendo primordial y cada vez es más accesible desde internet, recuerda Laura Hurtado. "De todos modos, en Oxfam Intermón creemos que difundir la palabra también es una forma de colaborar. Es muy importante compartir fotos, siempre que la información esté contrastada y se contextualice de forma adecuada. Hay 60 millones de refugiados en el mundo y no todos son del conflicto sirio", apunta.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne