El único requisito para disfrutar de este piso "interior en zona tranquila” es morirse

Una inmobiliaria de Aranda de Duero ha puesto a la venta una tumba como si se tratara de una vivienda

  • Comentar
  • Imprimir

"Seminuevo, interior, en zona tranquila". Podría ser el anuncio de cualquier piso poco luminoso en un barrio periférico, pero no. Es la descripción de una tumba a la venta por la inmobiliaria Hunter Properties en el cementerio de Aranda de Duero, en Burgos, que ha provocado un pequeño conflicto con el Ayuntamiento. El consistorio envió el 13 de octubre a la Policía Local para retirar el cartel de "Se Vende" de la tumba.

Cartel promocional de la inmobiliaria para la venta de una tumba en el cementerio de Aranda de Duero

La venta de la tumba surgió de la iniciativa de un cliente de la inmobiliaria. "Tenía una sepultura que no iba a utilizar y nos preguntó si podríamos venderla", explica Rubén Madrigal, gerente de Hunter Properties, vía telefónica a Verne. "Nuestro eslogan es si se vende, lo tenemos, así que decidimos intentarlo. La idea de tratarlo como si se tratase de un piso fue de mi hija, de 15 años".

El equipo de la inmobiliaria se desplazó entonces al cementerio para tomar fotografías de la sepultura, a la que colocaron un cartel de "se vende" para las fotos promocionales. "El cartel se puso solo para el reportaje fotográfico", cuenta Madrigal, "pero no se dejó puesto en ningún momento, por decoro". Sin embargo, cuando el Ayuntamiento vio las imágenes publicadas en Diario de Burgos, llamó al gerente de la inmobiliaria para que lo retirara.

"Aunque les insistí en que en la sepultura ya no había cartel alguno, mandaron a la Policía Local para retirarlo", explica Madrigal. "Obviamente, llegaron y no encontraron nada, así que dieron parte y listo".

Según explica Madrigal, ya ha habido interesados por el inmueble: "Se han interesado sobre todo desde tanatorios", cuenta, "porque intentan tener localizados espacios para poder agrupar a familias".

¿Puede venderse una tumba?

Diario de Burgos, primer diario en publicar la noticia, explica que la venta de este peculiar inmueble puede entrañar otro problema: su legalidad. Según el diario, el terreno del camposanto es municipal y no pueden hacerse "ventas" como tales, solo cesiones que no otorgan la propiedad sino el derecho de uso. Madrigal aclara que su "venta" en el cementerio se refiere a esa cesión.

"Funciona igual que una plaza de garaje en un parking público", cuenta el gerente de la empresa. "Lo que se vende es la cesión para su uso por un tiempo determinado. Solo que antes de realizar la cesión entre particulares es necesario pagar unas tasas al Ayuntamiento y que este lo autorice, y siempre lo hace".

La tumba no es lo más raro

Madrigal ha reconocido a Verne que se encuentra "sorprendido" por la repercusión del anuncio. "Se han interesado muchos medios y en nuestro Facebook hay muchos usuarios bromeando sobre el anuncio", cuenta. "Hay quien ha dicho que eso es encontrar un nicho de mercado, y también nos han preguntado si incluye plaza de garaje".

Según Madrigal, la tumba ni siquiera es lo más raro que han vendido. "Nuestro lema es si se vende, lo tenemos", recuerda. "Durante la crisis, vender viviendas se volvió complicado, así que comenzamos a vender bodegas de vino", cuenta. "También hemos vendido desde iglesias y ermitas a equipos de fútbol". Y ahora, también tumbas.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Entra en El País para participar

Lo más visto en Verne