Estas mujeres demuestran que la tecnología no es cosa de hombres

Cuatro jóvenes cuentan cómo decidieron ser parte de una industria que va en crecimiento

  • Comentar
  • Imprimir
De izquiera a derecha: Sandra Bollo, Mercedes Zubieta, Valeria Pérez y Sandra Fernández. Al fondo Adriana Noreña, vicepresidente de Google Hispanoamérica y Mariana Costa, cofundadora y CEO de Laboratoria.
De izquiera a derecha: Sandra Bollo, Mercedes Zubieta, Valeria Pérez y Sandra Fernández. Al fondo Adriana Noreña, vicepresidente de Google Hispanoamérica y Mariana Costa, cofundadora y CEO de Laboratoria.

Sandra Fernández, Mercedes Zubieta, Sandra Bollo y Valeria Pérez son cuatro egresadas de Laboratoria, una organización que se dedica a brindar educación y oportunidades de empleo en el área tecnológica a mujeres en América Latina. Ellas forman parte del 10% de programadoras mujeres que laboran en esta región del continente, según datos de Google Hispanoamérica. En entrevista con Verne, nos cuentan cómo tomaron la decisión de desarrollarse en un mundo que erróneamente se cree es exclusivo de hombres.

Fernández, originaria de Chile, planeaba estudiar odontología o psicología. “Terminé la preparatoria y sabía que quería estudiar, pero no sabía qué”, comenta la joven de 20 años a Verne en entrevista. “Nunca pensé en tecnología como un opción hasta que se dio la oportunidad de aprender sobre el tema”. Zubieta, de Lima Perú, relata que ella estaba estudiando administración y que mucho tuvo que ver el hecho de que su familia se dedicara a lo mismo. “Estudié y trabajé en lo mismo, pero no me convencia. A mi me gusta del código porque puedes crear cosas desde cero y a tu manera”, dice la ahora asistente de profesor de 22 años. “Lo emocionante es que puedes impactar a muchas más personas. La tecnología te lo permite”.

Antes de dedicarse a hacer código, Bollo y Pérez, originarias de la Ciudad de México, trabajaron en una tienda de conveniencia y en una ferretería respectivamente. Las jóvenes de 24 y 26 años no sabían que iban a trabajar en la industria de la tecnología. “Yo quería estudiar diseño de modas”, dice Bollo. Pérez agrega: “A mi me gustaba la ilustración, pero no sabía en qué enfocarme. Cuando descubrí el código descubrí que las posibilidades eran infinitas”.

"¿Estás segura de que este es tu salón de clases?"

La primera vez que Zubieta se presentó a su clase de Base de Datos, su profesor le preguntó, ¿Estás segura de que este es tu salón de clases? A lo que ella respondió afirmativamente. El maestro volvió a preguntarlo a manera de broma y los alumnos, que eran en su mayoría hombres (solo había otra chica más) rieron. “Esa vez me sentí rara por ser mujer y sí un poco discriminada”.

Fernanda, Sandra, Mercedes y Valeria en Google México. Fotografía: Abril Mulato.

Pérez también vivió una situación similar, cuando hace menos de un año participó en un rally de código en el que se pidió a los participantes elegir equipo. “Había una cantidad brutal de hombres y éramos muy pocas chicas y muy jóvenes”, relata. “Cuando intentabas acercarte para formar equipo nadie te integraba. Al final tuvimos que hacer un equipo de puras mujeres. No ganamos, pero quedamos cerca y no dejamos que ningún chico nos detuviera. La tecnología no es exclusiva de los hombres”.

Fernández agrega que el machismo existe en el mundo digital y en todos las industrias. “No importa la carrera que estudies o en la que decidas desarrollarte, el machismo existe en todos lados”, dice. “Lo único que nos queda hacer es enfrentarlo y no dejarse intimidar por ningún hombre”.

Actualmente estas cuatro jóvenes trabajan en distintas empresas y agencias digitales haciendo códigos y diseñando. Las cuatro saben que todavía les queda mucho por aprender y esto las entusiasma bastante. “Para mi, la tecnología es un cambio radical que me ha permitido darme cuenta de que no existen los límites”, asegura Fernández. Para Zubieta es una forma de crear: “crear todo el tiempo para ti y para los demás”. Bollo cree que es la herramienta para hacer magia y para Pérez es otra manera de hacer arte. “Es la solución a muchas cosas”, dice.

Sigue a Verne México en Facebook, Twitter e Instagram y no te pierdas tu ración diaria de maravillas de Internet.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne