Dos niños y la tuna interrumpen a un profesor en la BBC

Otra versión de lo que podría haber pasado durante la entrevista viral. Con dinosaurios.

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

[Este artículo pertenece a La Carta de Verne, nuestra newsletter que llega todos los domingos. El tercer domingo de cada mes, siempre será de humor. Si quieres empezar a recibirla, apúntate aquí].

—Los escándalos pasan todo el rato. La cuestión es cómo responden las democracias a esos escándalos.

—¿Y qué significa eso para la región? Veo que su hija se ha colado...

—Cielos, es cierto. Pero no voy a entrar en pánico, a pesar de que me están viendo millones de personas en directo. No voy a intentar apartarla inútilmente del plano con la esperanza de que se vaya a jugar. No pienso permitir que miles de personas me juzguen en Twitter por un vídeo de un minuto. Mire: la pongo en mi regazo y le doy dos besos.

—Muy bien, profesor. Entonces, respecto a la presidenta de Corea…

—Mi hija podría ser la presidenta de Corea. Es coreana, lleva gafas. No sé qué más pruebas necesita. Marion, tú podrías ser la futura presidenta del país.

—No lo dudo. Respecto al futuro del gobierno…

—¡Haga el favor de no interrumpirme cuando hablo con mi hija! Marion, la presidenta del país ha sido destituida por los tribunales al estar implicada en un escándalo de corrupción.

—De eso queríamos hablar con usted.

—Primero se lo contaré a ella. Entienda que tiene prioridad. Bien, Marion, ¿qué se deduce de todo esto? Que para robar hay que ser inteligente. No puedes dejar que te pillen. ¿Te acuerdas de la lista de países sin acuerdo de extradición con Corea? Venga, recítala.

—Profesor Kelly, algo que queríamos saber es...

—Sé lo que se está preguntando. Si llevo pantalones. ¿Y usted? ¿Usted lleva pantalones?

—Claro que…

—Lo admito, llevo una falda escocesa. ¿Por qué? Porque no se ve. La semana pasada llevaba un tutú.

—La semana pasada no hablamos con usted.

—¿Y eso qué tiene que ver?

—Creo que está entrando otro niño en la habitación.

—En esta habitación puede entrar quien quiera. Tengo una pancarta en el balcón que dice: “Human beings welcome”. Los vecinos suben por las escaleras cuando vamos a coincidir en el ascensor. Total, que este espacio está abierto a todo el mundo. Pero si alguien coge un libro, que me lo devuelva, por favor.

—¿Todos sus libros son sobre Corea?

—Efectivamente, sobre Chick Corea, mi músico favorito. Es mi especialidad. Lo sé todo sobre el jazz de Chick Corea.

—¿Pero usted no daba clases sobre Corea del Sur?

—No, no… En Corea del Sur sobre Chick Corea. ¿Cómo voy a dar clases sobre Corea en Corea? ¿Estamos locos? Si soy de Estados Unidos. Mi hija sabe más sobre Corea que yo. Con lo difícil que es hablar coreano. Apenas sé pedir una cerveza. Maegju. Ya está. Eso es todo lo que sé. Si quiero más de una hago así con los dedos.

—¿Pero por qué contestaba a nuestras preguntas si no sabe nada sobre Corea?

—Porque no soy un maleducado.

—Su hijo está mordiendo el mapa.

—Es que se va a comer el mundo… ¡Jajaja…!

—No, oiga, que le va a sentar mal.

—¿Usted qué sabrá? Cómo odio cuando la gente da consejos de paternidad.

—¿Eso era una petaca?

—No. Y tampoco tenía whisky.

—Creo que deberíamos dar la entrevista por finalizada.

—¿Y qué hay de la libertad de expresión? Tengo derecho a decir lo que pienso. ¡Las películas de Marvel son aburridísimas! ¡Que todo el mundo lo sepa! ¡Civil War no tiene sentido! ¿Y por qué siguen haciendo películas de Thor? ¿No es evidente que el personaje es insoportable? ¡Los chascarrillos de Iron Man no son graciosos!

—Lo siento, no tenemos más tiempo.

—Y tanto que sí. Nosotros cenamos tarde.

—Acaba de entrar su esposa.

—¿Por qué dice que es mi criada?

—No he dicho eso…

—Eso es racista.

—Pero yo no…

—Usted igual no, pero fíjese lo que dicen en Twitter.

—No sé qué decirle. Aparte de que tiene el móvil apagado.

—Soy un profesor universitario que se conecta por Skype con la BBC desde el dormitorio y ahora resulta que tengo dinero para pagarme una niñera.

—Su esposa está haciendo gestos para que se calle.

—¿Sabe cuál es el sueldo de un profesor universitario? ¡Yo tampoco! ¡Aquí se cobra en wons y no sé cuánto valen! ¡No consigo acostumbrarme!

—Profesor, ahora veo que entra Doc, de Regreso al futuro.

—Cielos.

—¡Robert! ¡Tienes que venir conmigo! ¡Tenemos que evitar que te hagas viral!

—¿Pero qué dice?

—Y ahora entra un tyrannosaurus rex en la habitación.

—¡Todos quietos! Detectan el movimiento.

—Buenas noches, ¿hay alguien en casa? ¿Podría ver su factura del gas?

—No os mováis… Es un tyrannosaurus rex estafador…

—Pero profesor Kelly…

—¡Silencio!

—...

—Ya está, se ha ido.

—Señor Kelly, acaba de entrar la tuna de Derecho de la Universidad de Navarra.

—¡No! ¡Socorro! ¡La tuna, no! ¡No! ¡Que alguien avise al ejército! ¡SOCOR…!

—Se ha cortado la emisión. Hemos hablado con el profesor Kelly de la Universidad de Pusan. Como siempre, muy esclarecedor. Gracias, señor Kelly.

[El tercer domingo de cada mes, La Carta de Verne, nuestra newsletter, será de humor. Si te han reenviado este artículo y quieres empezar a recibir nuestros envíos, apúntate aquí].

Selección del contenido y redacción de la carta: Jaime Rubio Hancock @jaimerubio

* Para que no te pierdas nada, nosotros te mandamos lo mejor de Verne a tu móvil: ¡únete a nuestro Telegram telegram.me/verne!

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Archivado en:

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en Verne