La Universidad de Guadalajara reprueba con cero a 504 estudiantes por copiar

El sistema levantó una alerta porque respondieron a una prueba de ejercicios matemáticos en cinco minutos

  • Comentar
  • Imprimir
Una foto de archivo de una estudiante universitaria usando la computadora
Una foto de archivo de una estudiante universitaria usando la computadora.

Más de 500 estudiantes de la Universidad de Guadalajara (UdG) hicieron trampa en un examen de contabilidad. Un alumno de semestres más avanzados les proporcionó las respuestas de la prueba que debía responderse en línea o vía remota. El sistema del examen envió una alerta a las autoridades universitarias cuando detectó que los estudiantes habían finalizado la prueba en cinco minutos o menos. Después de una indagación de la universidad, los estudiantes confesaron haber recibido las respuestas de antemano.

Un oficio del Centro Universitario de Ciencias Económica Administrativas (CUCEA) circula en Facebook y Twitter desde este miércoles. En él, se expone el caso y las sanciones para los estudiantes implicados: una suspensión de tres meses y medio para el estudiante que proporcionó las respuestas y la anulación del examen, es decir, una calificación de cero para los 504 estudiantes de primer semestre que hicieron trampa.

ampliar foto
Imagen del oficio respecto al caso de fraude en el examen de contabilidad. CUCEA

La plataforma que la UdG utiliza para aplicar el examen está diseñada para detectar estos casos, explica a Verne José Alberto Becerra director académico del CUCEA. “Se revisaron los resultados y encontramos que 504 exámenes se habían respondido en menos de cinco minutos y con una calificación muy buena”, dice. La prueba, que contenía ejercicios de matemáticas, estaba diseñada para responderse en por lo menos 19 minutos, añade el académico.

Después de evaluar la situación, el consejo académico del CUCEA informó a los 504 estudiantes que sus exámenes habían sido anulados. “Solo 11 estudiantes reclamaron, se les ofreció la opción de respetarles la calificación si realizaban el examen en presencia de un profesor y obtenían la misma cantidad de aciertos”, cuenta Becerra. “Fue cuando reconocieron de que habían recibido ayuda de otra persona”.

La prueba de contabilidad es obligatoria para los más de 2.500 estudiantes de licenciaturas relacionadas a la economía y la administración. Un cero en el examen podría implicar la resta de entre el 10% y el 20% en la calificación final de la materia de Contabilidad. El porcentaje depende del profesor que imparte la materia.

La normatividad de la UdG establece que la sanción por recibir o utilizar ayuda fraudulenta en una prueba es la suspensión hasta por un año. Este es el castigo máximo y se aplica normalmente cuando el estudiante reincide, explica Becerra. “Queremos dejar claro que estos casos no los tomamos a la ligera”, dice el académico. “Pero expulsar a un estudiante por una situación como esta tiene fuertes implicaciones, no queremos arruinar su vida académica”.

El coordinador añade que por tratarse de estudiantes de primer semestre, las autoridades decidieron implementar una sanción menos severa. Los alumnos responsables estarán obligados a acudir a un curso sobre responsabilidad y ética académica para poder continuar con sus estudios. El caso aún está bajo investigación y los estudiantes tienen derecho a apelar las decisiones de la autoridad universitaria. 

Las sanciones por hacer trampa en los exámenes en otras universidades

UNAM: Su Estatuto General impone una suspensión de hasta un año por presentar o recibir “ayuda fraudulenta en las pruebas de aprovechamiento”, así como la nulidad del examen.

Tecnológico de Monterrey: El uso de un acordeón o información no autorizada en un examen es castigado con un DA (Deshonestidad Académica) como calificación parcial o final de la materia cursada. Esto equivale a una calificación de uno, en una escala del uno al 100.

Universidad Iberoamericana: Si un estudiante se comunica “con alguno de sus compañeros u otra persona en alguna forma no permitida por el profesor a lo largo de la realización de la evaluación”, se le puede anular el examen, reprobar en la materia o ser expulsado, “a juicio de la autoridad competente”.

Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM): Si el estudiante comete alguna práctica fraudulenta, como copiar o hacer trampa en un examen, el profesor puede calificar la materia como No Acreditada. Si alguna de estas prácticas se comete dos veces se de dará de baja definitivamente del Instituto.

Harvard: Si un estudiante incurre en algún fraude durante un examen o trabajo será sometido a una sanción que determine el consejo disciplinario competente. La máxima sanción puede ser la expulsión de la facultad en la que se estudia.

Stanford: El Código de Honor de la universidad establece que un estudiante que recibe ayuda no autorizada para responder un examen podrá ser suspendido por un cuatrimestre y deberá cumplir 40 horas de servicio comunitario en la primera ofensa. Por una reincidencia, el estudiante podría ser suspendido por tres cuatrimestres y deberá realizar más de 40 horas de servicio comunitario.

Oxford: En el caso en el que el estudiante realice alguna práctica no autorizada durante la aplicación de un examen, como copia o hacer uso de información no permitida, estará sujeto a la decisión de un consejo disciplinario. Este podría sancionar al alumno con una multa, una calificación reprobatoria en la materia, eliminar la posibilidad de graduarse con honores, la suspensión temporal o expulsión.

Sigue a Verne México en Facebook, Twitter e Instagram y no te pierdas tu ración diaria de maravillas de Internet.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne